“Con el gol de Schwarzenbeck he pasado a la historia del fútbol europeo sin desearlo”

25.04.2016 – 18:38 H. Hace tiempo que reside en Córdoba, la tierra en la que nació el 21 de enero de 1946. La vida de Miguel Reina “transcurre ...

25.04.201618:38 H.

Hace tiempo que reside en Córdoba, la tierra en la que nació el 21 de enero de 1946. La vida de Miguel Reina “transcurre plácida, pero con inquietudes”, comenta, “porque aún me apetece hacer algo con empresas que me reclaman, en las que por encima de todo está la honradez, la cual se ha perdido hace tiempo en España”, añade el que fuera guardameta de FC Barcelona y Atlético de Madrid. “En estos momentos me pillas con mi nieto Lucas, hijo de Pepe, que se ha venido de Nápoles para pasar unos días en Córdoba”, nos cuenta Miguel. “Una de mis mayores preocupaciones es el futuro que los espera a estas criaturas y a tantas otras. Como no se resuelva pronto y bien la situación política que atraviesa España, terminaremos viviendo como en Irán o en Venezuela”.

[Simeone prepara a Guardiola varias trampas para la revancha por la gloria de Luis]

Como se puede comprobar, antes de empezar a hablar de fútbol, Reina centra en asuntos políticos. Ejerció como concejal del Ayuntamiento de Córdoba entre 2011 y 2015 y como presidente del Instituto Municipal de Deportes de la ciudad andaluza. A la pregunta de si le han metido más goles en la política que en el terreno de juego, responde sin dudar: “No encajé apenas goles porque eché balones fuera… Jugué al ataque en todo momento, porque había cosas ocultas que tenían que salir a la luz. Mi esquema de juego era trabajar con modestia, honradez, entusiasmo y sin que hubiera ningún trasfondo político. Fueron cinco años de los que me siento muy orgulloso de labor realizada por el deporte de mi ciudad natal”.

Miguel Reina se saluda con Miguel Ángel, tras un derbi madrileñoMiguel Reina se saluda con Miguel Ángel, tras un derbi madrileño

El exguardameta internacional habla con moderación, aunque a veces pone más énfasis en sus palabras, siempre con su inconfundible acento andaluz, sobre todo cuando habla de política. “La independencia de Barcelona sólo la quieren cuatro sinvergüenzas. Yo he vivido en la Ciudad Condal veintitrés años y sé cómo respiran la mayoría de catalanes. No quieren separarse de España, pero hay gentuza que los quiere convencer traicionándolos. Es lamentable y bochornoso que en este país se hayan perdido valores tan importantes como el respeto, la solidaridad, la amistad… He viajado por todo el mundo y lo he comprobado: España es el mejor país del universo, aunque haya individuos que lo quieran destrozar”.  

Yo viví veintitrés años en Cataluña y la independencia sólo la quieren cuatro sinvergüenzas; gentuza que los quiere convencer traicionando al resto

La vida deportiva de Miguel Reina tuvo su inicio en las categorías inferiores del Córdoba, con el que debutó en Primera División en 1964. Dos años más tarde, tras sus felinas y largas estiradas en el equipo cordobés, fichó por el Barcelona, en el que estuvo siete temporadas. Con el conjunto azulgrana ganó dos Copas de España y una Copa de Ferias. En su última temporada, (1972-73) logró el Trofeo Zamora

Miguel ReinaMiguel Reina

Los motivos que le llevaron a causar baja en el club catalán los narra con cierto amargor: “Yo tenía un negocio de pieles en Barcelona que dirigía un hermano mío, al que detectaron un tumor en la columna vertebral. Dos de mis socios no sólo me estafaron, sino que se lo llevaron todo para montar una empresa. Me embargaron todo el patrimonio que tenía: un restaurante, dos pisos, dos locales… Le hablé de mi crítica situación económica a Agustín Montal, presidente del Barcelona, y le dije que si me podía adelantar el dinero de la ficha de cinco años. Tenía 26 años y aún me quedaba mucha cuerda por delante. Al negarse a mi solicitud, acepté la oferta del Atlético de Madrid. Cuando firmé, Vicente Calderón, que ha sido mi segundo padre, me adelantó doce millones de pesetas para salir a flote después de hundirme aquellos dos ladrones”. 

