Ancelotti: o sigue entrenando en el Real Madrid… “o paro un año”

“El futuro mío está claro en mi cabeza: o sigo aquí o me paro un año”. Con respeto, cautela y las mismas formas que le han identificado como un caballero ...

“El futuro mío está claro en mi cabeza: o sigo aquí o me paro un año”. Con respeto, cautela y las mismas formas que le han identificado como un caballero en el banquillo, Carlo Ancelotti ha capeado la última rueda de prensa de la temporada, la última como entrenador del Real Madrid salvo sorpresa. El italiano insiste en que “no” tiene “ninguna comunicación. Nos vamos a encontrar el lunes o el martes y ahí el club tomará su decisión”, aunque –corporativo- asegura que “entiende” si la directiva presidida por Florentino Pérez no respeta su último año de contrato.

Un par de horas después de recibir una ovación por parte del Santiago Bernabéu en el 7-3 ante el Getafe, Ancelotti se sentó como si nada en la sala de prensa del feudo madridista. Dejó ver que quiere seguir entrenando en Valdebebas, pero también mostró su lado de ‘hombre de club’: “Deseo quedarme y si el club me dice que no continúo no estaré contento pero son cosas que he pasado en Juventus, Chelsea… son cosas que pasan en el fútbol. No pasa nada, no será la última vez porque me gusta entrenar”.

“Todavía tengo que esperar. Nos vamos a encontrar la próxima semana para aclarar con el club el futuro. Nadie aquí tiene prisa. Está pensando para tomar la necesidad justa y yo estoy esperando”, insistió Ancelotti cuando fue cuestionado nuevamente por si se sentía ya fuera del Madrid. “Es normal que se cuestione mi puesto por los resultados. Esto sirve para mejorarte, tenemos que evaluar con calma lo que ha pasado esta temporada y mejorar para la siguiente”.

Desbarató la idea de irse al Milan

Desbarató algunas especulaciones que le situaban en septiembre por Milán si el Madrid prescindía de sus servicios, “me reafirmo en lo que he dicho”, es decir: o en el Madrid o año sabático.

El Madrid finaliza subcampeón de Liga con 92 puntos, 28 de 30 puntos posibles en la recta final del campeonato, gracias a la “seriedad y profesionalidad en estos últimos partidos de los futbolistas, hasta el último minuto del partido. He hablado con los jugadores porque era el último partido (no como una despedida, como sugería la pregunta) y les he agradecido su esfuerzo por la temporada y por lo que hemos pasado –en lo bueno y lo malo-“.

Su balance del año liguero, lo repitió, dando su clave de dónde estuvo el punto débil: “Hemos tenido la baja de tres jugadores muy importantes a principios de año, cuando perdimos partidos claves”.

Dejó un último mensaje, cuando fue cuestionado sobre los aplausos que recibió Casillas en el último partido de la temporada: “La afición ha comprendido que Iker es importante para este club. Más vale tarde que nunca”. Más vale tarde que nunca…

Fuente: ElConfidencial – Deportes