De Asensio a Carvajal: la revolución española impone su ley en el Real Madrid

10.08.2016 – 05:00 H. Tres goles y los tres de nacionalidad española. Con Cristiano Ronaldo y Bale en casa, y Benzema comenzando la final de la Supercopa ...

10.08.201605:00 H.

Tres goles y los tres de nacionalidad española. Con Cristiano Ronaldo y Bale en casa, y Benzema comenzando la final de la Supercopa de Europa sentado en el banquillo, los jugadores nacionales (7) lideraron al equipo de Zidane en el arranque. Una revolución en toda regla para dejar claro a su entrenador que todos ellos están listos para dar batalla a diario. Casi todos ellos iniciaban este nuevo curso sabiendo que lo de catar la titularidad no lo tienen nada claro, pero en tierras noruegas dieron un paso al frente. De Asensio a Carvajal, pasando por Lucas Vázquez, Isco o Kiko Casilla. Sergio Ramos tiene otro estatus, aunque hace un año su destino estaba en el aire. El que estuvo más gris y acabó siendo sustituido fue Morata, pero el entrenador francés ya ha manifestado una y otra vez que le quiere a su lado.

Marco Asensio comenzó la pretemporada sin saber a ciencia cierta qué sucedería con él. Tras estar cedido una temporada en el Espanyol, se ha incorporado a la disciplina blanca más cuajado. Su desbordante calidad nunca estuvo en duda. Pero fueron suficientes unos días de entrenamiento para que su entrenador dictara sentencia; Zidane ya ha dicho que no quiere verle en otro equipo y sí vestido de blanco. No se esperaba que fuera titular ante el Sevilla, pero fue uno de los once elegidos y no defraudó. El mallorquín abrió el marcador con un gol extraordinario, manteniéndose en el terreno de juego hasta el final. Es el nuevo ‘niño bonito’ de los jefes y es evidente que no se mueve de donde está. “Se queda con nosotros”, sentenció el técnico francés. Primera prueba de calado y Marco no defraudó. Julen Lopetegui lo vio todo desde el palco de autoridades del Lerkendal Stadion de Trondheim… Todo apunta a que estará en su primera lista como seleccionador nacional.

Jesús Garrido

Un Madrid de segunda fila apela al último minuto de nuevo para salvar una final que tenía perdida. Dos golazos de Asensio y Carvajal y el milagro de Ramos sirven para tumbar al Sevilla

Hace poco más de un año torció el gesto cuando el Real Madrid cerró el fichaje de Danilo a cambio de 31 millones de euros. La dirigencia, consciente del mosqueo del canterano, reaccionó con prontitud y le puso encima de la mesa un nuevo contrato con más años de duración y más dinero. Dani Carvajal comenzó la temporada a la sombra del brasileño, pero con el tiempo le ganó la partida y el indiscutible acabó siendo el canterano. Su rendimiento fue notable y en el primer partido oficial del presente ejercicio demostró que no está dispuesto a ceder ni un solo milímetro ante su compañero, por mucho que el club pagara por él. El gol marcado por el zaguero de Leganés, soberbio y definitivo.

Dani Carvajal, en el momento de marcar el tercer gol que le dio el título al Real Madrud (EFE)Dani Carvajal, en el momento de marcar el tercer gol que le dio el título al Real Madrud (EFE)

Un gris Morata

Había muchas interrogantes flotando en el ambiente antes del partido. Zidane se mostró muy confiado y tranquilo en las horas previas a pesar de las ausencias. No dio pistas sobre los jugadores que aparecerían de inicio sobre el terreno de juego, aunque en todo momento pareció conocer perfectamente cuál era el plan adecuado a seguir. James Rodríguez se quedó acompañado por el resto de suplentes cuando pocos apostaban por ello. El que sí formó en el once fue Isco, un jugador por el que Zidane siente especial predilección y que en los últimos tiempos ha aparecido en diferentes foros situado en la puerta de salida. El malagueño, sin embargo, cuando dio comienzo la pretemporada tenía decidido que pasara lo que pasara, no se movería de Madrid.

Puede que pase mucho tiempo, posiblemente será en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, para ver en un once titular del Real Madrid a más jugadores españoles que extranjeros. A los efectivos ya mencionados hay que añadir a Kiko Casilla y Lucas Vázquez El guardameta estuvo sobrio y en una oportunidad tuvo que estirar el cuerpo para salvar a su equipo. Con Keylor Navas en la última fase de recuperación tras ser intervenido quirúrgicamente hace unas semanas, el espigado portero nunca ha estado en cuestión. Con De Gea ya olvidado por completo, desde la zona de mando del Santiago Bernabéu se le ha transmitido un mensaje de plena confianza. El eléctrico extremo, un día más, apareció con brillantez en diferentes oportunidades.

Posiblemente, el jugador que estuvo menos acertado, más apagado, de la ‘armada española’ fue Álvaro Morata. El delantero empezó siendo la referencia ofensiva del equipo blanco, pero nunca se sintió cómodo ante la zaga sevillista y acabó dejando su lugar (minuto 62) a Karim Benzema. Las dudas han flotado en su mente durante todo el verano, aunque en los últimos días ha dejado de aparecer en escena como firme candidato a abandonar el Real Madrid de inmediato. Quedan días por delante y el mercado aún debe sufrir diferentes movimientos, pero a día de hoy nadie duda sobre la continuidad del atacante. Empezando por un Zidane que no quiere ni oír hablar del asunto.

Fuente: ElConfidencial – Deportes