¿Cómo se escaparon dos asesinos de una prisión de alta seguridad en Nueva York?

¿Cómo lo han hecho? ¿Cómo lo han conseguido? Son las dos preguntas que se hacen hoy los medios de comunicación estadounidenses, en reacción a la ...

¿Cómo lo han hecho? ¿Cómo lo han conseguido? Son las dos preguntas que se hacen hoy los medios de comunicación estadounidenses, en reacción a la cinematográfica fuga, el viernes, de dos presos condenados a cadena perpétua, identificados como Richard Matt y David Sweat.

Juntos, consiguieron escapar de la cárcel de máxima seguridad más grande del estado de Nueva York (la prisión de Clinton), una fortaleza con 170 años de antigüedad, engañando a los guardias con muñecos hechos con camisetas (con los que simularon que seguían en la cama) y cavando un túnel hasta el exterior con herraminetas eléctricas. Las fuerzas de seguridad han lanzado una búsqueda exhaustiva de los reos, en la que están participando agentes federales. 

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, se trasladó a la cárcel, situada a 270 kilómetros de Albany, y reconoció que se trataba de un “trabajo extraordinario”. “Cuando miras cómo se ha hecho esta operación, es extraordinario”, dijo en la rueda de prensa en la que se ofrecieron los detalles de la fuga, que parece sacada de una película de ficción.

Los presos, de de 48 y 34 años, son considerados “un peligro” para la población, por lo que las autoridades han publicado sus fotos y han recomendado no acercarse a ellos si se les avista. Por el momento  se desconoce si los presos recibieron ayuda por parte de funcionarios de la prisión o si están armados.

Richard Matt (izquierda) y David Sweat (derecha). (Efe).Richard Matt (izquierda) y David Sweat (derecha). (Efe).

¿Cómo atravesaron la pared?

Matt y Sweat vivían en celdas adyacentes y al parecer utilizaron herramientas eléctricas para cavar un túnel en una pared de cemento apuntalada con bloques de acero. Lo que no queda claro es de dónde sacaron los aparatos necesarios para perforar la pared y por qué nadie escuchó el ruido. Cuomo sugirió que la teoría más plausible es que las herraminetas se las prestasen los trabajadores que realizan labores de mantenimiento en la cárcel.

¿Cómo salieron de la prisión?

Después de abrirse paso a través de la pared, los reos llegaron a las ‘tripas’ del edificio, el estrecho laberinto formado por los túneles de ventilación, cañerías y descargas de basura. El misterio es cómo consigueron orientarse en la oscuridad, recorriendo cientos de metros sin perderse y saltando de un túnel a otro.

El gobernador Cuomo revisando el túnel por el que se fugaron (Reuters).El gobernador Cuomo revisando el túnel por el que se fugaron (Reuters).

¿Quién les ayudó?

Los investigadores están convencidos de que no pudieron hacerlo en solitario, sino que tuvieron que ser asistidos por alguien desde el exterior. La policía está interrogando a todos los trabajadores (internos y externos) del complejo penitenciario.

¿Dónde están?

Los presos dejaron un simpático mensaje (“¡Que tengáis un buen día!”), en un papel amarillo decorado con una cara asiática sonriente. Es lo único con lo que cuentan por ahora los investigadores, además del historial de los presos y de detalles de su vida, como sus tatuajes. Matt ya se escapó de una prisión en 1986, razón por la cual fue enviado a otra prisión de máxima seguridad, el Elmira, de la que fue liberado en 1990.

Funcionarios de la prisión dijeron estar convencidos de que se trata de dos asesinos peligrosos, por lo que podrían cometer otros crímenes para no ser arrestados. “Esto significa que podrían haber entrado en alguna de las casas de las localidades cercanas, podrían matar a alguien, robar coches y atravesar conduciendo los Estados Unidos”.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: