Brindis al sol de Boris Johnson: el líder de la campaña proBrexit aún no tiene un plan

27.06.2016 – 15:55 H. – Actualizado: 3 H. Boris Johnson es un tipo optimista como pocos. Reino Unido seguirá teniendo acceso al Mercado Único pese al ...

27.06.201615:55 H. – Actualizado: 3 H.

Boris Johnson es un tipo optimista como pocos. Reino Unido seguirá teniendo acceso al Mercado Único pese al Brexit, escribe el exalcalde de Londres y líder ‘de facto’ de la campaña a favor de la ruptura con la Unión Europea, en un artículo publicado este domingo en ‘The Telegraph’.

El resultado del referéndum del pasado jueves ha puesto a Johnson, favorito para convertirse en el nuevo primer ministro británico, bajo los focos de los mercados financieros, que aguardan con ansiedad a conocer los detalles de su plan para un Reino Unido pos-Brexit y cómo piensa aplicarlo. Y, sin embargo, su columna del domingo no arroja mucha luz sobre cómo materializará las promesas que realizó durante la campaña. Únicamente reitera que Reino Unido obtendrá lo mejor de ‘los dos mundos’ (UE y UK) e intenta apaciguar al millón de británicos que votaron por la permanencia en el bloque comunitario.

El excéntrico político asegura que el Reino Unido podrá ahora forjar una relación con la UE basada en el libre comercio y la colaboración en vez de en una sistema federal, y que podrán también cerrar acuerdos de libre comercio con economías en crecimiento fuera de la Unión. “Seguirá habiendo libre comercio y acceso al Mercado Único”, escribe, añadiendo que no había nada más urgente para el Reino Unido que “liberarse” de la UE.

Celia Maza. LondresVer artículo Johnson también asegura en su artículo que “seguirá habiendo una cada vez más intensa cooperación y asociación con Europa en un gran número de campos… los ciudadanos europeos que viven en este país tendrán plena protección a sus derechos, al igual que los ciudadanos británicos que viven en la UE. Los británicos podrán seguir viajando y trabajando en la UE; podrán vivir, viajar, estudiar, comprar casas y establecerse“.

Sus promesas, sin embargo, son incompatibles con una de las cuestiones clave de su campaña: el control de la inmigración comunitaria, dado que Reino Unido necesita abandonar el acuerdo de Libre Circulación de Personas si quiere detener dicha inmigración. Ello arrebatará a los británicos la posibilidad de seguir ‘estableciéndose’ en Europa tal y como vienen haciendo desde hace décadas.

Tampoco especifica Johnson en su columna cómo funcionará el acuerdo, pero sugiere que Reino Unido no aceptaría la Libre Circulación al afirmar que el Gobierno podrá implementar una política migratoria más acorde con las necesidades de la industria y las empresas. “El único cambio es que el Reino Unido se liberará del insólito y opaco sistema de legislación de la UE”. Dicho sistema de legislación es, precisamente, lo que Bruselas quiere desenmarañar cuanto antes. Ya el mismo viernes, cuando la victoria del Brexit arrastró a la bolsa española a la peor caída de su historia (12,35), líderes comunitarios empezaron a presionar a Reino Unido para que active el artículo 50 del Tratado de Lisboa para comenzar las negociaciones de ruptura. La UE no esconde que quiere al Reino Unido fuera cuanto antes.

Parece delirante que Johnson crea que Bruselas concederá al Reino Unido todo lo que el exalcalde de Londres asegura que exigirá -y que recibirá-, como la libertad de movimiento para los británicos en la UE pero sin inmigración comunitaria hacia Reino Unido, acceso al Mercado Único o “el fin del opaco sistema de legislación” al tiempo que intensifica la cooperación con la Unión. 

Los ‘tories’ intentan evitar que sea su líder

Mientras, el Partido Conservador maniobra contra Johnson: busca candidatos para evitar que el exalcalde de Londres se convierta en el nuevo líder en sustitución de Cameron, que anunció su dimisión tras el Brexit. Johnson se postulará esta semana para suceder a Cameron, lo que se formalizaría en el congreso anual de la formación, en octubre. Según el ‘Sunday Telegraph’, el ministro de Justicia, Michael Gove, que también hizo campaña a favor de la ruptura, está dispuesto a ser “el número dos” de Johnson y no planea disputar el liderazgo.

Eugenio Blanco / Ibai Herranz. LondresVer artículo Muchos diputados ‘tories’ y pesos pesados del partido se oponen a que Johnson sea el próximo líder. Lo ven como un político oportunista que hasta ahora se ha preocupado sobre todo por su propia carrera -aunque reconocen que cuenta con apoyo popular-. Estos parlamentarios, entre los que hay aliados de Cameron, apostarían por Theresa May, la actual ministra del Interior, que tiene un perfil más discreto pero eficaz. De acuerdo con el ‘Sunday Times’, hay cinco posibles candidatos al liderazgo: la ministra de Educación, Nicky Morgan; el exministro de Defensa Liam Fox; el ministro de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb; el secretario de Estado de Ciencias, George Freeman, y, posiblemente, el ministro de Sanidad, Jeremy Hunt.

El actual ministro de Economía, George Osborne, que defendió junto a Cameron la permanencia en la UE, podría unirse al equipo de Johnson y Gove. Una fuente de Downing Street, despacho oficial de Cameron, dijo a ‘The Sunday Times’ que este “no interferirá” en la carrera por el liderazgo.

Al presentar su dimisión el viernes, el primer ministro dijo que seguirá al frente del Gobierno hasta el congreso de octubre, cuando se elegiría al nuevo líder, que deberá dirigir las conversaciones con Bruselas para salir de la UE. Sin embargo, los líderes comunitarios han urgido al Reino Unido a empezar las negociaciones cuanto antes para evitar más inestabilidad e incertidumbre. Cuando se produzca el relevo, el nuevo primer ministro puede convocar elecciones anticipadas, aunque, según la prensa británica, es improbable que Johnson lo haga.

Fuente: ElConfidencial.com