Miguel Reina ingresó en el Atlético en 1973, con el que conquistó una Liga, una Copa del Rey y el segundo Trofeo Zamora. Al comparar aquella época futbolística con la actual, el exguardameta internacional -jugó cinco partidos con la selección española- afirma que “en aquellos años había más compañerismo y los jugadores estaban más unidos que ahora. Había viajes que eran eternos. Recuerdo que jugando en el Córdoba en Primera, cuando nos desplazábamos a Valencia, parábamos en Valdepeñas para almorzar, hacíamos noche en Albacete y llegábamos a las ocho de la mañana. ¡Cuatro días de viaje entre ida y vuelta! En el Córdoba no sólo jugaba al fútbol. Los días que no teníamos entrenamientos por la tarde o librábamos, trabajaba de cocinero en un hotel. ¡Cómo ha cambiado el fútbol!”. 

¿Schwarzenbeck? Cuando vi el balón dentro de la portería me pillé un cabreo monumental y 42 años después se sigue hablando de ese gol

Este miércoles, el Bayern de Múnich visita el estadio Vicente Calderón en la ida de las semifinales de la Champions. Un adversario que a Miguel Reina no le trae buenos recuerdos. Al rememorarle aquel gol de Schwarzenbeck en la final de la Copa de Europa de 1974, cuando faltaban 11 segundos para terminar el partido y que supuso el 1-1, el cordobés comenta que “cuando vi el balón dentro de la portería me pillé un cabreo monumental, pero que después de 42 años se siga hablando de aquel gol… He de reconocer que he pasado a la historia del fútbol europeo sin desearlo”.

Reina, en el Atlético de Madrid Reina, en el Atlético de Madrid

Sobre el resto de la eliminatoria ante los alemanes, Reina recuerda que “en el segundo partido, ya que entonces no había prórroga ni penaltis, los jugadores del Bayern parecían once Zatopek, aquel atleta especialista en pruebas de fondo que le valieron el apelativo de ´La locomotora humana` o la ´Locomotora checa`. Nos metieron cuatro y gracias que no fueron más”. Sin embargo, ahora cree que la cosa será bien distinta. “En estas semifinales creo que el Atlético le dará mucha guerra al equipo alemán, tanto en el Calderón como en su casa. Es más: me atrevo a dar un pronóstico: 1-0 a favor del Atlético en el Calderón y 1-1 en Alemania”.

Creo que esta vez el Atlético le dará mucha guerra al Bayern y hasta me atrevo a dar un pronóstico: 1-0 en el Calderón y 1-1 en Alemania

Miguel Reina se retiró de los terrenos de juegos en 1980, tras defender cuatro años la portería del Atlético. Al conjugar aquel pasado con el presente del equipo rojiblanco, comenta: “Yo he sido muy feliz en los tres equipos que he jugado, pero mi trayectoria en el Atlético me dejó una huella imborrable. En el Atlético actual hierve la sangre en sus venas. Simeone ha impregnado a sus hombres el fuerte carácter que tenía como jugador. Los éxitos del Atlético también se deben a los 55.000 espectadores del Calderón, porque el aforo del estadio no es mayor, que se vuelcan con el equipo desde el primer segundo hasta el último en todos los partidos. La afición rojiblanca es la mejor del mundo mundial”.

El título de Liga está aún sin decidir y a él aspiran el Barça y el Atlético, además del Real Madrid.  “A mí no me extraña lo que le ha ocurrido al Barcelona”, comenta el exguardameta. “El fútbol es así: la pelota entra o no entra. La Liga era un monólogo, por la diferencia que tenía el Barça sobre el Atlético y el Madrid. ¿Quién pienso que finalmente se llevará el gato al agua? Yo creo que el Barcelona”.

En el Atlético actual hierve la sangre en sus venas. Simeone ha impregnado a sus hombres el fuerte carácter que tenía como jugador

La charla con Reina concluye refiriéndose a la otra semifinal europea, la que disputa el otro equipo madrileño, en su caso contra un inglés. “Hablan mucho del peligro que tiene el Bayern, pero el Madrid tampoco se va a encontrar una perita en dulce. El Manchester City tiene a jugadores, como el Kun Agüero, que te pueden complicar mucho la vida. A mí me encantaría que la final española, como en 2014. Si marca un gol Sergio Ramos, pues que el Atlético marque dos más. Al equipo rojiblanco le deseo lo mejor del mundo”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes