Carmena y el 'monárquico' Bernabéu: “No hay narices a quitarle la calle a don Santiago”

11.02.2016 – 05:00 H. En días venideros, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, someterá al pleno del consistorio de la capital de España la supresión de ...

11.02.201605:00 H.

En días venideros, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, someterá al pleno del consistorio de la capital de España la supresión de aquellas calles, plazas y espacios públicos cuyos nombres están vinculados al franquismo. Con el fin de elaborar el listado de las calles, plazas y demás espacios públicos que podrían cambiar de nombre a corto plazo, la regidora madrileña ha solicitado un informe a la cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense. Ese informe ya ha sido elaborado y entre los 256 nombres que propone suprimir se encuentran los de la calle dedicada a la memoria de Santiago Bernabéu, mítico presidente del Real Madrid, o la que se bautizó como Juan Antonio Samaranch, nombre del que fuera presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Santiago Bernabéu compra un periódico durante la Guerra Civil.Santiago Bernabéu compra un periódico durante la Guerra Civil.

“No hay narices para quitarle la calle a don Santiago, aseguran a El Confidencial fuentes del ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid al preguntarles por la posibilidad de que la placa de Bernabéu sea retirada de la calle que lleva su nombre. Para hacerlo, la alcaldesa Manuela Carmena se basa en el criterio de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Según esta, la calle Santiago Bernabéu debía ser borrada del callejero de Madrid porque, tal y como se puede leer en el resumen que recoge la página web de dicha asociación, el expresidente del Rel Madrid era “simpatizante de la CEDA”, además de que “tras la sublevación de julio del 36 se refugió en la embajada de Francia durante dos años. Posteriormente se exilió en ese país y en los últimos meses del conflicto se enroló en las filas del bando sublevado, donde figuró como cabo observador bajo el mando de Agustín Muñoz Grandes”.

Santiago Bernabéu accedió a la presidencia del Real Madrid el 15 de septiembre de 1943, en la que se mantuvo hasta el 2 de junio de 1978, fecha de su fallecimiento. Entre otras distinciones, nacionales y extranjeras, Bernabéu recibió la Medalla de Oro de Madrid el 27 de junio de 1956, tras ganar el Real Madrid la primera Copa de Europa. Bajo su largo y fructífero mandato, se construyó el Nuevo Chamartín, estadio que precisamente lleva su nombre desde primeros de marzo de 1955 y que fue elogiado y admirado por toda Europa.

Aunque nació en Almansa (Albacete), don Santiago siempre defendió a ultranza la capital de España y a los madrileños, como se puede comprobar en las numerosas entrevistas que le hicieron a lo largo de su incontestable trayectoria como máximo rector del club más lauredado del mundo. Asimismo, cuando se le hablaba de política, siempre mantuvo: “Con Franco tengo unas relaciones normales. Él sabe que gracias al Madrid han sido varias las puertas que se han abierto en España y que estaban cerradas a cal y canto. Yo le respeto, pero también sabe, porque se lo he dicho en su cara, que soy monárquico”. Ahora, la incógnita a despejar es si la señora Carmena también propondrá que se quite el nombre de Santiago Bernabéu en la estación del Metro que se encuentra frente al estadio madridista.

Paradójicamente, si a Bernabéu se le dedicó una calle con su nombre y primer apellido, otra leyenda del madridismo como Alfredo di Stéfano también pudo tener la suya, aunque finalmente no fue así. Hace años hubo una campaña mediática para impulsar la idea y don Alfredo nunca ocultó la ilusión que esta le hacía. La Saeta se había nacionalizado español en 1957 y, aunque siempre presumía de ser argentino y de haber nacido en Buenos Aires, también ponía énfasis en sus palabras al hablar de Madrid y de España. “Este país es maravilloso y también me siento madrileño y español”, decía.

Lo cierto es que Di Stéfano falleció sin poder ver su nombre en una placa en una de las calles o plazas madrileñas. Sin embargo, en su memoria, los residentes en Madrid, así como los visitantes y turistas, sí podrían haber contemplado un espacio público, cercano al estadio Bernabéu, con esta inscripción: Parque Alfredo di Stéfano. En la primavera de 2014, el Ayuntamiento de Madrid trasladó esta propuesta al Real Madrid. Uno de sus dirigentes, con cargo en la zona noble de la presidencia, consideró que, al menos de momento, no era conveniente llevar a cabo la propuesta.

Di Stéfano y Santiago Bernabéu. Di Stéfano y Santiago Bernabéu.

El parque a Di Stéfano que vetó… el Real Madrid

Días después, cuando a la misma persona del club le dijeron que en el orden del día de uno de los plenos iba la proposición de crear un parque público bajo el nombre de Alfredo di Stéfano, no solo la volvió a rechazar, sino que aseguró: “Poner el nombre de Di Stéfano a un parque madrileño causaría muchos problemas entre los hijos, ya que entre ellos existen grandes desavenencias”.

Al enterarse la familia por medio del consistorio de lo que había dicho el empleado del club, los hijos montaron en cólera. Uno de ellos aseguró a un miembro del ayuntamiento que era una falacia lo que les había comentado el dirigente del Real Madrid. Sin embargo, y para no tener problemas con el club que preside Florentino Pérez, los hijos del mito madridista se dieron por satisfechos con que uno de los campos de Valdebebas se conozca como Estadio Alfredo di Stéfano. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: