Bartomeu, elegido presidente del Barcelona

Josep Maria Bartomeu se ha convertido en el nuevo presidente del FC Barcelona para los próximos seis años al conseguir 25.823 votos (54,63%) y superar ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Josep Maria Bartomeu se ha convertido en el nuevo presidente del FC Barcelona para los próximos seis años al conseguir 25.823 votos (54,63%) y superar claramente a Joan Laporta (15.615, 33,03%), Agustí Benedito (3.386, 7,16%) y Toni Freixa (1750 3,70%), según ha anunciado la junta gestora del club azulgrana. En total votaron 47.270 socios (43,12% del censo), de los cuales 506 votos fueron en blanco y 190 no válidos.

El nuevo presidente dedicó sus primeras palabras a “todos los socios, los que han votado y los que no. Gracias. Hemos vuelto a demostrar hasta qué punto queremos al Barça; no solamente en el césped somos el mejor club del mundo. Somos un club singular en el que los propietarios somos los socios y nos organizamos de manera democrática y festiva. Un agradecimiento a los candidatos, al tono de fair play durante la campaña. Algunas de sus ideas nos serán útiles para mejorar el Barça. Juntos y unidos somos y seremos más fuertes. Intentaremos estar a la altura de los socios, de las directivas precedentes y de los retos del siglo XXI. Sudaremos la camiseta como Puyol, Xavi, Abidal y Messi. Este es mi compromiso y el de el equipo magnífico que me acompaña”.

Los objetivos

Su discurso siguió con la enumeración de los diferentes objetivos que se marca para su mandato: “Nuestro compromiso es seguir creciendo y ganando. Si sabemos dotar a Luis Enrique y a los técnicos de las mejores condiciones de trabajo. Si organizamos La Masia de la manera más efectiva para que sea la base del primer equipo. Si nos convertimos en referente mundial del fútbol femenino. Si convertimos el Espai Barça en el mejor y el más grande. Si somos capaces de continuar siendo económicamente el club con más valor del mundo. Si apostamos por nuestra Fundación, haciéndola referente. Si mantenemos el apoyo a los peñistas de todo el mundo. Si somos un club que apoya al país en este momento y si mantenemos la independencia del Barça del poder económico, político y mediático. Si damos mejor servicio a los socios y a los aficionados”. 

El barcelonismo ha apostado mayoritariamente por la continuidad personificada en Bartomeu que sustituyó interinamente en la presidencia a Rosell en enero de 2014 y será el presidente del FC Barcelona hasta junio de 2021. Su campaña ha estado basada en dos palabras: “Triplete y tridente”. Este dúo le ha catapultado a la presidencia. Ha sido el triunfo del ‘seny’, del sentido común, frente a la ‘rauxa’, el carácter de Joan Laporta, que ofreció un giro radical aunque los culés no compraron su discurso y se dieron cuenta de la improvisación del expresidente. Los otros dos contendientes, Agustí Benedito y Toni Freixa, quedaron a más distancia. Ha sido el triunfo de Qatar y de la remodelación del Camp Nou, de nuevo los resultados, los goles y los trofeos han tapado las deficiencias y los temores que todos los oponentes de Bartomeu expresaron durante la campaña.

Un 18 de julio, sin partido en el Camp Nou, en plenas vacaciones de verano y con el mercurio del termómetro en la parte más alta eran condicionantes que no invitaban a acudir a votar al estadio azulgrana. Los socios respondieron. De los 109.637 convocados a las urnas, participaron 47.270 unas buenas cifras que legitiman la victoria de Bartomeu. Los cuatro candidatos madrugaron para votar en las carpas que el club habilitó en una de las zonas de aparcamiento del Camp Nou. El ganador fue el primero en votar, después llegaron Laporta, Freixa y Benedito. La consigna de buena parte de ellos era esperar a los socios en la explanada próxima a las votaciones para influir en lo posible a los indecisos, que según las encuestas podían decantar la balanza.

Rostros conocidos

Bartomeu buscó la foto con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, reconocido culé, y la consiguió en última instancia. Laporta se dio un baño de masas y puso en juego a su artillería: Eric Abidal, Demetrio Albertini, Ludovic Giuly, Enric Masip, Roger Esteller y José Ramón Alexanco, quienes seguramente en toda su vida habían posado fotográficamente tantas veces. Del primer equipo votaron dos de los capitanes, Iniesta y Piqué. También madrugaron para votar Xavi, Puyol y Luis Enrique Martínez. El primero en aparecer en la zona de votaciones fue Sandro Rosell, llegó cinco minutos antes, votó y se fue como llegó. Su paso fue fugaz, apenas unas imágenes lo atestiguan, ni una declaración. Entre los mediáticos estuvo Johan Cruyff, una de las bazas electorales de Laporta, como también lo tenía que ser Guardiola, pero estaba en China, donde su equipo, el Bayern, jugó un amistoso ante el Valencia.

