“¿Con quién debemos contactar si usted se convierte en un mártir?”

“Por favor, incluya la información requerida con exactitud y sinceridad. Escribe de forma clara y legible. Nombre, edad, estado civil. Desea ejecutar una ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

“Por favor, incluya la información requerida con exactitud y sinceridad. Escribe de forma clara y legible. Nombre, edad, estado civil. Desea ejecutar una operación suicida”. El formulario de solicitud para entrar en Al Qaeda comienza como el de cualquier empresa, pero dirige rápidamente la contratación por parte de la compañía hacia cuestiones mucho más oscuras: “¿Con quién deberíamos contactar en caso de que usted se convierta en un mártir?”  

Reclutar una red global de yihadistas no es una tarea sencilla, especialmente si -como le sucedía al difunto Osama bin Laden- estás escondido en algún lugar de Pakistán mientras te buscan los drones estadounidenses. Pero ello no te impide ser metódico, tal y como muestran los documentos desclasificados este miércoles por el Gobierno de EEUU, hallados “en el complejo paquistaní” en el que las fuerzas especiales norteamericanas abatieron en 2011 al entonces líder de Al Qaeda.

La Oficina del Director Nacional de Inteligencia (ODNI) explicó en un comunicado que la publicación de este material responde a la petición del presidente Barack Obama de “aumentar la transparencia” sobre cuestiones relacionadas con la seguridad nacional. Dicho material desclasificado contiene 103 documentos, en su mayoría cartas familiares y misivas intercambiadas por Bin Laden con otros líderes de Al Qaeda.

Además, en el complejo de la localidad paquistaní de Abbottabad donde se escondía el líder de la red yihadista también se encontraron numerosos archivos digitales en inglés, entre ellos varios textos del filósofo y lingüista Noam Chomsky, y documentos del Gobierno estadounidense, así como guías de videojuegos.

La desclasificación de todo este material se produce apenas unos días después de que saliera a la luz una investigación del periodista Seymour Hersh, premio Pulitzer y una de las grandes plumas estadounidense, quien asegura que no hubo una emboscada de los SEAL en plena noche ni una compleja operación orquestada en secreto por la Inteligencia norteamericana. Según esta versión, Bin Laden se encontraba preso en el complejo de Abbottabad desde 2006 y, para cuando los estadounidenses llegaron, los paquistaníes ya habían abandonado el complejo, tal y como habían pactado previamente.

Es decir, Hersh sostiene que Obama mintió sobre la muerte de Bin Laden. Según el presidente, la operación de las fuerzas especiales de la Armada de EEUU del 1 de mayo de 2011 contra el complejo donde se escondía el líder de Al Qaeda se realizó de manera unilateral y en secreto.

Carta a su “fiel y querida esposa”

Entre los documentos desclasificados, también se incluye un escrito con su testamento -“Mi última voluntad”- y una carta a su “fiel y querida esposa”. “Quiero que sepas que llenas mi corazón de amor y hermosos recuerdos como los de tu capacidad de aguantar tensiones para tranquilizarme, o tu amabilidad hacia mí. Cada vez que pienso en ti, se me llenan los ojos de lágrimas por tenerte lejos”, escribe.

La misiva preguntaba también por su hijo Osama y sus dos hijas, Asma y Duha; y su hermana, Iman, por cuya salud “rezaba”. “Pido a Dios que todos estéis en buenas condiciones y que acelere vuestra liberación y la de todos los prisioneros muyahidin y os lleve a las orillas de la seguridad”. Bin Laden mostraba además su preocupación por que su cautiverio causase a su familia “una crisis psicológica”.

Según el relato de Hersh, tachado de “falsedad” por la Casa Blanca, el Gobierno estadounidense supo de la presencia de Bin Laden por un miembro del ISI (la Inteligencia paquistaní) que pretendía cobrar la recompensa de 25 millones de dólares por él que ofrecía Washington.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Devin Nunes, destacó en un comunicado que esta desclasificación de material sobre la operación contra Bin Laden es “un paso en la dirección correcta”. Mientras, la Oficina del Director Nacional de Inteligencia indicó que revisará “cientos de documentos” adicionales para su posible desclasificación y divulgación. “Todos aquellos documentos cuya publicación no vayan a dañar operaciones en desarrollo contra Al Qaeda serán divulgados“, anticipó la ODNI.

Fuente: ElConfidencial.com