De la Mata cita como imputado a Neymar por corrupción y estafa

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, ha aceptado la petición del fiscal y ha citado a declarar como imputado al delantero del FC Barcelona Neymar da Silva, al presidente del club Josep María Bartomeu, y a su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, además de a los padres del delantero azulgrana. El magistrado les imputa los delitos de corrupción entre particulares y estafa por los contrarios previos al fichaje del jugador entre el Barça, el jugador y el Santos por atentar contra la libre competencia y perjudicar con ello a Dis-esportes, la empresa que controlaba el 40% de los derechos televisivos del futbolista.

Las citaciones son para los días 1 y 2 de febrero. Además de Neymar, los dos presidentes del club catalán  y los padres del jugador, el juez llama a declarar a los dos presidentes del Santos que intervinieron en la operación y los representantes legales de ese club brasileño y del Barcelona ya que ambos clubes están también imputados como personas jurídicas por los mismos delitos.

La querella de Dis-esportes mantiene que si Neymar aceptó del Barcelona 40 millones de euros para fichar por el club, podría haber alterado el libre mercado de fichaje de futbolistas. Con ello se habría producido un perjuicio económico importante a esa empresa, que tenía el 40% de los derechos del jugador, ya que esta “se vio privada de la posibilidad de que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia y pudiera obtener una mayor cantidad económica por el traspaso”.

Según Dis-Esportes los contratos entre Neymar, el Barcelona y el Santos para fichar al jugador fueron simulados. “Pretendían disfrazar lo que en realidad era pago por la transmisión de los derechos federativos con otros conceptos que no obedecían a la realidad”, relata la querella, que les imputa por esa razón un delito de estafa. De la Mata admitió esa tesis al afirmar que esos contratos en teoría simulados tenían como finalidad hacerse con el futbolista a un precio inferior al de mercado. El instructor considera que otros clubes, como el Chelsea o el Real Madrid, podrían estar dispuestos a pagar cantidades superiores por él.

En los contratos previos al fichaje, el Barcelona colocó una cláusula por la que Neymar debería pagar 40 millones al club si tras su salida del Santos fichara por otro club. Con esa cláusula, según el instructor, el Barça habría alterado la libre competencia al impedir de hecho que fichara por otro equipo. La Audiencia de Barcelona juzgará un segundo caso sobre el fichaje de Neymar por el supuesto delito fiscal que se produjo en su fichaje. El fiscal solicita para Bartomeu dos años y tres meses de prisión y siete para su antecesor en el cargo Sandro Rosell.

Fuente: ElConfidencial – Deportes