Así salió Theresa May del Parlamento británico tras el atentado de Londres

24.03.2017 – 15:30 H. Desorientada, sin saber hacia dónde dirigirse y visiblemente nerviosa. Así fue cómo la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

24.03.201715:30 H.

Desorientada, sin saber hacia dónde dirigirse y visiblemente nerviosa. Así fue cómo la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, salió del Parlamento tras el atentado de Londres. A solo unos metros, se encontraba Khalid Massod, el terrorista que minutos antes había atropellado a decenas de personas y acuchillado a un policía. Solo 100 metros separaban a May del atacante, que se debatía entre la vida la muerte tras ser disparado por varios agentes.

[Miles de terroristas potenciales: el riesgo que vigila a Europa]

En un vídeo publicado este viernes por ‘The Sun’, se ve cómo la confusión y los nervios se apoderan de los encargados de la seguridad de la primera ministra británica. “¡Entra en el coche, entra en el coche!“, le gritan. Todos ellos llevan un arma en la mano. En un primer momento, May no sabe en cuál de los tres vehículos tiene que meterse e, incluso, se equivoca en una ocasión. Es en ese momento cuando uno de los guardaespaldas la conduce a un coche de color gris y es ella misma la que abre la puerta trasera y se introduce en él.

Una vez de dentro, el caos vuelve de nuevo ya que el vehículo gris hace una maniobra extraña: arranca, se dirige hacia la izquierda y luego va marcha atrás. Ante esto, uno de los agentes de seguridad se acerca al coche en el que está Theresa May, abre la puerta del copiloto y conversa con quien ocupa el asiento. Poco después, el coche sale del recinto del Parlamento y se dirige a Downing Street.

En el instante en el que Theresa May abandona el Parlamento, la primera ministra desconocía el alcance del atentado. De hecho, según informa ‘The Sun’, solo sabía que había ocurrido un atropello múltiple y que un vehículo se había estrellado contra una valla del recinto. “Había dos arcos de seguridad para coches totalmente abiertos“, afirma una fuente a este diario británico, lo que demuestra que el Gobierno ignoraba el alcance de lo sucedido. Si hubiera habido otro atacante, dichos arcos podrían haber sido traspasados, apunta esa misma fuente. “Dios sabe lo que podría haber ocurrido”, afirma.

Fuente: ElConfidencial.com