Alkorta: “Valverde encajaría perfectamente en la filosofía del Real Madrid”

13.02.2016 – 05:00 H. Han pasado ya muchos años desde que el fútbol empezó a ser una máquina de gastar dinero, de invertir en jugadores millonadas que ...

13.02.201605:00 H.

Han pasado ya muchos años desde que el fútbol empezó a ser una máquina de gastar dinero, de invertir en jugadores millonadas que antes resultaban impensables. Cada temporada, los grandes equipos europeos se gastan cientos de kilos en reforzarse con grandes futbolistas, pero se ha creado una tendencia últimamente en la que los entrenadores también se han convertido en estrellas. Los equipos ya no sólo se pelean por fichar al mejor delantero, sino también lo hacen por los mejores entrenadores. Quizá solo hay uno en el planeta fútbol que puede elegir dónde entrenar, en vez de ser seleccionado por algún club. Ese es Guardiola. Pero hay otros muchos que llaman la atención a los mejores y que les gustaría contratarlos.

Poco a poco, Ernesto Valverde se está colocando en esa lista de técnicos secundarios que esperan ser llamados por algún grande. De hecho, ya lo han llamado, pero el Athletic pesa mucho. No es complicado imaginar a Valverde dentro de un tiempo en algún equipo diferente al rojiblanco, pero por ahora ha encontrado su lugar, y lo ha hecho en casa. El Madrid le quiso, también le quiso el Barça, y no lo movieron de San Mamés. Y bien que hizo, porque quedándose hizo ganar a los leones un título 31 años después. Para entender mejor al ‘Txingurri’, El Confidencial ha hablado con uno que lo conoce bien, que jugó con él, que también lo tuvo enfrente: Rafa Alkorta se encuentra en Marsella como segundo de Míchel y nos atiende sin problema por teléfono siempre que no se hable del Olympique.

Alkorta y Valverde coincidieron en el Athletic de principios de la década de los 90, cuando Clemente volvió al Athletic después de una temporada en el Atlético de Madrid. El rubio se trajo a Valverde del Barça, donde no había jugado mucho por culpa de las lesiones. Creyó en él y le dio confianza en San Mamés. Por allí llevaba ya unos años Rafa Alkorta, que todavía tardaría otros tres más en marcharse al Real Madrid. Fueron años complicados para el club bilbaíno, pero esos años juntos no se olvidan con facilidad.

La pasión del Txingurri por las fotos

Alkorta junto a Míchel en un entrenamiento del Olympique de Marsella (EFE).Alkorta junto a Míchel en un entrenamiento del Olympique de Marsella (EFE).

El excomentarista del ‘Plus’ recuerda con cariño la afición por la fotografía del Txingurri. “Tenía algunas fotos tremendas. Era como un hobby-trabajo para él. Le ayuda a evadirse del mundo del fútbol. Recuerdo haber estado hace muchos años en casa, en Bilbao, viendo sus fotos”, dice Alkorta, que reconoce que en el vestuario algunos pensaban: “qué raro es que hace fotos”. Pero esa afición demostraba que Valverde “siempre ha tenido unas inquietudes mucho más allá del fútbol y eso le ha dado riqueza personal, la cual luego utiliza muy bien. Por eso lo considero uno de los mejores entrenadores de Europa”.

Precisamente por eso, Valverde está de moda. Lo han colocado en muchos sitios y por eso a Alkorta no le sorprendería “porque cualquier equipo grande le puede llamar por su experiencia y su conocimiento. Eso nos hace saber que tenemos -los aficionados del Athletic- un entrenador muy bueno. Lo que tengo claro es que acertará haga lo que haga”. Por ahora, como decimos, está “muy a gusto en Bilbao”. Allí, Valverde dispone de una plantilla joven con proyección “a la que ha comprendido muy bien desde que llegó”.

La pregunta importante es: ¿encajaría Ernesto Valverde en el Real Madrid? Rafael Alkorta no lo duda: “Perfectamente. El Madrid es complicado, pero no creo que haya un club grande que no tenga problemas, historias, crisis… Pero él es lo suficientemente bueno, sensato y listo para poder desenvolverse en el Madrid o en cualquier sitio. Su fútbol es como el del Madrid, muy vertical y con mucha velocidad. Encajaría perfectamente con la filosofía del Madrid: tener el balón para atacar, no para dormir al contrario”.

Como jugador, Valverde “era muy divertido”, pero lo que más le impresiona a Alkorta es que “no tenía muchas condiciones físicas, ni era grande, ni fuerte ni rápido, pero era muy bueno. Con aquellas carencias que tenía, jugó en el Barça, y eso no lo hace cualquiera”. Y según el canterano rojiblanco, “todo lo que hace como entrenador, lo hacía como jugador”.

El Txingurri, en un encuentro contra el Espanyol, junto a Fresnedoso.El Txingurri, en un encuentro contra el Espanyol, junto a Fresnedoso.

Una persona normal que ama el fútbol

Pero esas condiciones buenas no servirían de nada a nadie si no supiese cómo transmitirlo a sus jugadores, y eso es algo que Valverde domina a la perfección. De hecho, en los pocos meses que estuvo en el Valencia dejó un poso muy profundo en la plantilla, que le pidió que siguiese en Paterna, pero llegó el Athletic y no se lo pensó. Los jugadores hasta se divertían en los entrenamientos, aprendían con él y consiguieron el objetivo de entrar en Europa.

No necesita de grandes discursos -continúa Alkorta– ni de aspavientos para comunicarse con sus jugadores y yo creo que eso es una virtud. Tiene una manera de gestionar los grupos muy sencilla que a los jugadores les llega muy fácil. Quizá sea una de las ventajas de los entrenadores que han sido futbolistas. No digo que sean mejores que los que no lo han sido, pero tienen una percepcción muy diferente. Tienen otra percepción de lo que le puede estar pasando a un jugador cuando tiene una lesión, o un problema o una falta de confianza. Su forma de trabajar le viene bien a él, a los chicos y a toda la gente que tiene a su alrededor. Es una persona normal a la que le encanta el fútbol, y a veces se echa de menos gente normal”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes