Bartomeu se parapeta en el juez: podría ir al Calderón, pero no sentarse en el palco

20.05.2016 – 05:00 H. El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su junta directiva están esperando la decisión del Juzgado de lo ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

20.05.201605:00 H.

El presidente del FC BarcelonaJosep Maria Bartomeu, y su junta directiva están esperando la decisión del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid, que debe resolver este viernes a mediodía sobre el recurso presentado por una asociación de abogados, Drets, sobre la prohibición de exhibir esteladas en la final de la Copa del Rey. Si el juez ordena anular cautelarmente la decisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Bartomeu respirará aliviado. Se ahorrará así tener que tomar una decisión que está evitando por todos los medios: no acudir al palco del Vicente Calderón.

El Barcelona, como club, ha ido a remolque desde que Concepción Dancausa, amparándose en la Ley del Deporte, anunció que no se podría acceder al campo del Atlético de Madrid con banderas esteladas. Ante la indignación general de la masa social culé, en las oficinas del estadio comenzaron las reuniones para decidir cuál debía ser la reacción de manera institucional. Mientras, entidades como la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Ómnium, la Plataforma pro Selecciones Esportivas Catalanas y Drets se les adelantaron en la denuncia, así como el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que confirmaron que no asistirían al palco del estadio madrileño como medida de protesta ante lo que consideraban un atentado contra la libertad de expresión de los aficionados catalanes. El Barça, en defensa de sus socios, se limitó únicamente a hacer un comunicado a las ocho de la tarde.

[La Policía no permitirá las esteladas en la final de la Copa del Calderón]

El malestar de los seguidores culés fue en aumento al considerar que la actitud de la directiva azulgrana era de tibieza. Esperaban un gesto más firme y contundente por su parte. Desde diferentes ámbitos, como el político, se instó incluso a que el Barça no disputara la final. El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Joan Tardà, afirmó incluso en su cuenta de Twitter a primera hora de la mañana: “Si atentan contra la libertad de expresión, tal vez lo más digno sería no ir, no jugar el partido”. En el Barcelona ni siquiera se plantearon tal posibilidad y, como suele ser ya habitual, el único que habló fue el vicepresidente del área institucional, Carles Villarrubí, que no estaba ayer ni en Barcelona, sino de viaje en Varsovia.

Bartomeu se parapeta en el juez: podría ir al Calderón, pero no sentarse en el palco

Villarrubí, en declaraciones tanto en Rac1 como en la Cadena Ser, utilizó la fórmula del despiste. También lo hizo el portavoz del club, Josep Vives, pasadas las siete de la tarde del jueves, en declaraciones únicamente a la televisión del club. La fórmula en cuestión es anunciar que Josep Maria Bartomeu estará en el Vicente Calderón acompañando al equipo, pero dejando una puerta abierta: “El presidente Bartomeu asistirá a la final de la Copa del Rey. Veremos cómo gestionaremos la situación a nivel institucional”. En la segunda frase, la de “gestionar la situación a nivel institucional” está la clave. Bartomeu podría ir al Calderón, pero no sentarse en el palco.

El Barcelona ha perdido la iniciativa en los dos últimos días y la afición necesita un gesto por su parte. El recurso que se estudiará este viernes en el juzgado número 11 de Madrid ni siquiera es el presentado por el club, sino por la asociación Drets, formada por profesionales del derecho “para defender a la sociedad catalana de la catalanofobia”. En nombre de un grupo de aficionados del Barça, fueron los que presentaron el recurso. El presidente de Drets, Sergi Blázquez, declaró en Catalunya Ràdio: “Confío en que todo pueda acabar bien. La Delegación del Gobierno actúa desde un punto de vista político, pero el juzgado lo hará desde la vía judicial. Soy optimista, han estado muy rápidos en aceptarlo. La petición de Drets se sustenta en que las esteladas están excluidas del listado de simbología prohibida en la Ley del Deporte”. 

[“Las esteladas son símbolos que defienden la destrucción de España”]

El juzgado número 11 de Madrid puede hacer un favor a Bartomeu y su junta si decide aceptar el recurso y dejar cautelarmente sin efecto el veto a las esteladas. Si no es así, el presidente deberá tomar una decisión que está postergando. Ni siquiera se le ha escuchado, ni visto, más allá del comunicado oficial. Ante el revuelo social, el cabreo del ‘soci’ y las críticas, su decisión fue que Josep Vives hablara a última hora de la tarde. Y en la televisión del club, nada de ruedas de prensa donde los periodistas puedan preguntar. La confusa fórmula de “gestionar la situación a nivel institucional” significa, ni más ni menos, que si el juzgado número 11 de Madrid determina no aceptar el recurso de Drets, puede, quizás, a lo mejor, que Bartomeu no se siente en el palco. Lo que es una incógnita es cómo reaccionará la afición del Barça, aunque resulta tristemente previsible que se produzca algún altercado porque el enfado es considerable y el efecto puede ser justo el contrario; hasta el que no se había planteado ir con una estelada a la final, lo hará. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes