Así será el nuevo Camp Nou: capacidad para 105.000 aficionados y apellido comercial

09.03.2016 – 08:00 H. – Actualizado: 1 H. El Camp Nou ya conoce quién será el encargado de su reforma: Nikken Sekkei. Este prestigioso estudio ...

09.03.201608:00 H. – Actualizado: 1 H.

El Camp Nou ya conoce quién será el encargado de su reforma: Nikken Sekkei. Este prestigioso estudio japonés, asociado con los catalanes Joan Pascual y Ramon Ausió, fueron los ganadores del concurso para dar un aire nuevo al estadio del Barcelona, siendo elegido de manera unánime por los cinco miembros del jurado del Espai Barça. Ahora, tendrán en sus manos la responsabilidad de adecuar a los nuevos tiempos el feudo azulgrana.

Los cinco estudios ofrecieron un resideño del estadio azulgrana, a partir de las condiciones propuestas por el club. Por ello, la idea sobre la que tenían que trabajar todos ellos era clara: alcanzar un aforo de 105.000 aficionados (seis mil más de los que tiene el actual Camp Nou), que todos ellos puedan estar sentados y se encuentren a cubierto, con fecha límite para terminar su construcción en 2021, empezando las obras a partir de mayo del año que viene.

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, junto a los directivos Susana Monje, Jordi Moix y Emili Rousaud, y al arquitecto Juan Pablo Mitjans, fueron los encargados de votar la propuesta del rediseño del Camp Nou, entre las cinco que tenían sobre la mesa. De manera unánime, eligieron el proyecto del estudio japonés, según este jurado, por “destacar por ser abierta, elegante, serena, intemporal, mediterránea y democrática”.

Este proyecto Espai Barça comenzó con Sandro Rosell allá por el 2010, siendo una de las piedras angulares de su candidatura a la presidencia del Barcelona que, además, sirvió para desestimar el anterior proyecto para el Camp Nou, denominado Foster, y que fue puesto en marcha en 2007 por Joan Laporta. Serían 118.580 socios los encargados, mediante referéndum, de dar luz verde a que el proyecto, continuado por Bartomeu, siguiera en marcha.

No ha sido hasta 2016 cuando se ha elegido el estudio que será el encargado de remodelar el Camp Nou. Esta obra, además de la evidente mejora estética, se llevarán a cabo otras mejoras tales como aumentar el espacio entre butacas, mejorar los accesos para las personas con movilidad reducida, completar la tercera grada hasta llegar al mismo nivel que los laterales o sectorizar las gradas y accesos para las aficiones rivales, entre algunas otras.

Apellido comercial de 200 millones

Pero este proyecto de remodelación viene con un ‘regalo’ adicional: el estadio que nazca después de esta obra deberá ser acompañado de un nombre comercial que sirva para ayudar a las arcas del conjunto azulgrana. O, lo que es lo mismo, una empresa se encargará de poner apellido a la denominación Camp Nou, cuyos euros servirán para conseguir unos suculentos ingresos extras para el conjunto azulgrana.

El Espai Barça está presupuestado en unos 600 millones, y se calcula que este apellido aportará cerca de 200 al club, es decir, un tercio del total del coste de la obra. Acompañando al lavado de cara del Camp Nou, también está proyectada la remodelación del Miniestadi, a la que le seguirá la del Palau Blaugurana, proyecto que fue desvelado hace escasos días y cuya principal novedad es que podrá albergar hasta 12.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes