Borja Mayoral pide paso (y su gol) mientras Isco y Jesé sobreviven al primer aviso

03.03.2016 – 05:00 H. Tras la mala imagen ofrecida ante el Atlético de Madrid, se esperaban las primeras decisiones de Zidane. El francés reconoció que a ...

03.03.201605:00 H.

Tras la mala imagen ofrecida ante el Atlético de Madrid, se esperaban las primeras decisiones de Zidane. El francés reconoció que a sus jugadores les faltó “meter la pierna”, lo que traducido es que no jugaron con la intensidad necesaria el clásico del fútbol madrileño. Y eso es un pecado mortal cuando enfrente está un equipo entrenado por el apasionado e intenso Simeone. En el primer partido post-derbi, Zizou ya empezó a dar las primeras pinceladas de lo que puede pasar a partir de ahora. De momento, Isco y Jesé fueron señalados en el Ciutat de Valencia en el sufrido triunfo del Real Madrid ante el colista de Primera. A pesar de las bajas, ambos se quedaron en el banquillo, mientras que la apuesta por Borja Mayoral es firme. No parece un farol…

La trayectoria del joven atacante en categorías inferiores invitaba a pensar que algún día aparecería con los mayores. Pero los plazos se han adelantado de manera considerable. El de Parla ha derribado la puerta del primer equipo en cuanto se la ha encontrado medio abierta. Un soberbio gol en la UEFA Youth League que recorrió la red acompañado de miles de exclamaciones de admiración le dio el último empujón. Era habitual que Borja Mayoral se entrenara con el primer equipo, pero ya es más que evidente que cuando falte un delantero, en este caso el lesionado Benzema, el canterano tendrá protagonismo. Jugó la segunda parte del derbi y ante el Levante apareció entre los once elegidos.

En Valencia cantó el segundo gol del Real Madrid. Disparó desde fuera del área y el balón se estrelló en un poste; pero pasó que rebotó en el cuerpo de Diego Mariño, guardameta del Levante, y a renglón seguido uno de sus brazos impactó con el esférico, colándose finalmente en el fondo de la portería. “Le dije al árbitro que por favor me lo diera a mí porque era el primero que marcaba en el Primera división”, relató el canterano con espontaneidad tras el partido y con una sonrisa en la boca. “Pero al final no me lo ha dado”, desveló en zona mixta. Con la trayectoria que lleva, seguro, no tardará mucho en estrenarse en la máxima categoría. “Estoy aquí para trabajar y ayudar en lo que me necesiten; mi equipo es el Castilla y yo estoy para lo que me digan, como si tengo que volver a jugar con el juvenil la UEFA Youth League”, destacó un feliz Mayoral por el buen trabajo hecho.

“No es que esté decidido que sea el segundo delantero, pero sí es evidente que es nuestro segundo ‘9’ por detrás de Benzema”, explicó Zidane tras el partido. Un encuentro en el que Borja fue protagonista al ser decisivo en el mencionado segundo gol. El entrenador francés empleó palabras de elogio hacia Borja; pocas, pero muy contundentes. “Se entrena muy bien, es joven, está comprometido con el equipo, tiene personalidad y juega con confianza”, destacó Zizou de un futbolista que empieza a ganarle la partida a jugadores con mucho más historial y más asentados en el primer equipo.

En la imagen, el pujante Mayoral durante el partido que el Real Madrid disputó con el Levante (Cordon Press)En la imagen, el pujante Mayoral durante el partido que el Real Madrid disputó con el Levante (Cordon Press)

Isco y su gol sanador

Postergado por Rafa Benítez en la última etapa del técnico madrileño, Zidane se propuso recuperar la mejor versión de Isco. “Es muy bueno, se parece a mí”, dijo el entrenador francés en su momento, para subrayar su firme propósito en poner en órbita al mediocampista. El malagueño parecía ir por el buen camino, pero en los dos últimos partidos perdió el terreno ganado. En el derbi fue sustituido en el segundo tiempo y la grada del Santiago Bernabéu le señaló claramente al dedicarle una buena ración de pitos. En Valencia, ante el Levante, Zizou siguió el mismo camino al dejarle en el banquillo de los suplentes. Jugó el último cuarto de hora y cerró la cuenta de goles del Real Madrid, pero sabe que tiene la espada de Damocles sobre su cabeza.

En cuanto a Jesé Rodríguez, se esperaba que esta temporada diera un golpe sobre la mesa, pero por el momento no ha sucedido. Pasa el tiempo y su continuidad más allá del próximo mes de junio se complica más y más. Ya con la grave lesión sufrida en una rodilla más que olvidada, la institución confiaba en que el canario volviera a brillar como en sus tiempos en la cantera. Pero como en el caso de Isco, tras una pretemporada esperanzadora fue perdiendo la confianza de Rafa Benítez hasta chocar con estrépito con el entrenador. Zidane siempre ha sido un firme valedor del canario, pero en el corto espacio de tiempo que lleva al frente del equipo no ha conseguido activar al atacante. En Valencia ingresó en el terreno de juego en el minuto 85 -sustituyó a Mayoral– y tiene por delante un largo recorrido que recorrer hasta convencer de nuevo al estratega galo.

Las bajas y la pobre imagen ofrecida por el equipo en el derbi obligaron a Zidane a agitar el once inicial. Aparecieron jugadores que no tenían mucho protagonismo, casos de Lucas Vázquez y Casemiro. Cumplieron con nota ante el Levante. Está por ver si este próximo sábado, en un exigente compromiso con el Celta en el Santiago Bernabéu, el técnico sigue en esta misma línea. En la zona ejecutiva del Santiago Bernabéu exigen un inmediato y radical cambio de rumbo pensando en la Champions League. Los jugadores señalados están claros. James Rodríguez, duramente criticado por la afición el pasado sábado, se mantuvo en el once, pero, como en los casos de Isco y Jesé, está bajo vigilancia…

Fuente: ElConfidencial – Deportes