Chicharito sigue volando y empuja al Real Madrid en su victoria frente al Celta

El pase a semifinales en Champions no ha perjudicado al Real Madrid en su devenir liguero y, en una de las salidas más peligrosas que le quedaban esta ...

El pase a semifinales en Champions no ha perjudicado al Real Madrid en su devenir liguero y, en una de las salidas más peligrosas que le quedaban esta temporada, solventó con un 2-4 –y una gran actitud–el partido frente al Celta de Vigo. Como hace unos días en el Bernabéu, el mayor protagonismo se lo llevó Chicharito, autor de dos goles. James y Kroos anotaron los otros de los visitantes; Nolito y Santi Mina lo hicieron para los visitantes.

Vibrante y divertido encuentro el de este domingo en Balaídos para mantener la tensión la clasificación liguera. El FC Barcelona mantiene los dos puntos de diferencia sobre el Madrid, quien continúa a la espera de un fallo culé para arrebatar el disputado liderato, a falta de cinco jornadas.

Existía una duda sobre el equipo de Ancelotti: ¿mantendría la misma intensidad tras el decisivo encuentro del pasado miércoles? Pese a que el Celta se adelantara, la respuesta fue clara: sí. Las lesiones que han sorprendido a un vestuario que estaba “más fresco que nunca”, según su propio entrenador, no lo han acusado en sus intereses deportivos y sin los titulares Bale, Benzema y Modric, los blancos permanecen vivos en las dos competiciones a las que aspiran.

Gol del Celta y Ramos con su bota en la mano

El Celta llegaba con una estadística de 1,06 goles recibidos por partido liguero, el Madrid de 0,87. Y en 45 minutos, los locales recibieron 3, los visitantes 2. El encuentro comenzó entretenido, con una presión del Madrid que impedía al Celta a pensar con claridad, aunque resultó inefectiva cuando en el minuto 9 llegó la pelota a la izquierda, donde Nolito se fue de Carvajal e Illarra y chutó raso delante de Varane al primer palo para superar a Casillas, que estaba detrás de un Sergio Ramos con la bota en la mano. Curiosa escena que quita cierto protagonismo a la excelente jugada del canterano barcelonista.

Siete minutos después, la respuesta del Madrid vino por parte de Kroos, que remató un balón suelto en área vigués. Lejos de la calma, otros siete minutos más tarde James y Chicharito realizaron una combinación que culminó con un tiro cruzado desde la derecha del mexicano para poner el 1-2.

Mal día para ser defensa –de cualquier equipo– ya que en el 27 Santi Mina recibió un pase de Orellana (ningún centrocampista le tapó) y, ganando la espalda a Marcelo, se presentó delante de Casillas. Al palo y el rechazo gol. Con el 2-2, el choque se estabilizó y no volvería a verse una ocasión de gol hasta el 40, cuando una contra del Madrid que inició Ramos, y pasó por Kroos y Chicharito, acabó en las botas de Cristiano Ronaldo. Al palo tras una excelente salida de Sergio, que tapó bien la meta en el uno contra uno. Dos minutos después, James no perdonaría otro ataque rápido de los merengues para situar el 2-3 con el que los futbolistas se fueron al vestuario.

El centro del campo era para el Celta

Lejos de que las charlas tácticas de Berizzo y Ancelotti a sus respectivos jugadores para tratar de cortar las facilidades en ataque del rival, el partido mantenía el mismo nivel de riesgo en ambas partes. El centro del campo era para el Celta, el Madrid estaba más replegado (quizás controlando así mejor al rival) esperando el contragolpe, una situación que propició en veinte minutos tres ocasiones para que el Celta situara la pelota muy cerca de la línea de gol y para que los hombres de negro –el Madrid– realizaran dos cabalgadas muy peligrosas, sobre todo la última, en la que Chicharito casi hace el cuarto.

Con el espectáculo como principal protagonista, Sergio Ramos añadió más motivos para colorear este estupendo encuentro con una conducción del balón desde la defensa hasta el medio del campo –su posición de hace unos días– y, como Orellana en la primera mitad (sin oposición), tira un buen pase adelantado con el exterior para que Chicharito realice un control orientado. Y gol, su sexto en Liga, tercero en unos días.

2-4 en el 69, unos instantes antes de que Ancelotti sustituyera al mexicano por Pepe. Delantero por defensa para jugar con tres centrales, dos laterales con posibilidad de disfrazarse de interiores y Cristiano en punta. A falta de nueve minutos, Jesé sustituyó a un Isco sin tantos focos encima desde que James se recuperó de la lesión. Y más tarde Arbeloa dio descanso a James. El marcador no variaría pese a los intentos del conjunto gallego.

Ficha técnica:

2 – Celta de Vigo: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny; Krohn-Dehli, Augusto; Santi Mina (Hernández, m.75), Orellana (Bongonda, m.69), Nolito; y Larrivey (Charles, m.72).

4 – Real Madrid: Iker Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; James (Arbeloa, m.86), Kroos, Illarra, Isco (Jesé, m.81); Cristiano Ronaldo y Chicharito (Pepe, m.73)

Goles: 1-0, M.8: Nolito; 1-1, M.15: Kroos; 1-2, M.23: Chicharito; 2-2, M.28: Santi Mina; 2-3, M.43: James; 2-4, M.68: Chicharito.

Árbitro: Pérez Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Orellana, Jonny y Krohn-Dehli, por parte del Celta de Vigo, y Sergio Ramos y Carvajal, por el Real Madrid.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la liga BBVA disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 25.274 espectadores, según anunció el club vigués.

Fuente: ElConfidencial – Deportes