Casillas, el “monigote” que algún día contará en un libro su salida del Real Madrid

08.05.2016 – 18:00 H. “He sido el monigote al que la gente le gusta pinchar y pinchar”. Este es el titular que la revista ‘XL ...

08.05.201618:00 H.

“He sido el monigote al que la gente le gusta pinchar y pinchar”. Este es el titular que la revista ‘XL Semanal’ llevaba este domingo en su portada tras la entrevista que le concedió Iker Casillas con motivo de su visita a la capital de España para participar en un acto de uno de sus patrocinadores. El exguardameta del Real Madrid, ahora del Oporto y todavía de la Selección española, asegura que algún día contará por qué tuvo que salir como salió del Bernabéu. “Cuando dentro de 15 años escriba un libro, lo contaré. Ahora lo mejor es que el Real Madrid gane Copas de Europa y que Casillas gane títulos”, explica el mostoleño. 

“Tuve que decidir entre quedarme y ser el monigote al que la gente gusta pinchar, como un muñequito de vudú, o salir y respirar”, confiesa Iker sobre su salida del club en el que estuvo desde categorías inferiores. “Si hubiera mirado más por mí, hubiésemos tenido circo todos los días, sobre todo el último año”, añade, para de este modo reafirmar un madridismo que tantos pusieron en duda. 

Portada de XLSemanalPortada de XLSemanal

En cuanto a los problemas en el vestuario que forzaron que saliese del Madrid, Iker comenta que la mala relación con Mourinho “hizo que la gente se dividiera y se postulara por uno o por otro”.  “La situación era muy incómoda porque dentro del equipo había dos personas cuya relación fue deteriorándose”, dice sobre el técnico portugués. 

Preguntado por su caso comparado con el de Del Bosque, el guardameta internacional comenta que “el caso de Vicente fue muy diferente. Llevaba 35 años en el club y a mí me cuesta creer que hay madridistas que duden de su madridismo por ser seleccionador nacional. Vicente es una persona que nunca tiene un mal gesto con nadie, es una persona llana y tranquila, pero parece que lo que se lleva ahora es ser chulo, prepotente y egocéntrico”. “Yo también soy bastante tranquilo, hasta que un día alguien me toca las narices y, entonces, salto”. 

Iker confiesa sobra la Eurocopa que este verano se disputa en Francia que “pienso que, si voy, el que va a levantar esa Eurocopa voy a ser yo porque soy el capitán. Por tanto, juegue o no juegue, tendré que levantarla otra vez”. Será Del Bosque quien decida si el portero titular es Casillas o, por contra, David de Gea, el guardameta del Manchester United que está llamado a ser su sustituto en la portería de la Roja y la única duda es cuándo. 

Además de aspectos puramente deportivos, Casillas también responde a preguntas más personales. “Mi padre tenía el sueldo de un guardia civil y mi madre era ama de casa, aunque empezó a estudiar para ser peluquera (…) No se me caen los anillos por haber vivido en Móstoles y tener un Seat 124. Presumo de mis raíces”. Quizás por ello no tiene problema en reconocer que “me gusta más el chándal que los vaqueros”.  “A mí me han pagado siempre en blanco, del negro no he sabido nunca nada. Soy español, me toca pagar los impuestos aquí y lo hago”, dice sobre la corrupción. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes