Bruselas da otro paso contra Polonia por vulnerar el Estado de Derecho

01.06.2016 – 20:08 H. La Comisión Europea (CE) dio este miércoles el primer paso formal en el expediente abierto a Polonia por vulnerar el Estado de ...

01.06.201620:08 H.

La Comisión Europea (CE) dio este miércoles el primer paso formal en el expediente abierto a Polonia por vulnerar el Estado de derecho con la adopción de una opinión por su polémica reforma para estrechar el control del Tribunal Constitucional y que, en última instancia, podría llevar a suspender su derecho de voto en la Unión Europea. La medida se enmarca en el proceso comunitario abierto contra Polonia el pasado 13 de enero por las dudas que plantea dicha reforma.

“Pese a nuestros esfuerzos, hasta ahora no hemos sido capaces todavía de encontrar soluciones”, señaló en una rueda de prensa el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, tras reunirse con el colegio de comisarios en el que se decidió el envío de una opinión sobre el caso a Varsovia. Polonia dispone de dos semanas para enviar sus observaciones, pero si no se encuentra una solución satisfactoria en un plazo razonable, entonces la CE podrá emitir una recomendación y seguir avanzando en este proceso, que en última instancia puede llevar a la suspensión del voto del Estado miembro en el Consejo de la UE.

Timmermans recordó en una rueda de prensa que las tres cuestiones que preocupan a Bruselas son “la composición de la corte, la publicación de sus sentencias y el contenido del acta sobre el Tribunal Constitucional -la ley adoptada el 22 de diciembre de 2015- que modifica el funcionamiento de esta corte y afecta a la independencia de sus jueces“.

A Bruselas le preocupa el contenido del acta sobre el Tribunal Constitucional, que modifica el funcionamiento de esta corte y afecta a la independencia de sus juecesEl vicepresidente primero explicó que la Comisión decide dar este paso porque la Unión Europea (UE) se construye sobre los valores incluidos en el Tratado, que incluyen el respeto al Estado de derecho, por lo que si un país miembro ha firmado y ratificado este Tratado también tiene que aplicar sus reglas. “Asegurarnos de que se respeta el Estado de derecho es una responsabilidad colectiva de las instituciones y de todos los Estados miembros, y es parte del papel de la Comisión Europea como guardiana de los tratados”, añadió.

Timmermans explicó que el contacto de las últimas semanas y meses con las autoridades polacas ha sido “constructivo”, pese a que no se haya logrado resolver la situación todavía, como ha mostrado su conversación con la primera ministra polaca, Beata Szydlo, quien manifestó su deseo de mantener abierto el diálogo con Bruselas.

Asimismo, explicó que el envío de una opinión sobre lo que Bruselas considera que podría hacerse para resolver este caso forma parte de esos contactos constructivos y está dirigida a “centrar el diálogo con el Gobierno polaco”. “No quiero especular sobre pasos futuros porque, tras la conversación con la primera ministra Szydlo, aún nos veo en un proceso de dialogo constructivo”, sostuvo.

Los cambios en la legislación polaca que afectan al Tribunal Constitucional se produjeron tras la llegada al poder en noviembre del partido ultraconservador y nacionalista Ley y Justicia. Preguntado acerca de si ha hablado directamente con el líder del partido, Jaroslaw Kaczynski, que ha cuestionado la legitimidad de las medidas adoptadas por la CE, Timmermans reconoció que sus contactos se han limitado a la primera ministra y varios ministros polacos, pero recalcó que nunca ha tenido el sentimiento de negociar con alguien que no tuviera la competencia para negociar en nombre de Polonia.

Pasadas las dos semanas que tiene de plazo ahora Varsovia para reaccionar, la CE podría emitir una recomendación y si el país tampoco cumple con ella, podría llegar a activarse el artículo 7 del procedimiento que incluye la suspensión del voto de Polonia en el Consejo de la UE. El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, que este miércoles ofreció una rueda de prensa conjunta con el primer ministro eslovaco, Robert Fico, cuyo país asumirá la presidencia de turno del Consejo de la UE el próximo 1 de julio, rehusó en un principio comentar la decisión adoptada por el colegio de comisarios. Sin embargo, después de que Fico recordase que el Gobierno polaco es un Ejecutivo mayoritario resultado de unas elecciones democráticas, Juncker respondió que “la democracia es más que una mayoría parlamentaria y tiene también que ver con la sociedad civil”

Fuente: ElConfidencial.com