En la jornada hubo fuego cruzado de acusaciones. Unos a la candidatura de Bartomeu por haberse promocionado en los aledaños del Camp Nou pese a estar explícitamente prohibido, otros a la de Laporta por exhibir a sus estrellas mediáticas en la zona próxima a las votaciones. La anécdota se vivió cuando dos aficionados acudieron al Camp Nou vestidos del Real Madrid. Uno de ellos lucía una camiseta de Figo y otro la de Cristiano. La pista de lo que ocurría la ofreció otra inscripción: “Me caso”. Se trataba de bromas por despedidas de soltero. Bartomeu continuará liderando la nave azulgrana. Esta vez ya absolutamente legitimado por las urnas. Su incontestable victoria tendrá seguramente otras consecuencias respecto al futuro de Joan Laporta, que abandonó el Camp Nou antes de conocer los resultados oficiales, y de Agustí Benedito. Para el futuro quedará Toni Freixa.

Nada más conocer los resultados de la encuesta encargada por TV3 Catalunya Ràdio a la empresa TNS, en la zona reservada a su candidatura en el lateral del Camp Nou, Bartomeu y sus compañeros celebraron los resultados con una euforia pocas veces vista en el que seguirá siendo presidente barcelonista, ahora sí escogido en las urnas pese a llegar al cargo hace año y medio al tomar el relevo del dimitido Sandro Rosell. “Estamos encantados con la alta participación. La ventaja es muy amplia, que se tiene que confirmar, pero creemos que no hay mucho margen de error”, ha dicho Bartomeu a TV3 tras conocer el resultado de la encuesta. Para el estudio se han realizado 5.000 encuestas a la salida de las votaciones en las que se ha segmentado por sexo, edad, procedencia y situación en el estadio.

Siempre según dicha encuesta, el segundo candidato con más votos sería para la candidatura de Joan Laporta, quien con un 36,6% de los votos se quedó lejos de su gran rival y no podría volver a una presidencia que ocupó desde 2003 a 2010. Laporta no ha querido valorar el mismo y ha asegurado que la verdadera encuesta “son las urnas. Quiero saber cuál es el resultado para hacer una valoración. Quiero esperar al recuento. Quiero agradecer a todos los que me han apoyado. Yo he notado mucho cariño en toda la jornada. Insisto, no valoro sondeos. La encuesta definitiva son las urnas”.

“No queremos un presidente procesado”

Tras conocerse los resultados definitivos, Laporta declaró: “Hay que aceptar el resultado como demócratas y felicitar al ganador, pero hay dos modelos de dirigir el club y el nuestro está a las antípodas del que ha ganado. No queremos que haya un presidente del Barça procesado, que el club esté en manos de Qatar y que se produzca el desmantelamiento de La Masia, que es nuestra fábrica de sueños. Creo buena parte de los socios lo ha comprendido y ha apoyado este modelo que defendemos”. Además, ha dejado entrever que no renunciará a hacerlo en un futuro: “No surrender. Never give up!” (No hay que rendirse. ¡Nunca te rindas!”) sentenció en inglés antes de abandonar el Camp Nou.

Agustí Benedito, con un 7,8%, quedó demasiado lejos y no pudo confirmarse como clara alternativa pese a que en 2010, en sus primeros comicios electorales, llegó a ser segundo con el 14,7% de los votos. El empresario se ha mostrado abatido tras conocer que dicha encuesta le ha dejado sin ninguna opción a la presidencia del Barcelona. Además cree que el hecho de que la victoria casi esté decidida para Bartomeu y que Laporta acabe segundo, no llevará la paz al club azulgrana: “Hay que respetar lo que ha decidido el socio. No vamos a cambiar nuestra manera de ver el Barcelona. El socio ha votado porque esta rivalidad continúe. Creíamos que el Barça no quería más una bipolarización, pero al final ha habido poco espacio para las alternativas. Ahora estaré preocupado en la distancia porque el club seguirá enfrentado y partido por la mitad. Estamos abocados a que no habrá paz institucional en el Barça”.

Por último, quien fuera secretario y portavoz de las dos últimas Juntas Directivas de Rosell y de Bartomeu, Toni Freixa, tendría según la encuesta un 4,8% de los votos de los socios que este sábado abarrotaron, sobre todo por la mañana y el mediodía, la explanada del Camp Nou. Se ha mostrado algo decepcionado por el resultado pero también convencido de que ha vivido “una experiencia que servirá para el futuro. Hemos aprendido que unas elecciones no se ganan en dos semanas”. El exportavoz de la junta directiva del club azulgrana se ha mostrado, en cualquier caso, orgulloso del trabajo que ha hecho su equipo: “Hemos hecho una campaña constructiva, hemos aportado ideas para dirigir el club y estamos satisfechos. Somos gente de fútbol, somos gente de deporte y sabemos ganar y perder”.

Para Freixa, “la excesiva bipolarización” que ha habido durante la campaña “en la que los dos candidatos más votados han acaparado toda la atención mediática” le ha perjudicado: “El socio ha empezado a conocernos la última semana. Y creo que el debate de TV3 fue para nosotros un punto de inflexión”. Además, considera que el triplete logrado por el primer equipo de fútbol esta temporada ha sido determinante para que Bartomeu siguiera en el cargo: “El socio ha votado de una forma conservadora. Y sabemos que esto pasa en este club, donde el señor Núñez estuvo 22 años como presidente cuando no había limitación de mandatos”. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes