Cuando el Chelsea no quiso vender a Hazard, el Real Madrid no quiso comprar a Cesc

30.08.2016 – 05:00 H. No corren buenos tiempos para Cesc Fábregas. La temporada no ha podido comenzar más torcida para el mediocampista español. Fuera de ...

30.08.201605:00 H.

No corren buenos tiempos para Cesc Fábregas. La temporada no ha podido comenzar más torcida para el mediocampista español. Fuera de la primera convocatoria de Julen Lopetegui y suplente en el Chelsea de Antonio Conte. El pasado sábado estuvo en el banquillo de principio a fin. Desde hace días se especula con su salida del club de Londres, aunque el mismo jugador se ha encargado de anunciar que no será así. El Real Madrid, como hace años, volvió a cruzarse en su camino hace semanas, aunque finalmente ni se rozaron. En cuanto surgió el ofrecimiento por parte de la dirigencia del Chelsea, la negativa desde las oficinas del Santiago Bernabéu fue inmediata.

Cesc apareció de nuevo en la vida del Real Madrid hace ya bastantes semanas. Eran tiempos en los que el Chelsea soñaba con contratar a Álvaro Morata. Ya bajo el mando de Antonio Conte, el entrenador italiano reclamó a Roman Abramovich que hiciera todo lo posible por fichar al atacante madrileño. El club blanco, que había colocado en el mercado a James Rodríguez hacía ya unos cuantos meses, preguntó por el belga Hazard. Se encontró con la puerta cerrada, pero a cambio el club de Londres puso sobre la mesa a Cesc Fábregas.

Eden Hazard es un viejo sueño del Real Madrid. Zidane nunca ocultó -en público y, sobre todo, en privado- su devoción por el mediocampista belga. No le rodaron nada bien las cosas la pasada temporada, pero Antonio Conte le quería a su lado. Cuando el club blanco preguntó por el talentoso futbolista la respuesta fue inmediata: “No está en venta, pero si queréis a Cesc…”. El problema -para el jugador- es que la contestación inmediata de Florentino Pérez fue negativa. Zidane lo dejó muy claro hace unos días: “Es difícil meter otro centrocampista en el medio. Con esta plantilla, tres o cuatro no irán convocados alguna vez”, señaló. “¿Vamos a poner uno más en el medio?”, sentenció el francés.

Antonio Conte apenas está contando con Cesc en estos primeros partidos de temporada (Reuters)Antonio Conte apenas está contando con Cesc en estos primeros partidos de temporada (Reuters)

El jugador puntualiza

El mercado de fichajes se cierra este próximo miércoles y a tenor del claro mensaje lanzado por el protagonista a través de las redes sociales da la impresión de que continuará vestido de azul. También es más que evidente que ha perdido el cartel de indiscutible y que el Chelsea siempre ha estado abierto para desprenderse de un jugador que la pasada temporada no ofreció -como el equipo en general- un rendimiento óptimo. Mucho tendrán que cambiar las cosas para que Cesc recupere con Conte el rol de protagonista que siempre tuvo en el pasado allá donde estuvo.

Ha aparecido en los medios de manera constante durante los últimos días. Las especulaciones han sido innumerable, viéndose obligado Cesc Fábregas a salir al paso para cortar de raíz comentarios de unos y otros. “Contrariamente a lo que se ha publicado, el entrenador y yo tenemos una buena relación y en ningún momento me ha dicho que puedo dejar el club”, escribió el centrocampista en su cuenta de Twitter. “Me dijo que contaba conmigo y yo sé que cuento con él. Seguiré peleando por este club hasta el final y cuando me necesiten daré siempre lo mejor de mí”, añadió, para subrayar que “estoy totalmente comprometido con el Chelsea y mi único objetivo es ayudar a ganar partidos”.

Fue hace años, en 2011, cuando sí pudo vestirse de blanco. Entonces, después de ocho años en el Arsenal, decidió que era el momento de volver a jugar en España, cosa que no hacía desde que emigró a Londres con 16 años de edad. Hace 5 sí que Florentino Pérez se planteó la contratación del mediocampista español, pero éste tomó la decisión de volver a casa para defender la azulgrana. Tras tres intensas temporadas, Fábregas hacía el viaje de vuelta a Inglaterra para reforzar el Chelsea de Mourinho. El primer ejercicio fue notable, siendo vital en la Premier League ganada por los ‘blues’ a la órdenes del portugués; el pasado fue aciago, su rendimiento y el de sus compañeros fue nefasto, sin que el equipo pudiera siquiera clasificarse para disputar competición europea.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: