Bettoni, el utillero más indispensable y Chendo, el entrenador menos activo

17.01.2016 – 05:00 H. Hay algunas películas que intentan reflejar una realidad tan dura para sus protagonistas que acaban resultando poco creíbles para el ...

17.01.201605:00 H.

Hay algunas películas que intentan reflejar una realidad tan dura para sus protagonistas que acaban resultando poco creíbles para el espectador. En el empeño de convertirse en un drama que enjugue los ojos, se convierten en una sucesión de desastres personales que le hacen parecer más en un ‘reality show’ tipo ‘Humor amarillo’ que otra cosa mucho más seria, la idea primera. Esa sensación produce un largometraje tan alabado como ‘Crash’. Paul Haggis se puso tremendista y mientras pasaban los minutos íbamos viendo cómo a todos los personajes les iban sucediendo desgracias progresivamente más tristes hasta preguntarnos qué más les podía pasar. La cosa es que en la realidad rara vez pasan tantas cosas malas en tan poco tiempo. Pero esta nuestra realidad nos demuestra de vez en cuando, con ejemplos como el Real Madrid, que sí, que siempre pueden suceder más cosas.

Después de un año terrible, para no recordar jamás, el 2016 empezaba ya con arenas movedizas rodeando todos los caminos del equipo merengue. Florentino se contradijo incomprensiblemente al destituir al entrenador que no iba a echar porque era la solución a los problemas, y lo sustituía el entrenador que no iba a reemplazarle en ningún caso. Pero esa variación trajo una aparente calma a la tormenta implacable que caía sobre el Bernabéu. Y de repente, vuelven los líos de manera irrefrenable. Primero la sanción de la FIFA, y justo a la vez, que el que ejerce de segundo entrenador no lo es porque no tiene el título y ocupa el puesto de encargado de material.

Ya resultó cuanto menos chocante que Zinédine Zidane dijera el día de su presentación que no iba a tener segundo entrenador. Se especuló con que el Madrid le ofreció a Santiago Solari como su principal ayudante, pero el francés lo rechazó porque él ya tenía a un hombre de su plena confianza: su gran amigo personal y profesional, David Bettoni. Desde que Zidane empezara su andadura como entrenador en el Castilla, Bettoni estuvo a su lado. Pero durante los largos primeros meses al mando del filial madridista, ni uno ni otro podía ejercer. No tenían los títulos necesarios a través de la RFEF. El que lo hacía oficialmente era Santiago Sánchez, pero era puro humo, porque Zidane era el entrenador en la práctica.

Chendo, en una imagen de archivo (Imago).Chendo, en una imagen de archivo (Imago).

Ahora le sucede exactamente lo mismo a Bettoni, que sigue sin título. Santiago Sánchez no ascendió al primer equipo, no es él el que hace el ‘papelón’ de poner el título para que no se note. El Madrid y Zidane decidieron dejar vacante el puesto de segundo entrenador. Por tanto, había dudas sobre quién ocuparía el lugar de Zidane si el técnico no estuviese disponible o fuese expulsado. El propio ‘Zizou’ lo aclaró: “Chendi”. Miguel Porlán Chendo, ‘Chendi’ para los amigos, es el único miembro del cuerpo técnico con título de entrenador y que podría sustituir al primer técnico en caso de necesidad.

Pero el hecho de que el Madrid diga que Bettoni no es segundo entrenador, no deja de ser una versión oficial que es cierta sólo en parte. Porque Bettoni no tendrá el título y, por tanto, no ejercerá como tal (es decir, no aparecerá en las actas de los árbitros como segundo de Zidane), pero en los campos de entrenamiento de Valdebebas y en los partidos oficiales sí juega su papel efectivamente. Como el Mono Burgos para Simeone, Bettoni es parte del cerebro creativo de Zidane, el que organiza los ejercicios a entrenar, el que prepara las jugadas de estrategia, da instrucciones, aconseja a su primero, habla con los jugadores que van a entrar al campo… Vamos, que de utillero poca cosa.

Bettoni es, en realidad, todo lo contrario a Chendo, cuyo papel de delegado le aparta claramente de funciones de entrenador, las cuales sí podría desarrollar, ya que sí está titulado para ello. Pero el único que puede sustituir a Zidane tiene labores más centradas en la intendencia, en las relaciones más burocráticas con los árbitros, con la vigilancia de que todo esté a punto. No participa en los entrenamientos, ni da órdenes en los partidos. Todo esto sin discutir que el murciano tenga la capacidad para hacer todo lo que su título le permitiría hacer. 18 años en el banquillo del Real Madrid, aunque sea como delegado, deben ser un aprendizaje constante.

La segunda oportunidad de Chendo para ‘entrenar’ al Real Madrid será este domingo contra el Sporting. Si algo sucediese con Zidane, sería él el que tendría que dar un paso adelante. Las instrucciones a lo mejor las daría Bettoni, pero sería Chendo el que aparecería en el acta del colegiado Undiano Mallenco. Y contra el Sporting suelen pasar cosas: Mourinho perdió por primera vez en casa en Liga, Benítez se estrelló por primera vez… ¿Sufrirá también Zidane?

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Kroos, Modric, James; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Sporting: Cuéllar, Lora, Luis Hernández, Jorge Meré, Isma López, Nacho Cases, Rachid, Halilovic, Ndi, Guerrero y Álex Menéndez.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro).

Hora: 16:00, C+ Liga.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: