Con el lío del delantero sin resolver, ahora empieza a arder la portería del Barcelona

16.08.2016 – 05:00 H. En noviembre del pasado año, este periódico ya desvelaba que el Barcelona se enfrentaba a un grave problema. Inesperado, pero que el ...

16.08.201605:00 H.

En noviembre del pasado año, este periódico ya desvelaba que el Barcelona se enfrentaba a un grave problema. Inesperado, pero que el tiempo ha sacado a la luz con claridad. Claudio Bravo, según informó El Confidencial, no estaba plenamente a gusto. Lo de ser suplente en la Champions League le incomodaba cada día más. Y lo sigue haciendo. Juega siempre en LaLiga, pero no es suficiente para él, alejado de los focos internacionales cuando suena el himno de la gran competición, torneo global que se vive con pasión en cualquier lugar del planeta. Con el eterno lío del cuarto delantero sin resolver, la portería del Barça empieza a arder.

El movimiento que hizo el pasado fin de semana Pep Guardiola al sentar a Hart en el banquillo en el estreno del Manchester City en la Premier League provocó cierta inquietud, bastante, en la dirigencia blaugrana. Es evidente que el de Santpedor quiere tener cuanto antes a sus órdenes un nuevo guardameta, y Claudio Bravo está en el punto de mira. “No está en el mercado ni escuchamos ofertas por él”, afirmó Ariedo Braida, asesor internacional del Barcelona, hace unos meses en declaraciones al diario chileno ‘El Mercurio’. “No se moverá de aquí”, apostilló. La realidad es que aquellas palabras pueden quedar enterradas en cualquier momento.

Kike Marín

En el Barça aseguran que lucharán por mantener a sus dos guardametas, pero la salida del chileno puede ser inminente con destino Manchester. El argentino, dos años más en la Real

Con conocimiento de causa tras semanas de trabajo con el plantel, Pep Guardiola ya no tiene dudas de ningún tipo y quiere tener cuanto antes un guardameta de su gusto. El Manchester City aterrizó en Bucarest este lunes, pues se jugará con el Steaua una plaza para disputar la fase de grupos de la Champions League, pero el entrenador lanzó balones fuera fue cuando se le preguntó por tan espinosa cuestión. “No es momento para hablar de futbolistas que no pertenecen al club”, zanjó con claridad. Este periódico ya desveló hace tiempo cuáles son sus planes, para ahora y el futuro, en cuanto a la portería del City se refiere. Y Hart está en claro fuera de juego. “Caballero jugó muy bien durante la pretemporada y confío en él”, explicó sobre la suplencia de Hart en el estreno liguero del City.

Ter Stegen, durante un partido de la pasada temporada (Reuters)Ter Stegen, durante un partido de la pasada temporada (Reuters)

Un recambio a punto

La realidad es que la tranquilidad que reinaba hace semanas, ha tornado en inquietud. En cuanto Claudio Bravo y Ter Stegen se dirigieron al club para expresar sus inquietudes, o quejas, el panorama cambió de color. El club, por edad y proyección, no quiere desprenderse bajo ningún concepto del alemán. Con 24 años, se considera que será la clara referencia de la portería Barça durante los próximos años. Con 33 y una cláusula de rescisión estipulada en 40 millones de euros, el caso del chileno es diferente. Es el titular en LaLiga, pero si algún club, como el Manchester City, se presenta con una oferta superior a los 20 millones, la operación tendría muchos visos de hacerse realidad. El interesado, además, está por la labor…

Luis Enrique se encuentra muy tranquilo con los actuales porteros, pero sabe que ese escenario puede variar en cualquier momento y que Claudio Bravo puede hacer las maletas de un día para otro. En tercera línea aparece Masip, pero con muy poco bagaje, viviendo a la sombra de chileno y alemán durante los dos últimos años. Si el sudamericano abandona el Barcelona, la dirección deportiva deberá tener a punto un recambio de plenas garantías para evitar que el gesto del asturiano se tuerza. Robert Fernández, director deportivo, está alerta por si acaso…

Alonso Castilla

Luis Enrique está empecinado en tener a sus órdenes otro delantero. Mientras, en el partido de ida de la Supercopa, Munir volvió a mostrar sus buenas dotes de goleador

Y mientras la portería empieza a echar humo, en el otro lado sigue ardiendo un asunto que no tiene fin. Al menos por el momento. Luis Enrique continúa empeñado en reforzar el ataque con un goleador que acepte vivir a la sombra de la MSN –lo que no han hecho muchos- y los altos ejecutivos continúan enfrascados en la cuestión. El último, o penúltimo, intento tuvo como protagonista a Paco Alcácer, con contactos directos entre Peter Lim, propietario del Valencia, y la dirigencia blaugrana. Al día siguiente tuvo que aslir al paso Layhoon Chan, presidenta del club valenciano, para manifestar que “no queremos vender a Paco”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes