Brexit: dos años para definir el destino de los 200.000 españoles que viven en UK

26.06.2016 – 15:20 H. Como en cada proceso electoral, el Consulado español de Londres se ha convertido en un lugar de perigranje para los españoles que ...

26.06.201615:20 H.

Como en cada proceso electoral, el Consulado español de Londres se ha convertido en un lugar de perigranje para los españoles que residen en el Reino Unido. Situado en Draycott Place, en el corazón del exclusivo barrio de Belgravia, el consulado se suele convertir en algo así como una plaza de cualquier ciudad española donde los residentes en Inglaterra comparten impresiones. En otro contexto, no habría otro tema de conversación que las elecciones de este domingo, pero el terremoto que ha generado el Brexit ha cambiado el orden del día en las conversaciones habituales. Así, nadie especula sobre si los resultados cambiarán mucho respecto a la pasada cita con las urnas, si habrá o no ‘sorpasso’ de Podemos al PSOE o cuál es la mejor opción para los residentes fuera de España. De lo único que se habla es del Brexit.

Yolanda es coruñesa. Reside en Portsmouth desde hace tres meses y tiene claro que el Reino Unido es ya su hogar: “De aquí no me mueven, aunque es verdad que las cosas se pueden complicar un poco para la colonia española que vive en el país”. Sin embargo, Elena y Omar, con veinte años ya de vida en Londres, sí creen que mucha gente acelerará su vuelta a España. Uno de ellos podría ser Andrés, que desde el viernes siente que el futuro es más “inestable”: ha ido a hacer gestiones con su hijo de apenas tres semanas. Aseguraba sentirse muy desconcertado y decepcionado por el resultado: “seguiré aquí mientras que económicamente me merezca la pena”.

Y es que el resultado del referéndum ha creado un enorme desconcierto en la amplia colonia europea que reside en el Reino Unido. Alrededor de 3 millones de ciudadanos viven este momento en suelo británico. La comunidad española bordea los 200.000 ciudadanos censados, aunque se calcula que viven muchos más de modo temporal que no llegan nunca a registrarse.

¿Qué pasará con las pensiones?

‘Creo que va a ser positivo para la economía. El Reino Unido paga demasiado dinero a Bruselas y, sin embargo, no tiene tanto poder de decisión’, dice Marta, una bilbaínaEl proceso que se abre genera dudas especialmente entre aquéllos que menos tiempo llevan en el país, como Laura que llegó hace tres meses a Londres, precisamente para trabajar en el Consulado español. Asegura que la oficina no ha dejado de recibir consultas desde que se conocieron los resultados, “incluso siete personas se personaron para pedir información de primera mano el mismo viernes después de enterarse”. Las principales dudas de Laura coinciden con las preguntas que se hacen los españoles que residen en el Reino Unido. “Sin duda lo más preocupante es saber qué pasará con las pensiones y con el libre movimiento de ciudadanos, aunque creo que, de momento, los que tenían pensando quedarse esperarán hasta ver cómo evolucionan las negociaciones”, comenta cavilosa, tirando del manual de especulaciones que escuchan en Draycott Place.

Precisamente, en un intento por frenar el desconcierto que cunde entre la colonia española, la propia Embajada lanzó un comunicado en su página web informando de que “el resultado del referéndum no supone cambio alguno para la situación legal de los ciudadanos españoles y de las compañías de nuestro país en el Reino Unido, durante un periodo de hasta dos años que puede ser prorrogado”. Además el texto publicado por la Embajada anunciaba que el Gobierno trabajará en el seno de las Instituciones europeas para lograr un acuerdo que sea beneficioso tanto para España como para el Reino Unido y la UE, “teniendo en cuenta la importancia de los intereses en presencia”.

Aunque también se escuchan opiniones sorprendentes. La campaña del Leave ha sido tan agresiva que incluso ha convencido a algún ciudadano español. Este es el caso de Marta, una bilbaína que lleva 21 años viviendo en el área de Northampton, uno de los bastiones del Brexit. “Creo que va a ser positivo para la economía. El Reino Unido paga demasiado dinero a Bruselas y, sin embargo, no tiene tanto poder de decisión”, dice, como si la campaña no hubiera acabado y ella misma estuviera en un mismísimo ‘stand’ del Leave.

Votantes a favor del Brexit con banderas de Reino Unido a las puertas de Downing Street tras conocerse los resultados del referéndum (Reuters).Votantes a favor del Brexit con banderas de Reino Unido a las puertas de Downing Street tras conocerse los resultados del referéndum (Reuters).

“Me siento más emigrante que nunca”

Otro de los termómetros del estado de desorientación que viven los españoles en el Reino Unido son los foros de internet, instrumento clave donde los residentes intercambian información. Uno de los más populares es el grupo de Facebook Españoles en Londres, con más de 40.000 miembros. El debate en el foro ha sido intensísimo en los últimos días. Cientos de mensajes se agolpan en el muro: españoles que muestran su descontento, otros que piden dureza de la UE con el Reino Unido en el proceso negociador, los que cuentan sus conversaciones con amigos nativos e, incluso, los mensajes de españoles que querían venir a Londres o a otras ciudades del país y preguntan a los que ya están, en un mar de dudas, si seguirá siendo posible.

Muchos españoles confiesan que algunos de sus amigos británicos les enviaron mensajes casi de disculpa por el resultado. Un tono parecido al que ha utilizado el nuevo alcalde laborista de Londres, Sadiq Kahn, para dirigirse a los europeos que viven en la capital: “valoramos totalmente la contribución que hacen a la ciudad y esta relación no cambiará”.

Sin embargo, es difícil que el Brexit no genere algo así como un telón de cristal entre parte de la sociedad británica y los ciudadanos comunitarios. Marcos Hernández, originario de Puertollano, es un buen conocedor del Reino Unido. Lleva cuatro años en el país y ha vivido en tres ciudades: Cambridge, Londres y Stoke on Trent, pequeña ciudad al norte de Inglaterra, donde reside en la actualidad. “Debo confesar que me siento más inmigrante que nunca, como menos bienvenido”, escribe por mail. “Creo que para los que ya vivimos aquí las cosas no cambiarán demasiado. Al menos, de forma drástica. Obviamente, lo que no será tan sencillo es mudarse en el futuro”.

Lo que está claro es que la relación de los españoles con el Reino Unido será definida por el proceso de negociación que se abrirá cuando se emprenda la desconexión definitiva del Reino Unido con la UE. Muchos, como Álvaro, que lleva viviendo en el país desde 2014, opinan que Bruselas tiene que mantener una postura firme con Londres. “Espero que Europa no sea laxa con los británicos en las negociaciones de salida”, dice todavía decepcionado por las urnas. Aunque esa falta de laxitud, quién sabe, podría derivar en que muchos españoles tendrían que hacer las maletas antes de lo que tenían pensado y volver a casa.

Fuente: ElConfidencial.com