Bartomeu marca paquete y se olvida del 'fair play' en su despedida como presidente

Hay una expresión muy vulgar, pero gráfica a más no poder, que define perfectamente lo que Josep María Bartomeu hizo ayer antes de dimitir como presidente ...

Hay una expresión muy vulgar, pero gráfica a más no poder, que define perfectamente lo que Josep María Bartomeu hizo ayer antes de dimitir como presidente del FC Barcelona para poder presentarse a las elecciones: marcar paquete. Bartomeu no se cortó y en la comparecencia de resumen de su mandato marcó paquete pudiendo anunciar además la guinda del pastel, la renovación de Luis Enrique hasta el 2017. Rodeado de su Junta directiva, de socios, peñistas, amigos y mediáticos como sor Lucía Caram, Risto Mejide y Gay de Liébana y con los trofeos de Liga, Copa y Champions a su vera. El todavía presidente terminó su alocución pidiendo una campaña “cívica y modélica” mientras sus invitados justificaban su presencia con un largo aplauso. El ‘fair play’ por el que abogó cuando convocó las elecciones en enero, fue el gran ausente de la jornada.

Bartomeu aprovechó la despedida para hacer su primer gran acto electoral. Está en su derecho, pero fue él quien pidió juego limpio a sus adversarios y no predica con el ejemplo. La renovación de Luis Enrique, a contrarreloj y en el último momento, fue su último golpe de efecto. El técnico, que estaba tensando la cuerda en las últimas semanas con la Junta jugando con la incertidumbre sobre su continuidad, claudicó en el último momento y firmó. Bartomeu se garantizaba así poder anunciarlo como un éxito de su gestión y el asturiano un buen negocio: no solamente cumplirá el año que le queda de contrato sino que ha conseguido uno más.

La renovación de Alves también fue aplaudida por la entusiasta audiencia que acudió a la despedida de Bartomeu. Poco importó que el jugador le faltara el respeto hace sólo dos semanas, cuando afirmó que: “Lo que dice Bartomeu no me interesa ni a mí”. El brasileño no ha encontrado la oferta que esperaba fuera del Barça y su órdago al club azulgrana no le salió como esperaba ya que firmó ayer exactamente el mismo contrato del que su ex mujer y agente se quejó amargamente y que él mismo despreció públicamente.

Luis Enrique junto a Bartomeu tras firmar la renovación (FCB).Luis Enrique junto a Bartomeu tras firmar la renovación (FCB).

No faltaron los tópicos en el discurso del dirigente (pronunciado eso sí con tono monocorde y plagado de errores de dicción). ¿Ejemplos?: “Somos el mejor equipo del mundo, el mejor club del mundo y la mejor afición del mundo”. “Somos la envidia de todo el mundo porque Messi, Neymar y Luis Suárez han batido todos los récords y siempre sonriendo”. “La fiesta del domingo fue un modelo de celebración que nos convertirá en un referente para las próximas”. E incluso: “Este es un mundo en el que cada vez más niños quieren ser del Barça”. Tras el discurso, dos vídeos con los éxitos deportivos, imágenes de las secciones e instalaciones y la larga ovación, Bartomeu se marchó a la sala de reuniones de la Junta para cerrar su mandato mientras la cuenta de Twitter oficial del club publicaba su última imagen como presidente: estrechando la mano de un Luis Enrique que se ha rapado al uno tras firmar el contrato.

No hubo ninguna mención al acuerdo que había logrado Xavier Faus, también ayer, todo fue ayer, con Qatar Airways para renovar el contrato de patrocinio hasta el 2020 por una cifra cercana a los 60 millones de euros por temporada y que la próxima Junta deberá ratificar en los próximos dos meses.

El precandidato Bartomeu ha puesto toda la carne en el asador para ser elegido como presidente en las elecciones a las que debe poner fecha ahora la Junta Gestora y que probablemente se celebrarán el próximo 19 de julio. Toni Freixa se presentará hoy, Agustín Benedito el jueves y Jordi Farré el viernes. Queda sólo por desvelar la gran incógnita; si Joan Laporta se presentará. Sus allegados afirman que sí, lo que sin duda animará la campaña. El pistoletazo de salida lo dio ayer Bartomeu. Y de qué manera.

Fuente: ElConfidencial – Deportes