Brexit: argumentos de grandes empresarios para elegir “Ruptura” o “Permanencia”

21.06.2016 – 05:00 H. Cuenta atrás para el referéndum que marcará el futuro del Reino Unido. Y, mientras las encuestas han dado un giro sorprendente a ...

21.06.201605:00 H.

Cuenta atrás para el referéndum que marcará el futuro del Reino Unido. Y, mientras las encuestas han dado un giro sorprendente a favor de la continuidad del Reino Unido en la Unión Europea, los grandes empresarios se lanzan de cabeza al debate. Entre ellos figuras como la CEO de Lloyd’s o el consejero delegado de la poderosa Sociedad de Fabricantes y Comerciantes del Motor. Ayer obtuvieron el respaldo de diez premios Nobel de Economía, entre ellos James Mirrlees y Peter Diamond, que pidieron en una carta a los votantes que apoyen la permanencia porque las empresas necesitan el pleno acceso al mercado único y para evitar la “incertidumbre” que crearía un Brexit.

[Siga en directo aquí toda la información sobre el referéndum]

En respuesta al tsunami euroescéptico que sacude al Partido Conservador, Downing Street ha buscado el apoyo de las grandes compañías en la carrera por el “Remain” -ya hace meses los primeros espadas de la mitad de las cien mayores empresas británicas firmaron una misiva para apoyar a David Cameron-. El bando contrario es incluso más poderoso: hasta 306 líderes empresariales detallaron en un documento por qué la competitividad de las compañías británicas se ve socavada por una Unión Europea en caída libre. 

Inga Beale, Lloyd’s

Para Inga Beale, CEO de la aseguradora británica, el temido Brexit está entre los tres mayores riesgos para la economía global. Sus argumentos para apoyar la campaña por la permanencia son los siguientes: “Somos parte del mercado europeo, y en realidad tenemos acceso a uno de los mayores mercados de seguros del mundo, 27 países en total. (…) Con la libre circulación -la capacidad de negociar con el resto de estados en Europa- obtenemos una ventaja competitiva enorme”.

“(Si hay Brexit) pasarán años antes de que podamos negociar suficientes acuerdos para reemplazar los que tenemos actualmente, no solo con la Unión Europea, sino con el alrededor de medio centenar de países con los que la Unión tiene actualmente tratados comerciales”, añade Beale.

Beale, CEO de Lloyd's, durante una sesión del Foro de Davos. (Reuters)Beale, CEO de Lloyd’s, durante una sesión del Foro de Davos. (Reuters)

La cúpula de Unilever

El máximo responsable de la multinacional -y sus tres predecesores- comparten la visión de Beale. La directiva del gigante envió el jueves una carta a sus miles de empleados británicos en la que sostenía: “Esperamos que (…) Reino Unido opte por la permanencia y de este modo continuará jugando un papel clave en la perspectiva de crecimiento a largo plazo de Unilever”. La compañía aseguró que seguirá operando en territorio británico y mantendrá instalaciones como los laboratorios de investigación, pero añadió que “la forma en que dirigimos la compañía será básicamente diferente si se toma la decisión de abandonar la UE”. El campo de Unilever, el de productos de consumo, está entre los sectores más afectados en caso de que los británicos se decanten por la salida del bloque comunitario, junto al de la automoción (Jaguar y Aston Martin) y el manufacturero (Rolss-Royce o Airbus Gorup).

Mike Hawes, de la SMMT

Precisamente la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes del Motor (SMMT por sus siglas en inglés) lanzó ayer un comunicado en el que advierte que un Brexit “perjudicaría” el indiscutible éxito de este sector en el Reino Unido. “Permanecer (en la Unión) permitirá al Reino Unido retener la influencia del exitoso sector automotriz británico”, señaló el consejero delegado de la SMMT, Mike Hawes.

Y en el bando contrario… los 300

En el bando que persigue la ruptura con la Unión, hasta 306 líderes empresariales -incluido el co-fundador de Reebok, el antiguo CEO del HSBC y el director ejecutivo de Goldman Sachs– han enviado una carta al diario ‘Telegraph’ detallando por qué la competitividad de las compañías británicas se ve socavada por una Unión Europea en caída libre. “Son los negocios -no el gobierno- lo que generan riqueza para el Tesoro y trabajos para nuestras comunidades. Fuera de la UE, las compañías británicas serán libres para crecer con más rapidez, expandirse hacia nuevos mercados y crear más puestos de trabajo. Es el momento de votar por la ruptura y recuperar el control”, indican en la carta.

Sus argumentos podrían parecer inconsistentes. “Son endebles porque, económicamente, la salida (de la UE) no tiene mucho sentido. Los principales argumentos a favor de la ruptura tienen que ver con obtener una voz propia en las negociaciones multilaterales. Ya no irían como la UE, sino como Reino Unido. Con ello tendrías capacidad de imponer preferencias (arancelarias, de derechos de explotación, derechos de patentes, etcétera). Es un argumento difícil de negar, porque la salida total implica no tener que seguir la normativa europea en, por ejemplo, aspectos regulatorios de producción o aspectos sanitarios. Pero, según cómo se acuerde el escenario de salida, dichos acuerdos podrían seguir aplicándose. Y nadie sabe en qué condiciones quedará el Reino Unido”, explica a El Confidencial Gonzalo Gómez Bengoechea, profesor del Departamento de Economía de la Universidad Pontificia Comillas.        

Uno de los firmantes de la misiva, el fundador y presidente de la cadena de pubs JD Wetherspoon, Tim Martin, ha llegado más lejos: está recorriendo el país para explicar a los clientes sus razones para creer firmemente que a Reino Unido le irá mejor fuera del club comunitario. El hombre que donó 260.000 euros a la campaña del “Leave” sostiene que a los pequeños negocios no les sienta bien la burocracia de Bruselas: “Si Reino Unido decide dejar Europa tendremos mejores relaciones económicas, vínculos comerciales más fuertes, incluyendo el libre comercio y, creo, más libertad de movimiento para los trabajadores”.

Fuente: ElConfidencial.com