Claves para no perderse en las elecciones de Estados Unidos

20.02.2016 – 19:13 H. Estados Unidos elegirá el próximo 8 de noviembre al sucesor de Barack Obama, que finaliza el segundo de los dos mandatos que como ...

20.02.201619:13 H.

Estados Unidos elegirá el próximo 8 de noviembre al sucesor de Barack Obama, que finaliza el segundo de los dos mandatos que como máximo puede gobernar el presidente de los Estados Unidos. Esa fecha será el final de un largo proceso que arranca con las primarias de cada partido y en cada estado para la designación de los aspirantes a ocupar la Casa Blanca.

¿Cómo se elige a los candidatos a la presidencia?

Tal y como explica la ‘Guía práctica de las elecciones de Estados Unidos 2016′, elaborada por The Hispanic Council, la elección de los candidatos puede desarrollarse mediante unas elecciones primarias o caucus. Iowa y Nevada, entre otros estados, cuentan con este último sistema de designación, que consiste en una asamblea partidaria con los ciudadanos afiliados al partido y registrados que pueden elegir al candidato a mano alzada o a través de las urnas.

Precisamente, los primeros caucus de este intenso año electoral han sido los de Iowa, el pasado 1 de febrero, en los que el senador Ted Cruz se impuso a Donald Trump en el partido republicano, y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton empató con el senador de Vermont Bernie Sanders en el bando demócrata.

Hillary Clinton junto a su marido, el expresidente de EEUU Bill Clinton, y su hija, Chelsea Clinton, en Iowa. (EFE)Hillary Clinton junto a su marido, el expresidente de EEUU Bill Clinton, y su hija, Chelsea Clinton, en Iowa. (EFE)

En lo que respecta al sistema de primarias, puede ser de dos tipos diferentes: partidistas o no partidistas. En el primero de los casos, cada partido lleva a cabo su elección de forma separada y, a su vez, puede desarrollarse de tres formas diferentes: cerradas, en las que pueden votar los ciudadanos afiliados al partido o los independientes que se registren como partidarios antes de la elección; las semicerradas, en las que los votantes registrados de un partido solo pueden votar en las primarias de esa formación, mientras que los independientes deben elegir uno y no necesitan afiliarse; y, por último, las abiertas, en las que no importa la afiliación de los ciudadanos, quienes, eso sí, solo pueden participar en la votación de uno de los dos partidos. En las primarias no partidistas, que se celebran en Washington y California, los candidatos de ambos partidos compiten para ser nominados.

Las primarias que han inaugurado este año han sido las de New Hampshire, celebradas el pasado 9 de febrero, y en ellas el senador Sanders se convirtió en el primer político no cristiano, es judío, que gana unas votaciones de este tipo en Estados Unidos. En concreto, obtuvo el 59% de los votos frente al 39% de Hillary Clinton. Por su parte, en el lado republicano Trump logró el 34,8% frente al 16,2% del exgobernador de Ohio, John Kasich.

¿Cuál es el calendario?

Tras Iowa y New Hampshire, la contienda electoral se ha trasladado a Nevada (los demócratas este sábado 20 de febrero y los republicanos el día 23) y Carolina del Sur (los republicanos este sábado y los demócratas el 27 de febrero), caracterizada por el juego sucio en campañas pasadas. El siguiente gran día es el 1 de marzo, el ‘Supertuesday’, fecha en la que más estados celebran elecciones, en concreto doce: Alabama, Alaska (republicanas), Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia. Las últimas elecciones serán los comicios demócratas del 14 de junio en el Distrito de Columbia.

El senador demócrata Bernie Sanders el 9 de febrero en New Hampshire. (EFE)El senador demócrata Bernie Sanders el 9 de febrero en New Hampshire. (EFE)

¿Cuándo se anuncia oficialmente a los candidatos?

Una vez finalizado el proceso de primarias, el verano será otro momento clave con la celebración de las convenciones nacionales de cada partido. En ellas se anunciará oficialmente el nombre de los candidatos y los aspirantes a presidente de los Estados Unidos también designarán a su vicepresidente en caso de que lleguen a ocupar la Casa Blanca.

