De Lisboa a Milán: la gran revancha soñada por el Atlético ya está servida

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Aquel episodio no ha sido olvidado por nadie. Aquel vuelo de Sergio Ramos que acabó con un certero cabezazo sigue rondando por la mente del escuadrón rojiblanco. Y sobre todo en la mente del Cholo Simeone, que diseñó un encuentro casi perfecto que se le atragantó a los de Carlos Ancelotti desde el principio hasta el final. O casi… Pasado el minuto 92, el ahora capitán del Real Madrid hundió al Atlético, que ya en la prórroga se vio claramente superado. Fue un final demasiado cruel para el equipo rojiblanco; tanto, que más de uno ha reconocido que no quiso ver las imágenes de aquel partido pasado el tiempo.

“Tranquilos, no pasarán 40 años hasta que juguemos otra final de la Champions”, dijo Juanfran tras aquella final en la misma capital lisboeta. Dos años después, la profecía se ha hecho realidad. Y para el Atleti no será una cita más, posiblemente sea el más importante de su historia por muchas razones. Enterrados primero el Barcelona y posteriormente el Bayern de Múnich -la semifinal fue un homenaje en toda regla a Luis Aragonés-, sus jugadores afrontan un momento único en sus carreras deportivas. Revancha y venganza en un mismo cóctel. Desde hace tiempo, el ‘partido a partido’ quedó en el olvido y muchas manifestaciones fueron una clara demostración de las ganas que le tienen a esta competición. Quieren hincar el diente a un trofeo que no hay en las vitrinas del Vicente Calderón. Y tener al Real Madrid delante potencia aún más esas ansias de triunfo.

Muchas lágrimas rojiblancas se derramaron aquel día, en la misma medida que la sed de venganza (deportiva) ha ido en aumento durante los dos últimos años. La temporada pasada el equipo no dio la misma talla que un año antes, pero ahora se encuentra en una situación similar. Tiene la misma pujanza y la misma confianza. Tal vez un poco más. Desde el pasado mes de enero, el Atlético de Madrid ha ido creciendo a todos los niveles hasta alcanzar un estado óptimo desde lo físico, lo futbolístico y lo emocional. En Lisboa estaba la fiesta preparada y Sergio Ramos se la cargó de manera abrupta e inesperada. Dos años después, esa firme convicción de ganar la Champions ha llevado al equipo del Cholo a la final de Milán.

Diego Costa es sustituido nada más comenzar la gran final de Lisboa (Cordon Press)Diego Costa es sustituido nada más comenzar la gran final de Lisboa (Cordon Press)

El lesionado Diego Costa

En la actualidad, con la perspectiva que da el paso del tiempo, seguramente se tendrán en cuenta esos pequeños detalles que muchas veces acaban siendo determinantes. Decisiones que no fueron acertadas y que seguro no se repetirán. En Lisboa el Atlético de Madrid cedió mucho, demasiado, al equipo de Ancelotti al ser alineado Diego Costa. Simeone arriesgó y perdió. El lesionado delantero hispano-brasileño sólo duró unos minutos en el terreno de juego; un cambio prematuro que fue decisivo al final. Cuando el equipo estaba ya fundido y con algún jugador lesionado, las tres y reglamentarias sustituciones ya se habían realizado. La Décima acabó en las dependencias del Santiago Bernabéu.

La final puede suponer que el Cholo Simeone dé un paso más para cerrar el círculo en cuanto a títulos se refiere. Liga, Copa del Rey, Europa League, Supercopa de Europa, Supercopa de España… Le faltan la Champions y el Mundial de Clubes, competición que juegan los mejores de cada continente. Desde hace mucho las ofertas le llegan sin parar, pero por el momento sigue entendiendo que el Atlético de Madrid es el lugar idóneo para alcanzar la felicidad. También porque ve que a su obra le faltan más capítulos que escribir, empezando por alzar el gran trofeo continental. Piensa que todavía puede aportar muchas cosas para seguir impulsando a la institucíón rojiblanca.

“Hemos eliminado a dos de los tres mejores equipos del mundo”, dijo el Cholo Simeone en la sala de prensa del Allianz Arena tras obligar al Bayern de Múnich a doblar la rodilla en su propia casa. La tercera bala la tiene reservada para el Real Madrid. En Múnich se vio claramente superado el Atlético en el primer acto, pero en el segundo dio ese paso adelante necesario para afrontar una batalla de tanta dureza. La que le espera con el Real Madrid en Milán. El Real Madrid, en cualquier circunstancia, es el rival más temido por el Atlético. Ahora también porque la historia guarda muchos capítulos -que reaparecen en la memoria rojiblanca- de derbis para enterrar y olvidar. Pero este partido no es uno más para el actual plantel. Es el que llevan esperando durante dos largos años y con el que quieren enterrar aquella aciaga noche de Lisboa.

Fuente: ElConfidencial – Deportes