Decenas de chinos rompen sus iPhones para protestar por el fallo sobre las Spratly

14.07.2016 – 18:09 H. La decisión del Tribunal Internacional de La Haya de dar la razón a Filipinas en el contencioso sobre las Spratly (que, según la ...

14.07.201618:09 H.

La decisión del Tribunal Internacional de La Haya de dar la razón a Filipinas en el contencioso sobre las Spratly (que, según la corte, no son “islas” con su correspondiente zona económica exclusiva o su plataforma continental, sino un conjunto de “rocas”) ha sentado como un tiro en China. Si el Gobierno chino ha declarado que no respetará ni acatará la decisión, sus ciudadanos han respondido lanzando un llamamiento a boicotear los productos de los países implicados.

“Empezemos todos el boicot hoy. No compréis productos de Corea del Sur, Japón, EEUU y Filipinas. No viajéis allí. No puedo luchar en el frente, pero no seré el idiota que le dé balas al enemigo”, afirma uno de los promotores en la popular red social Weibo. Pero, ¿qué productos boicotear? Mangos, en el caso de Filipinas. ¿Y en el de Estados Unidos, uno de los países que más ha apoyado a Manila en el contencioso? Al parecer… iPhones.

¿Y cuál es la forma de llevar a cabo ese boicot, cuando uno ya ha comprado el producto? Rompiéndolo, y subiendo la foto del aparato destrozado a las redes sociales. Es lo que están haciendo decenas de chinos en las últimas horas, tal y como muestran estas imágenes.

Algunas de las imágenes compartidas en internet por los participantes en la campañaAlgunas de las imágenes compartidas en internet por los participantes en la campaña

“Ya he pagado por él, así que no tiene sentido romperlo”, dicen en cambio otros usuarios, quienes sin embargo asegurna que cuando salga el iPhone 7 se negarán a comprarlo. Está por ver qué seguimiento se le da al boicot, en un país donde el lanzamiento de cada modelo del teléfono de Apple supone una pequeña revolución, aunque ciertamente no tanto como le gustaría a la compañia.

Según los jueces de La Haya, la “línea de los nueve puntos” que China utilizaba para delinear sus reivindicaciones infringe la Convención de la ONU sobre el Derecho marítimo. El fallo indicó asimismo que China “ha violado sus obligaciones bajo la Convención de Regulaciones Internacionales para la prevención de las colisiones en el mar”, y la relativa a la seguridad marítima. También concluyó que Pekín ha infringido sus obligaciones de abstenerse de agravar la disputa con Filipinas con la construcción de islas artificiales en las islas Spratly, y que en particular en la zona de Mischief Reef ha causado “un daño irreparable al ecosistema coral”.

Fuente: ElConfidencial.com