Casemiro vuelve al Madrid para ser el mediocentro que siempre necesita Benítez

Carlos Henrique Casemiro jugará la próxima temporada en el Real Madrid después de que el club blanco ejerciese la opción de recompra que tenía desde que el ...

Carlos Henrique Casemiro jugará la próxima temporada en el Real Madrid después de que el club blanco ejerciese la opción de recompra que tenía desde que el pasado verano fichase por el Oporto, donde ha militado el curso recién finalizado. “El Real Madrid ha ejercido la opción de rescate de los derechos federativos del jugador Casemiro, después de que el FC Porto notificara la ejecución de su opción de compra”, informó la entidad de Chamartín en un comunicado en su página web.

Casemiro disputó esta campaña 28 partidos de Liga y marcó tres goles en los más de 2.100 minutos que jugó con la camiseta del Oporto. El brasileño ha supuesto 7,5 millones de euros al Real Madrid, que no desaprovechó la opción de recompra. El brasileño consiguió, con esta cesión, desarrollarse en un grande europeo. La campaña 2013/14 Casemiro no consiguió tener continuidad en el equipo madridista y tan solo disputó 12 partidos de Liga, siete de Copa del Rey y seis de la Liga de Campeones.

Es muy probable que la vuelta del brasileño al Real Madrid sea la primera decisión en firme que haya tomado Rafa Benítez como técnico blanco. El entrenador ha sido muy claro a lo largo de su carrera con respecto a la posición en el campo a la que más valor da. Y esa no es otra que la del mediocentro posicional. Incluso desde su época en el Tenerife, donde se dio a conocer, juntó un doble pivote de enorme calidad para Segunda División como era el formado por Pep Lluís Martí y Gerardo Torrado y con esa base (además de los Curro Torres, Luis García y Mista) subió a Primera y se marchó al Valencia.

Mascherano y Alonso tratan de robar un balón a Cesc Fàbregas (Cordon Press).Mascherano y Alonso tratan de robar un balón a Cesc Fàbregas (Cordon Press).

Ya en Mestalla, Benítez rastreó el mercado para reforzar también el centro del campo (ya muy fuerte con Rubén Baraja y David Albelda) fichando a Carlos Marchena y Gonzalo de los Santos. Sí, Marchena cuenta como mediocentro porque en esa posición empezó a convertirse en un jugador importante del Sevilla y del Benfica. Y en su último año en el Valencia, Benítez fichó a Momo Sissoko, uno de los pivotes que posteriormente se llevaría al Liverpool.

De hecho, fue en Anfield donde más mediocentros fichó. En su primer año ya contaba con Dietmar Hamann y contrató a Xabi Alonso. Y posteriormente, fue fichando a pivotes constantemente hasta su último año: Sissoko, Mascherano y Lucas Leiva. Al final, juntó en el Liverpool a todos ellos con Gerrard y Alonso. Es decir, priorizó reforzar el centro del campo. Ya en el Inter fichó a McDonald Mariga. En el Chelsea, al llegar con la temporada ya empezada, no pudo formar el equipo a su antojo, aunque sí podemos decir que le dio mucha importancia a Ramires en esa posición, aunque no fuera la suya.

Curiosamente, en el Napoli se encontró ya con una buena serie de pivotes defensivos que le hizo no mirar al mercado para contratar otro más. Y lo más extraño es que se fue deshaciendo poco a poco de ellos. Primero se fue Valon Behrami al Hamburg y posteriormente, Blerim Džemaili al Galatasaray. Se quedó tan sólo con Gökhan Inler, por lo que volvió a buscar otros complementos y los creyó encontrar en Jonathan de Guzmán y David López.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: