Con el culpable del 'caso Cheryshev' fichado, Chendo guarda la prueba de su inocencia

11.12.2015 – 05:00 H. El ridículo fue histórico y, a la espera de lo que diga este viernes el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), puede dejar al ...

11.12.201505:00 H.

El ridículo fue histórico y, a la espera de lo que diga este viernes el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), puede dejar al Real Madrid fuera de la Copa. La alineación indebida de Cheryshev dejó en cueros a más de uno, aunque nadie haya sido señalado directamente como claro y directo responsable. Teniendo presente que Florentino Pérez subrayó en una rueda de prensa que ningún eslabón del Real Madrid falló, lo lógico es que este episodio no se cobre víctima alguna. No obstante, por si acaso, una de las personas que fueron señaladas tiene la prueba de su inocencia guardada como oro en paño. Se trata de Miguel Porlán ‘Chendo‘, el delegado del equipo que está muy tranquilo porque tiene la notificación que le exime de toda culpa. El ‘ok’ que le envió un empleado del club que está perfectamente identificado.

“Estoy viendo el partido del Real Madrid en Cádiz; no sé qué va a pasar con la amenaza de alineación indebida, ¡pero que dejen en paz a Chendo! En 18 años en el primer equipo del Madrid, nunca ha sido esta competencia del delegado del equipo. Para ello está la Dirección Deportiva”, escribió Manolo Sanchís en su cuenta de Twitter cuando aún se estaba jugando el partido. Y tiene razón en lo que dice porque fue dicho departamento el que gestó el esperpento. Fue un trabajador de la Dirección de Fútbol el que tranquilizó al delegado del primer equipo con el envío de una notificación en la que le informaba de que todo estaba en orden y que todos los jugadores que habían viajado estaban en perfecto estado de revista. Vamos, que transmitiera tranquilidad al entrenador.

Rafa Benítez, en el momento de retirar a Cheryshev del terreno de juego del Ramón de Carranza (Reuters)Rafa Benítez, en el momento de retirar a Cheryshev del terreno de juego del Ramón de Carranza (Reuters)

Confirmación equivocada

Andaba inquieto Rafa Benítez durante las horas previas al partido. Tenía dudas sobre Borja Mayoral, el canterano que viajó a Cádiz y al que pensaba dar algún minuto. El técnico, que siempre quiere tener bajo control cualquier detalle que afecte a su trabajo, insistió a su delegado para que hiciera una comprobación de última hora con el fin de confirmar que todo estaba en orden. Chendo se puso en contacto con una persona, con nombre y apellidos, integrante de la Dirección de Fútbol y encargada de este tipo de cuestiones. Horas antes del partido, el trabajador envió el parte correspondiente al delegado. Notificación errónea y que llevó a la ruina al club, convirtiéndose en el hazmerreír en más de medio mundo. Chendo está muy tranquilo; él cumplió con su trabajo y cuando llegó el momento fatídico de la alineación de Cheryshev, sus espaldas estaban bien cubiertas. Tiene la prueba… 

Tanto en el interior del Santiago Bernabéu como en la Ciudad Deportiva de Valdebebas -sobre todo-, no se habla de otra cosa en los últimos tiempos. Y todos saben qué persona es la que patinó, aunque Florentino Pérez diera la cara por todos los asalariados durante su comparecencia pública. La persona en cuestión, según se desliza desde las tripas de la institución blanca, es la que está pendiente, porque forma parte de sus atribuciones, de todas las circulares que envían LaLiga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). La misma pertenece a la Dirección de Fútbol, bajo el mando de Ramón Martínez, aunque éste en funciones, según aparece en el organigrama. Uno de sus asistentes es el que llevó al precipicio a Rafa Benítez, que alineó al jugador ruso -como queda claro en la notificación que guarda Chendo– al tener información directa del club de que no había ningún problema a la vista de la convocatoria realizada.

Chendo, en una imagen de archivo (Imago)Chendo, en una imagen de archivo (Imago)

Cercano a la patronal

El descuidado empleado es señalado a escondidas por sus compañeros, que esperan acontecimientos y alguna decisión drástica, pues un ridículo de tal categoría siempre cuesta el puesto al culpable en cualquier empresa. Internamente se apunta a que Ramón Martínez podría ser la persona ejecutada. Muchos, eso sí, consideran que José Ángel Sánchez, director general, que lo maneja absolutamente todo, no debería salir sin un rasguño de este negro capítulo de la historia de la institución. Tipo muy poco querido -o nada- por los empleados del club y mucho menos en el vestuario del primer equipo, donde le tienen muy calado desde hace mucho tiempo, es el responsable último del tremendo desatino para la gran mayoría.

En todas las dependencias se espera con mucha ansiedad que Florentino Pérez -aunque dijo que no hay ningún culpable en esta historia- tome una decisión una vez se ha confirmado que el Real Madrid ha tirado a la basura una competición por la torpeza de un empleado. Pero éste, según deslizan desde el club, tiene buenas agarraderas. Como sucede en el caso de José Ángel Sánchez, el responsable no tiene muchos amigos. Además de su trabajo habitual en el Dirección de Fútbol, desde hace muchos años está involucrado en funciones de representación de trabajadores ante la empresa, es decir, ante Florentino Pérez. Y claro, como desvelan desde las tripas de la institución, sus compañeros no le consideran como tal porque en toda negociación colectiva, dicen, siempre apoya las tesis de la patronal. Por eso, por su cercanía con el presidente, el culpable puede quedarse sin castigo. Y en consecuencia, la figura de Ramón Martínez, su jefe directo, es la que está más expuesta.

Fuente: ElConfidencial – Deportes