Cuatro falsos mitos sobre los refugiados, desmontados por los datos

“Nos invaden. Hungría y toda Europa está en peligro”. Siglo XXI. Planeta Tierra. Son palabras del primer ministro húngaro, Viktor Orban, sobre la crisis de ...

“Nos invaden. Hungría y toda Europa está en peligro”. Siglo XXI. Planeta Tierra. Son palabras del primer ministro húngaro, Viktor Orban, sobre la crisis de refugiados que afronta Europa. O lo que es lo mismo, sobre las personas que huyen de la guerra en busca de una segunda oportunidad. Con reacciones como la del primer ministro húngaro surgen prejuicios que caen por su propio peso si se profundiza en los datos.

Una mínima parte de la población

Entre los años 2013 y 2015 se han tramitado un total de 920.215 peticiones de asilo en la Unión Europea. Esto representa un 0,18% de la población de la UE, que supera los 508 millones. La “invasión” descrita por el primer ministro húngaro no se sostiene.

SVG

Además, de las peticiones tramitadas, solo 377.645 han sido aceptadas, es decir, seis de cada 10 han sido rechazadas. Cerca de dos tercios han caído en saco roto, por lo que el impacto en la población de la Unión Europea y de sus estados miembro es todavía menor. 

SVG

En España, durante el primer semestre de 2015, el número de peticiones ha aumentando de manera considerable y ha alcanzado las 6.580. Un aumento importante si se tiene en cuenta que en tan solo seis meses se han superado las 5.460 peticiones de 2014. Unos números que ponen de relevancia la gravedad de la crisis, pero que distan mucho de ser una invasión.

Bulgaria y Dinamarca, a la cabeza

“España está lista para recibir su cuota de refugiados“. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, defendió la capacidad de España para hacer frente a la crisis en una reunión esta semana en Bruselas con sus homólogos del resto de países miembro de la UE. El objetivo del encuentro era buscar una solución a la crisis de refugiados que afronta Europa.

Esté preparada o no, la realidad es que España se encuentra entre los 10 países que menos peticiones de asilo han aceptado durante 2015. De todas las que ha recibido el Gobierno, el 70% ha sido denegado.

En cambio, Bulgaria ha aceptado el 90% de las peticiones de asilo tramitadas durante 2015, seguido por Dinamarca y Malta. España, junto a Croacia, Francia, Luxemburgo, Polonia, Hungría y Letonia, es de los países miembro que menos refugiados acogen.

La cuestión demográfica
 

En el caso de España, y de la mayoría de países de la Unión Europea, la pirámide poblacional es regresiva. Es decir, la población es envejecida. Aunque no supondría un gran cambio para la estructura de la misma, la llegada de refugiados es un soplo de aire fresco. La mayoría de las personas que solicitan asilo al país son jóvenes. La mitad de las 6.595 peticiones de asilo que ha recibido España en lo que va de 2015 se corresponden con personas que se encuentran en el grupo de edad poblacional comprendido entre los 18 y los 34 años.

El coste de (expulsar) a un refugiado
 

No existen cálculos de cuánto cuesta acoger a un refugiado. De lo que sí existe una cifra aproximada es del dinero que cuesta expulsar o rechazar a un refugiado. Francia y Reino Unido han extremado los controles en las localidades de Calais y Dover para evitar que los refugiados atraviesen el Eurotúnel. Hungría construye una valla en su frontera con Serbia para que los refugiados no entren en el país. En el caso de España, el foco del Gobierno está en cerrar las puertas a Europa en Ceuta y Melilla. Fernández Díaz se escuda en que hay que diferenciar entre refugiados e inmigrantes que saltan la valla.

Para evitar que estos “inmigrantes” entren a España, el Estado ha invertido 74,4 millones desde 2004 en empresas como ACS, Indra y Ferrovial para la construcción y mantenimiento de las vallas de Ceuta y Melilla. Además, de acuerdo al proyecto The Migrant Files, España ha gastado 483 millones de euros en deportaciones entre 2000 y 2014. De hecho, el año pasaso España deportó 15.150 personas a un coste de 595 euros por persona.

Fuente: ElConfidencial.com