Bale hace buenas las rotaciones de Zidane, pero James continúa chirriando

01.05.2016 – 05:00 H. Con la enfermería del Real Madrid ardiendo, con unos servicios médicos y plantel abiertamente enfrentados, Zidane arriesgó con un ...

01.05.201605:00 H.

Con la enfermería del Real Madrid ardiendo, con unos servicios médicos y plantel abiertamente enfrentados, Zidane arriesgó con un once inicial en el que desaparecieron algunos jugadores titulares, entrando en juego algunos menos habituales. Con Cristiano Ronaldo y Benzema fuera de combate, tratando de recuperar sus respectivos físicos a marchas forzadas, el técnico no sólo dejó en Madrid a Kroos, en la misma San Sebastián sentó en el banquillo a Carvajal, Pepe y Marcelo. Ninguno de los tres compareció en el terreno de juego de Anoeta. Bale acabó haciendo buenas las rotaciones, aunque sigue habiendo un jugador que chirría cada vez que aparece en escena. James Rodríguez continúa sin recuperar el brillo de la pasada temporada.

Sabía Zidane que estaba corriendo riesgos con un once alejado del habitual, en gran medida por las circunstancias. Pero sabe que en esa carrera por ganar la Liga, tiene por delante dos equipos que continúan sin fallar, y que, por lo tanto, la Champions League es el torneo que tiene más mano ganar. “Estoy muy satisfecho porque ganamos jugando todos; siempre pensamos en el siguiente partido, pero en el caso de Kroos tenía que descansar. La verdad es que todos lo hicieron muy bien ante la Real Sociedad”. “Aquí suman todos”, sentenció el feliz entrenador francés.

Empieza la cuenta atrás para la trascendental cita con el Manchester City en la misma medida que comienzan a circular todo tipo de elucubraciones sobre lo que sucederá con Cristiano Ronaldo y Benzema. “Quiero pensar que ambos podrán jugar el miércoles que viene”, dijo Zidane en la sala de prensa de Anoeta, aunque la realidad es que los dos delanteros no lo tienen nada fácil. En el caso del portugués no hay parte médico oficial, pero parece complicado que esté a punto. En el caso del francés -el club informó sobre una lesión miofascial en el bíceps femoral derecho, tambien lo tiene negro por muchas horas de trabajo de rehabilitación sume a diario. En los dos casos, con personal externo del Real Madrid.

En la imagen, James Rodríguez durante el partido que el Real Madrid disputó en Anoeta (Cordon Press)En la imagen, James Rodríguez durante el partido que el Real Madrid disputó en Anoeta (Cordon Press)

“Ganar la Liga es posible”

Mientras los jugadores cada día están más alejados de Jesús Olmo -jefe de los servicios médicos- y sus más directos colaboradores, Emilio Butragueño tuvo que salir al paso para ofrecer una versión edulcorada, a la vez que alejada de la realidad. Ante el micrófono de ‘Movistar+’, desde el palco de Anoeta, el director de Relaciones Institucionales del Real Madrid tiraba balones fuera para intentar apagar el incontrolado incendio. “La confianza en los médicos del club es total”, dijo para empezar, evitando entrar en más detalles a continuación porque es un asunto muy espinoso. Así, centró el resto de su respuesta mirando al partido del próximo miércoles: “Ahora lo más importante es el encuentro ante el Manchester City. Sólo estamos pensando en eso y en alcanzar la final de la Champions”. “A ese objetivo tienen que ir dirigidos todos los pensamientos”, subrayó, para añadir finalmente que “mejor si los jugadores lesionados se recuperan, aunque somos un equipo muy competitivo en cualquier circunstancia”.

“Ganar la Liga es posible y vamos a pelear por ello”, apuntó Gareth Bale. Como sucedió en Vallecas, se echó al equipo a sus espaldas ante la ausencia de sus habituales compañeros de ataque y acabó siendo determinante para que el Real Madrid siga en la lucha. Aunque las lesiones le han machacado una y otra vez, ya suma 19 goles en el actual Campeonato de Liga, y da la impresión de que ante el City será el que deba dar un paso al frente para erigirse en el líder de su equipo. Siempre bajo una atenta atención de médicos y fisios, su buen estado físico se antoja como clave para que su equipo aspire a terminar la temporada levantando algún trofeo.

Se esperaba que fuera Isco el que estuviera en el once inicial, pero al final el entrenador del Real Madrid apostó por James Rodríguez. Y el colombiano decepcionó un día más. Ni siquiera acabó el partido sobre el terreno de juego. Ni rastro de aquel jugador brillante que deslumbró la pasada temporada. Antes del minuto 75, visiblemente agotado, se refugió en el banquillo de los suplentes para presenciar el tramo final del partido. Su futuro cada día que pasa es más incierto, pues en el interior del club la decepción con su rendimiento durante este ejercicio es más que evidente. Su agente ya ha tocado la puerta de algún club, mientras en Italia e Inglaterra ya se ha vinculado últimamente al talentoso futbolista con Juventus y Manchester United.

Fuente: ElConfidencial – Deportes