Entre el 18 y el 21 de julio tendrá lugar en Ohio la Convención Nacional Republicana, mientras que en la semana del 25 de julio se celebrará la del Partido Demócrata, en Filadelfia. 

¿Cómo se elige al presidente?

Las elecciones presidenciales se celebran el martes siguiente al primer lunes de noviembre de los años bisiestos y de los divisibles por cien. El calendario de las elecciones se definió poco después de la independencia de Estados Unidos y se ha mantenido. La fecha de los comicios, que en esta ocasión será el 8 de noviembre, se debe a las costumbres de la época. Por ejemplo, se eligió el mes de noviembre porque no es invierno y el transporte era más fácil, y que fuesen el martes tras el primer lunes para evitar que cayeran en 1 de noviembre, día de Todos los Santos.

El candidato republicano a la presidencia Ted Cruz en New Hampshire, el pasado 5 de febrero. (EFE)El candidato republicano a la presidencia Ted Cruz en New Hampshire, el pasado 5 de febrero. (EFE)

Sin embargo, ese día no finalizará todo el proceso porque el sistema de elección presidencial en Estados Unidos es indirecto. Por ello, el día 8 los votantes mayores de 18 años que se hayan registrado no elegirán al presidente sino a los compromisarios o electores de cada estado que forman los colegios electorales. Estos ascienden a 538, se distribuyen entre los 50 estados y el Distrito de Columbia y son quienes emitirán los votos para la designación presidencial.

La mayor parte de estados otorga sus votos al candidato que ha obtenido la mayoría absoluta de los votos de los ciudadanos. Nebraska y Maine suponen la única excepción, ya que distribuyen el voto electoral de forma proporcional entre ambos candidatos en función del porcentaje de votos de los ciudadanos.

Ganará las elecciones quien logre 270 votos electorales y el 20 de enero de 2017 el Presidente jurará su cargo en las escaleras del Capitolio

El número de votos electorales de cada estado para las próximas elecciones depende de los datos del censo. Así, por ejemplo, California cuenta con 55 mientras que Alaska dispondrá de 3. El primer lunes después del segundo miércoles de diciembre, el día 19, los electores del colegio electoral emitirán sus votos y el 6 de enero el Congreso los recibirá y certificará. Finalmente, ganará las elecciones el candidato que alcance los 270 votos electorales y, finalmente, el 20 de enero de 2017 el Presidente jurará su cargo en las escaleras del Capitolio.

Otras diferencias con respecto a España

Las diferencias con respecto al sistema español también se reflejan en el papel de los candidatos y en el modo en el que buscan atraer el voto. Según destaca Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, en Estados Unidos los candidatos son más importantes que los partidos, y tienen que ser capaces de “crear sus propias estructuras”, por lo que una de las señas de identidad de las elecciones es “el fenómeno de la personalización”. En este aspecto también es muy relevante el papel que juegan las familias de los candidatos.

Es importante la capacidad de los candidatos para captar fondos, de ahí que pasen gran parte del tiempo recaudando dinero y yendo a eventos con donantes

De igual forma, la financiación de las campañas es otra de las grandes diferencias. Ureña recuerda que Obama fue el primero en renunciar a la financiación pública, que conlleva un límite de gasto. Con la privada esa limitación desaparece y por ello es importante la capacidad que tengan los candidatos para captar fondos, de ahí que “pasen gran parte del tiempo recaudando dinero y acudiendo a eventos con donantes“. Además, en Estados Unidos los candidatos no tienen límites a la hora de comprar espacios publicitarios en televisión, medio en el que realizan grandes inversiones. 

En lo que se respecta al proceso actual, Ureña señala “lo incierto” del resultado. “En el Partido Demócrata Sanders está haciendo temblar los cimientos de Clinton, y en el Partido Republicano Trump ha dinamitado la campaña y está complicando las opciones de su partido, que tiene un problema serio con esta figura”, concluye. Para saber el resultado de esta carrera de fondo habrá que esperar todavía diez meses.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: