Benítez empuja a Isco a la puerta de salida

22.12.2015 – 05:00 H. Cuando sonó su nombre por megafonía, la afición le tributó cariñosas palmas. No se volvió a saber de él en toda la tarde. Lucas ...

22.12.201505:00 H.

Cuando sonó su nombre por megafonía, la afición le tributó cariñosas palmas. No se volvió a saber de él en toda la tarde. Lucas Vázquez, Kovacic y Arbeloa sustituyeron, respectivamente, a Marcelo, James y Bale, con lo que un día más Isco se marchó a casa con el ceño fruncido. El mediocampista malagueño comienza a perder protagonismo con Rafa Benítez y la situación cada vez se torna más tensa. Con clubes interesados en su contratación desde hace bastante tiempo, el entrenador empuja poco a poco al jugador hacia la puerta de salida. Con tanto intocable de medio campo en adelante, el andaluz ve cómo corre el riesgo de convertirse en un actor secundario. Y a veces ni eso…

Una vez que jugadores como Benzema, Bale y James Rodríguez han superado las lesiones que sufrieron en el pasado, ya no hay hueco para el internacional con España en el once titular del Real Madrid. Estos tres elementos, junto a Cristiano Ronaldo, son intocables si están en perfecto estado de revista, lo que deja a Isco bastante descolocado. Intuía desde hace tiempo que está situación llegaría más tarde o más temprano, y obviamente si se alarga en el tiempo le obligaría a tomar alguna decisión drástica. O al menos intentarlo. Sobre todo porque su cotización no ha decaído y grandes del fútbol europeo le recibirían con los brazos abiertos. Entiende el fino centrocampista que el técnico no está siendo justo con él.

“No me temblaría el pulso si tengo que sentar a Cristiano Ronaldo”, dijo Rafa Benítez hace tiempo en el ‘El partido a las 12’ de la ‘Cadena Cope’, frase que provocó carcajadas en el vestuario. Nadie se la creyó porque el portugués juega siempre y punto. Da igual que su rendimiento sea bueno, malo o regular. Los jugadores del Villarreal se quedaron con la boca abierta ante la nula solidaridad mostrada por los cuatro intocables en El Madrigal, algo que aprovecharon durante el primer tiempo para encauzar el triunfo finalmente logrado. Isco, como otros compañeros que se encuentran en una situación similar, tiene claro que difícilmente variará esta situación y que a este paso llegará a la Eurocopa con menos opciones de tener protagonismo estelar.

Ver a Isco sentado en el banquillo de los suplentes empieza a ser habitual (Cordon Press)Ver a Isco sentado en el banquillo de los suplentes empieza a ser habitual (Cordon Press)

Juventus, Manchester City…

No se siente a gusto con el actual entrenador del Real Madrid. Igual que el resto de un vestuario que no aguanta al estratega desde que se hizo cargo del plantel blanco. La pasada temporada fue notable, dando un paso adelante al añadir a su talento un trabajo físico que terminó siendo definitivo para ganarse a la exigente grada del Santiago Bernabéu. Pero su desconexión con Rafa Benítez parece cada día más evidente, lo que le está acercando a la puerta de salida del Real Madrid, pese a ser uno de los jugadores preferidos de Florentino Pérez, que se la jugó al pagar 30 millones de euros al Málaga por su contratación.

“Es de los pocos jugadores del Real Madrid al que yo perdonaba. Me gusta tanto que soy capaz de perdonarle cualquier cosa que haga”. Lo dijo no hace mucho Dani Alves cuando se le preguntó por la patada que Isco propinó a Neymar en el Clásico y que supuso una roja directa fulminante. Tiene claro el andaluz que su protagonismo sería incuestionable en otro club, algo que no sucede en el Real Madrid. La Juventus ya le ‘tocó’ este pasado verano y en Italia aseguran que el interés continúa vigente. Igual que clubes de la Premier League, como el Manchester City, siempre le han tenido en el punto de mira.

En este escenario, la situación de Isco no parece que vaya a variar de manera sustancial en un futuro próximo. Con Carlo Ancelotti ya vivió algún momento similar, pero con Rafa Benítez da la impresión de que se puede alargar en exceso a la vista de la poca empatía que hay entre ambos. En la línea del resto de jugadores del plantel, que no aguantan a su jefe. Florentino Pérez apuesta en público por la continuidad del técnico, pero la realidad es otra; serán los resultados los que refuercen la figura de Benítez o la destruyan por completo. “Parte del público no está contento, tenemos que hacerlo mejor”, dijo el entrenador tras la escandalosa lograda ante el Rayo. Una afición que le ha señalado claramente y que espera ver a Isco en el terreno de juego.

Fuente: ElConfidencial – Deportes