Del Bosque defiende a Casillas de los ataques del 'lado oscuro' del Bernabéu

22.12.2015 – 05:00 H. ‘Ganar y Perder. La fortaleza emocional’. Este es el título del libro de Vicente del Bosque que fue presentado por el ...

22.12.201505:00 H.

‘Ganar y Perder. La fortaleza emocional’. Este es el título del libro de Vicente del Bosque que fue presentado por el propio seleccionador español en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. De los quince capítulos en los que está dividido este texto escrito por el periodista Vicente García y editado por Plataforma Editorial destaca uno dedicado a Iker Casillas con el subtítulo ‘Perder en la victoria’. “Fue un caso puñetero. Es un chico que lo ha ganado todo, desde el trofeo más humilde siendo un niño hasta un Mundial, una Eurocopa, una Liga o una Copa de Europa (…) Él y otros compañeros de quinta que han acabado en la absoluta han vivido algo muy parecido. Ellos han roto con el fatalismo de no ganar (…) Con ellos se han ganado tres grandes torneos que han cambiado la historia de nuestro balompié. Y Casillas ha levantado los tres como capitán”. 

“Aprendieron la técnica de @CasillasWorld: nos unimos en holgazanería contra el entrenador y lo echamos! #topo”. Aunque lleva meses fuera del Real Madrid, Casillas sigue recibiendo mensajes como éste que hace referencia a la destitución de José Mourinho como técnico del Chelsea. Mensajes ante los que Iker no se corta y responde: “DARTH VADER = el entrenador HAN SOLO = yo  CHEWBACCA = escoge tú #ElDespertarDeLaFuerza (Ironía)”. Aunque está sujeto a interpretaciones, todo indica que cuando habla de Darth Vader se refiere al técnico portugués, de ahí que se pueda decir que Del Bosque defiende a Iker del lado oscuro del Bernabéu…   

A Iker le tocó sufrir esa actitud incomprensible desde su propia afición, que acabó con él fuera del equipo de toda su vida

Siguiendo con Casillas y su tenebrosa relación con Mourinho, Del Bosque escribe que “cuando vivía su época dorada y después de lo que ha ganado con la selección y con el Real Madrid, en el tramo final de su carrera, le tocó sufrir esa actitud incomprensible desde su propia afición, que acabó con él fuera del equipo de toda su vida. Fue un caso insospechado. Imposible de creer hace unos años. No se puede explicar racionalmente. En el fondo, cuando le silbaban en el Bernabéu era como meterse con el club, con el Real Madrid (…) Digo todo esto sin intención de interferir en el club, que nadie se sienta dolido o molesto. Es una simple narración de hechos”. 

Unos párrafos más adelante, el seleccionador español escribe sobre Casillas que “ofender a Iker es como ofender a Di Stéfano, Gento, Amancio, Santillana, Pirri, Juanito, Butragueño y Raúl juntos. Con la particularidad que decía que no tenían los nombrados: era un niño cuando llegó al club. No tengo una especial relación personal con Iker. Tengo un trato normal, de muchos años, pero normal. No me mueve a decir esto ninguna obligación de amistad profunda, pero creo que ha sido un buen ganador y un buen perdedor (…)”.   

Del Bosque destaca de Casillas que “como ‘perdedor’ supo comportarse en la peor de las situaciones con su silencio, con su discreción. Creo que obró bien. Pero que un grupo de gente, de su propia afición, desde detrás de su portería, en su estadio, se metiera con él y casi estuviera deseando que fallara y que no le fueran bien las cosas para justificar su actitud, es algo incomprensible (…) No digo que la afición algún día pudiera meterse con Casillas. ¡Claro que se podían meter con él!, como ha ocurrido, como digo, con otros grandes futbolistas que vistieron esa camiseta. Pero un hecho tan continuado en el tiempo (…)”.     

Hay veces que pienso: cuando este chico iba en su coche cada día a Valdebebas, ¿qué pensaría? Tenía que estar absolutamente dolido

Aunque lo mejor es leer el libro, se pueden destacar dos apuntes más del seleccionador sobre su portero y capitán. “Hay veces que pienso: cuando este chico iba en su coche cada día a Valdebebas, ¿qué pensaría? Tenía que estar absolutamente dolido. No digo que su situación hubiera sido prefabricada y que a lo mejor él incluso hiciera alguna cosa mal, pero creo que a los hijos, y él es un hijo del Real Madrid, se les debe perdonar cualquier cosa (…) Nosotros, dentro de nuestra posición, lo hemos apoyado en lo que hemos podido. Pero, ojo, lo hemos hecho porque cuando fue suplente en el Real Madrid y lo convocábamos con la Selección jugaba dos competiciones: Copa y Champions (…) Ahí nosotros aguantamos el tipo”.  

Casillas entrega la Copa del Mundo al Rey Juan Carlos en presencia de Del Bosque. (EFE)Casillas entrega la Copa del Mundo al Rey Juan Carlos en presencia de Del Bosque. (EFE)

A vueltas con su jubilación

Aunque en el último capítulo hace referencia a su jubilación, Del Boque dijo en la presentación de ‘Ganar y Perder’ que este libro “no es una despedida” y aseguró que hablaba en condicional y debe ponerse “en manos de la Federación Española de Fútbol para tomar una decisión final”. “Cuando hable con el presidente lo solucionaremos todo. Las cosas no se deben hacer por si se gana o si se pierde. Quedan seis meses para que se celebre el Europeo, soy un hombre de la Federación y antes que nada tengo que ponerme en manos de ellos para tomar la decisión final”, señaló.

Preguntado sobre sus sensaciones actuales y las palabras del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, quien ha expresado su deseo de convencerle para que continúe en el cargo, