Con los números en la mano, la estancia de Torres en su hogar acabará en junio

14.01.2016 – 05:00 H. Casi de manera instintiva separamos el deporte profesional de la vida, más aún el fútbol, si cabe. Vemos a las estrellas deportivas ...

14.01.201605:00 H.

Casi de manera instintiva separamos el deporte profesional de la vida, más aún el fútbol, si cabe. Vemos a las estrellas deportivas como seres ajenos al devenir de la vida terrenal, cuando no son más que personas corrientes que han nacido con un don y han trabajado para desarrollarlo. Unos se hacen famosos, tanto que parecen pertenecer a otro mundo, tanto por sus capacidades físicas o técnicas como por la a veces inverosímil vida que llevan. Pero, como cualquiera de nosotros, tienen una presión enorme por hacer su trabajo. Porque una cosa es ser amateur, hacer el deporte que sea sin presión, por pura diversión, que tener el peso de un patrocinador, de un club detrás que te paga sólo para que seas de los mejores. Y a todo deportista también le duele en la espalda el peso de la responsabilidad en su trabajo, de la necesidad de obtener beneficios.

Hay muchos futbolistas que, además de jugar por divertirse y por el dinero, lo hacen también para garantizarse un contrato, ya sea en su propio club o en otro diferente. Nos quedaríamos con la boca abierta si viésemos la cantidad de futbolistas conocidos que se quedan sin equipo después de meses de mercado. Muchos de ellos no fueron renovados porque no dieron el rendimiento esperado. Esa sombra amenaza con oscurecer el futuro de Fernando Torres en el Atlético de Madrid. 

Volvió a casa hace ahora poco más de un año para no irse jamás, para acabar su carrera donde la empezó. Porque ya estaba harto de dar vueltas, tumbos más bien, por grandes clubes europeos sin ser feliz, sin disfrutar del fútbol. Sólo había disfrutado de verdad en su casa y en Liverpool, pero sólo contemplaba volver al Atleti. Un tiempo después, ese deseo irrefrenable de jugar de nuevo de rojiblanco puede tener los días contados. Y por palabras de Diego Pablo Simeone, podemos entender se lo ha buscado él mismo al no ofrecer el nivel que el Cholo esperaba cuando lo contrató.

Torres no está convenciendo a Simeone (EFE).Torres no está convenciendo a Simeone (EFE).

Claramente, Torres no es el mismo que fue capitán del Atlético ni ídolo en Anfield, pero por sus condiciones físicas y técnicas, aún deberíamos poder ver un jugador de gran nivel. Sin embargo, en doce meses en el Calderón no ha estado a la altura del Atleti, que es un equipo que tiene poco o nada que ver con el que dejó en 2007. Aquel Atleti se contentaba con clasificarse para la Copa de la UEFA después de pasar por Segunda. Ahora lucha por ganar la Liga y por llegar lo más lejos posible en Copa y Champions, lo cual puede ser perfectamente jugar las finales de una de las dos, o de ambas, por qué no.

Esta temporada, Torres tenía más competencia que nunca por un puesto en el once. En sus primeros cinco meses sólo tenía por delante a Mario Mandzukic, que se vio inmerso en una sequía de goles infinita desde febrero hasta acabar la temporada. Ahí, Torres pudo aprovechar, tener minutos y marcar seis goles. Este curso, Simeone le plantó a su lado a Jackson Martínez, Luciano Vietto y Ángel Correa. Mucho gallo para tan poco corral. Aun con tanta competencia, Torres ha disfrutado de muchas oportunidades. siendo el ‘9’ más usado por Simeone. Pero no ha respondido: dos goles en 1.169 minutos, el último ocurrido el día 19 de septiembre.

“Pensamos en el día a día, en el partido a partido. A partir de eso, no puedo imaginarme nada más que lo que me genere los rendimientos. Esto es por rendimiento. El trabajo nuestro, el tuyo, el de los futbolistas, y está claro que nos basamos siempre en los rendimientos de cara al futuro de todos”. El rendimiento, ese es el mensaje de Simeone cuando le preguntaron por la renovación estancada de Torres. Si no mejora el rendimiento, no se le ofrecerá un nuevo contrato. Porque Simeone también dijo que a los delanteros les pide otras cosas que goles. Pero no dijo que se basaba en el rendimiento con Jackson, ni Vietto, ni Correa. Lo dijo sobre Torres.

Para colmo, el de Fuenlabrada no estará esta noche en el Calderón para intentar meter al Atlético en cuartos de Copa. La lesión que se produjo este martes en el tobillo le impide poder jugar un partido que, probablemente, habría jugado de inicio de no tener problemas físicos.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Moyá; Gámez, Savic, Godín, Filipe; Thomas, Kranevitter, Koke; Correa, Jackson Martínez y Carrasco.

Rayo Vallecano: Yoel; Quini, Dorado, Llorente, Nacho; Lass, Trashorras, Baena, Bebé; Pablo Hernández; y Javi Guerra.

Árbitro: José Luis González González (C.castellano-leonés).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 20.30, La1.

Fuente: ElConfidencial – Deportes