Antiviolencia abre expediente informativo a los promotores de la pitada al himno

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado abrir expediente ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado abrir expediente informativo a las personas físicas, jurídicas y entidades que hayan promovido, facilitado o dado cobertura a las conductas infractoras detectadas durante la la final de la Copa del Rey, entre ellas la pitada al himno nacional. Así lo han confirmado Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, y Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, tras la reunión celebrada este lunes en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD).

En total, la comisión ha tomado seis acuerdos, entre ellos remitir a la Fiscalía General del Estado la documentación policial para que evalúe la trascendencia penal de algunos de los hechos acaecidos”. También se solicitan las actas del responsable de seguridad de la Generalitat. En el apartado deportivo, los acuerdos se han centrado en solicitar más información a las tres partes implicadas en la organización de la final, Real Federación Española de Fútbol, Athletic Club y FC Barcelona. A las tres entidades se les concede un plazo de cinco días para que comuniquen las medidas adoptadas. La comisión ha considerado de “extrema gravedad” los incidentes acaecidos durante la final del pasado sábado, especialmente los pitidos durante el himno nacional, actos que ha condenado enérgicamente de manera unánime.

Martínez expresó la “condena más enérgica de todos los incidentes, y muy especialmente de los pitidos, ofensas verbales y gestuales que sirvieron para la utilización de un espectáculo deportivo para realizar una ofensa intolerable, de extrema gravedad desde el punto de vista de la violencia en el deporte”. Además, anunció que la Comisión ha decidido recabar información policial y abrir expediente informativo a las personas o entidades que hayan promovido o colaborado para realizar la pitada, remitir esta documentación a la Fiscalía General del Estado para evaluar la trascendencia penal de los hechos y solicitar a los responsables de seguridad de la Generalitat las actas del coordinador de seguridad del encuentro y los criterios para ubicar a las hinchadas del equipo.

Posteriormente, Cardenal explicó los acuerdos adoptados para “depurar responsabilidades en el ámbito deportivo” que pasan por requerir documentación a la RFEF, al Athletic y el Barcelona por un posible incumplimiento del deber de asegurar la normal celebración de un espectáculo deportivo: “Algunos de los acuerdos van en la dirección de recabar más información a las entidades que se requerirán. Estos acuerdos tienen una vertiente de interior y otras deportivas. La Comisión condena todos los incidentes acaecidos de diversa naturaleza y gravedad, y muy especialmente los pitidos, las ofensas verbales y gestuales durante la interpretación del himno nacional”. La Comisión espera que toda la información requerida a los dos clubes implicados, a la organización del evento, a la Real Federación Española de Fútbol y a los organismos de seguridad, llegue en un plazo “lo más breve posible” para resolver las posibles sanciones. La RFEF y los dos clubes deberán explicar las “medidas adoptadas” a priori para evitar los hechos.

“Serían sanciones en todo caso administrativas, como sanciones económicas, encuentros a puerta cerrada, cierres parciales y otros tipos de sanciones establecidas por la ley. Si se demuestra negligencia, no se descarta una actuación de esa naturaleza”, avisó el presidente del CSD. Cardenal recordó que “la UEFA establece que pitar los himnos de las entidades que participan en un encuentro es algo que debe sancionarse siempre” y que esa posible sanción se produciría “con independencia de la diligencia que haya utilizado las entidades deportivas para trata de que eso no suceda”.

“La Comisión, además, ha tenido conocimiento de la organización predeterminada de los hechos que estamos hablando. También consta la introducción de objetos prohibidos y peligrosos, la exhibición y no retirada de pancartas también prohibidas y deficiencias en los controles de acceso y separación de las aficiones. Todas son infracciones de la ley que lucha contra la intolerancia en el deporte”, subrayó. Cardenal explicó que pretender resolver el caso “en un plazo de tiempo lo más breve posible tanto en el ámbito gubernativo y en el de la disciplina deportiva”. Por último, respecto a la pitada lamentó que “no tiene sentido que se fomente e incite sentimientos tan encontrados en personas que hombro con hombro están asistiendo a tal espectáculo. Que no sea instrumentalizado por esos afanes, legítimos, pero que tienen otros espacios ajenos al deporte”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes