Costa y Morata, la batalla por el '9' comienza

05.09.2016 – 23:20 H. Goleada de pura diversión y a lo siguiente. Los partidos ante Liechtenstein y selecciones de ese corte sirven para esto. Son tres ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

05.09.201623:20 H.

Goleada de pura diversión y a lo siguiente. Los partidos ante Liechtenstein y selecciones de ese corte sirven para esto. Son tres puntos que se dan por descontados en el momento en que se produce el sorteo de fases de clasificación, por lo que hay que encontrarle utilidad a un encuentro sin la más mínima emoción. Hace 17 años, cuando el técnico de España era José Antonio Camacho, estos eran los días en que la afición española se entretenía. ¡9-0 a Austria! ¡9-0 a San Marino! ¡8-0 a Chipre! Días sin entusiasmo que acaban siendo de lo más divertido que se puede ver, porque al final, la salsa del fútbol son los goles. España se encontraba con Liechtenstein y tenía que acabar con el sopor en el que se convertían estos partidos con el anterior seleccionador. Y lo hizo… durante los segundos 45 minutos.

Antonio Sanz

El nuevo seleccionador, consciente de que necesita la mejor versión de Diego Costa, quiere darle al delantero del Chelsea la continuidad que acabó por negarle Del Bosque

Hasta que no le coges el punto, este tipo de equipo semiprofesional (a lo sumo) se te cruza, hasta que descubres el camino correcto en el que la fruta está madura y se llena la cesta. Eso pasa tarde o temprano. Y es entonces cuando jugadores que andan necesitados de autoestima se desprenden de la tensión y anotan los goles que otros días no pueden marcar. Les ha pasado a Diego Costa y Álvaro Morata, precisamente los dos principales responsables para Lopetegui del gol en este equipo nacional. Son sus delanteros centro, aparte de Alcácer, que es el tercero en discordia, claramente. Y solo cabe uno.

Lo ha pasado tan mal Costa en España hasta marcar su segundo gol… Del Bosque quiso hacerle el ‘9’ de España porque no había otro en nuestro país mejor que él, y acabó comiéndose el marrón de tener que dejar fuera de la Eurocopa a su principal gran apuesta como seleccionador porque dejó de creer en él, se cansó de darle oportunidades y que encajara igual que el pie de LeBron James en el zapato de Cenicienta. Esperó y esperó, hasta que dejó de hacerlo. Lopetegui, sin embargo, sin la experiencia previa, lo volvió a llamar y le convenció de que podía funcionar y que le iba a poner los remiendos necesarios al equipo para que así fuera. Y por ahora, dos partidos y este Costa es otro.

Javier Gómez Matallanas

La presencia de María José Claramunt en la toma de decisiones fue una de las claves intangibles de los malos resultados de Del Bosque en el Mundial 2014 y la Eurocopa 2016

Marcó el primero, no los de relleno, sino el que más cuenta de todos. Fue de cabeza y a balón parado, es decir, no de la manera más exquisita, pero sirve igual para sacarse un peso fatigoso de encima. No lo celebró efusivamente, porque Costa se desmelena cuando el gol es importante para el equipo, no para él. Ni siquiera se exaltó con el segundo, porque fue de su propio rebote. Y bueno, porque fue contra Liechtenstein, que no es Alemania, pese a la vecindad. En Bélgica jugó sensacionalmente bien, pero no marcó. Después de este doblete, hacer goles debe ser una costumbre para él también vestido de rojo.

Morata, en el momento de marcar. (EFE)Morata, en el momento de marcar. (EFE)

La traba que se encuentra ahora Costa no es ya su bloqueo mental y su falta de aclimatación al estilo, sino que compite por el puesto con Morata. Y tiene las de ganar. Morata, al fin y al cabo, va a ser suplente regularmente en el Real Madrid y, siendo esto así, Costa será el único ‘9’ español que sea titular en un equipo de élite europeo. Lopetegui le dio a Morata la oportunidad de responder a los dos tantos de Costa y le confirmó que está ahí para luchar por el puesto con otros dos goles, uno de ellos soberbio, con un recorte y un disparo seco con la izquierda. 

Entre el primero de Costa y el de Sergi Roberto (que, como avisó Lopetegui, empezó de lateral y acabó como interior, marcando y todo) hay un vacío temporal que es, precisamente, el que más debería analizar Lopetegui para el futuro. Un equipo muy cerrado que defiende por pura acumulación fue suficiente para hacer que uno de los ataques más potentes del planeta no hiciese más que un gol a pelota parada. El juego posicional fue inoperante, no se abrían espacios con las paredes, la velocidad a la que se movía el balón no era alta y las piernas de Liechtenstein aún estaban frescas. La principal diferencia entre Liechtenstein, San Marino, Andorra y algunas más de este corte recae en el físico. Una vez gastan toda la gasolina, son los mejores amigos de los delanteros contrarios.

Por supuesto, lo que hicieron Costa y Morata se produjo también porque otros hicieron bien su trabajo. Lopetegui se dio cuenta de que jugar con cuatro defensas era un absurdo, por lo que pasó a jugar con una especie de 1-3-3-3-1, con Ramos, Piqué y Alba en defensa, Busquets de pivote con Koke y Sergi Roberto de interiores, Nolito y Vitolo en las bandas, con Silva enganchando con Morata. La superioridad por banda fue escandalosa entonces. Si ya Vitolo había sido el mejor español en el primer tiempo, redondeó su primer gran día como internacional con su estreno como goleador. Y esta vez no marcó, pero Nolito entregó tres asistencias de gol en los 45 minutos que tuvo. Y claro, estaba Silva por ahí haciendo de las suyas, que últimamente ello consiste en hacer goles. Dos más para hacer cuatro en esta semana.

Ah, y Holanda jamás disfrutará del talento de Asensio. Si Lopetegui impidió a Celades convocar al madridista para el importantísimo partido ante Suecia de la Sub 21, era para hacerle jugar sus primeros minutos oficiales y convertirlo en español al 100%. Volverá, y mucho, este chico con la Selección.

Ficha técnica

8 – España: De Gea; Sergi Roberto, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Thiago, Koke; Vitolo (Asensio, m.79), Silva y Diego Costa (Morata, m.68).

0 – Liechtenstein: Jehle; Rechsteinet (Yildiz, m.71), Polverino, Kaufmann, Goppel; Martin Buchel, Marcel Buchel, Salanovic (Wolfinger, m.78), Wieser, Burgmeier; y Nicolas Hasler.

Goles: 1-0, m.10: Diego Costa. 2-0, m.55: Sergi Roberto. 3-0, m.59: Silva. 4-0, m.60: Vitolo. 5-0, m.66: Diego Costa. 6-0, m.82: Morata. 7-0, m.83: Morata. 8-0, m.92: Silva.

Árbitro: Lee Evans (Gales). Amonestó a Kaufmann (12), Polverino (26) y Hasler (51), de Liechtenstein.

Incidencias: encuentro de la primera jornada del Grupo G de la fase de clasificación al Mundial 2018 disputado en el estadio Reino de León, lleno, con 13.450 espectadores en las gradas.

Fuente: ElConfidencial – Deportes