Arbeloa, abogado de Cristiano: “Si no me molestó a mí, no debe molestar a nadie”

La imagen habla por sí sola y fue una de las más comentadas en esa nueva gigantesca grada futbolística en las que se han convertido las redes sociales. El ...

La imagen habla por sí sola y fue una de las más comentadas en esa nueva gigantesca grada futbolística en las que se han convertido las redes sociales. El pertinente Vine de la acción sólo rivalizó con el del saque de banda simultáneo de Coentrao y James, con dos balones y una sincronización que ni entrenándola diariamente en Valdebebas. Arbeloa, sí, Arbeloa, se anticipó a Cristiano para rematar el pase de Chicharito al corazón del área y marcó el 3-0 del Real Madrid al Almería. El portugués no sólo no celebró el gol de su compañero y, que se sepa, de su equipo, sino que se enfadó tanto que a punto estuvo de romper la red al remachar contra ella el mismo balón con el que el lateral se había estrenado como goleador en esta Liga, competición en la que no mojaba desde 2010. Un golazo de James y otro en propia puerta de Dos Santos fueron el 1-0 y el 2-0. 

“He visto la reacción de Cristiano y a mí no me molesta”, aseguró Arbeloa en la zona mixta del Bernabéu, midiendo mucho sus palabras para no retratar aún más el egoísmo en el que vive instalado el portugués. Pero el lateral fue más allá: “Y si a mí no me molesta, creo que no le tiene que molestar a nadie, añadió Arbeloa, erigido una vez más en la voz de la conciencia del madridismo, y especialmente de los nostálgicos de Mourinho. De hecho, el lateral diestro es el último reducto del ‘mourinhismo’ en el vestuario.

Tal vez por ello, porque su discurso tiene más peso que el de otros pesos pesados a los que no se les reconoce el mismo liderazgo, el internacional español hizo una clara apología de Cristiano Ronaldo. “Entiendo ese gesto como la ambición por hacer goles. Entiendo que Cris no solo quiere ganar los partidos. Él quiere hacer goles. Sabemos todos en el equipo que él está luchando por el Pichichi. Tiene una lucha con Messi por el trofeo de máximo goleador de la Liga y yo soy consciente de ello. Intentamos ayudarlo. Es normal que cuando tiene un partido y no marca (silencio). Esa ambición es lo que lo convierte en el número uno”, sentenció Arbeloa en la, posiblemente, mejor defensa que nadie podía hacer de Cristiano, pitado incluso por el Bernabéu cuando tiró a puerta en lugar de aprovechar los desmarques de sus compañeros.

Arbeloa marcó su primer gol en la presente Liga (Reuters)Arbeloa marcó su primer gol en la presente Liga (Reuters)

Obsesionado con el gol, CR7 lleva tres partidos sin marcar, toda una travesía del desierto para él. Desde el 11 de abril, en el 1-0 frente al Eibar en el Bernabéu, no logra un gol relevante y no de relleno. Desde entonces, firmó el 3-1 al Málaga en el minuto 90, se quedó sin ver puerta contra el Atlético en Champions y tampoco lo hizo contra el Celta (2-4) y el Almería (3-0). Claro que, como bien explicó Arbeloa, lo que más le preocupa es que Messi no para y ya suma 49 goles en todas las competiciones, 38 de ellos en Liga, por los 50 y 39, respectivamente, de Cristiano

Para cerrar el círculo y también una polémica inflamable, también le preguntaron a Arbeloa sobre la pitada del fondo sur del Bernabéu a Cristiano. “La afición es muy, muy exigente, y en todos los partidos hay silbidos porque en todos los partidos hay errores”, reflexionó. “Y va a haber pitidos siempre porque los futbolistas nos equivocamos, porque fallamos, porque la gente nos exige el máximo. Nosotros estamos encantados con el público porque al final siempre nos apoya. Cuando les necesitamos sabemos que siempre van a estar ahí”.

Menos afortunado estuvo Ancelotti, desde la perspectiva de Cristiano, claro está. “Si Cristiano no marca más goles desde ahora hasta final de temporada yo estoy contento”, dijo el técnico del Real Madrid al ser interrogado por el evidente enfado del portugués por volver a quedarse a cero, y por más que su equipo hubiera ganado con comodidad al Almería. “Ya ha marcado 50 y yo nunca he tenido un delantero que meta 50 goles en mi carrera. Así es que yo estoy contento”, añadió Carletto, aunque su mensaje a buen seguro no le sirve de consuelo a Cristiano, quien no dice ni mu y ahora tampoco su famoso uh. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes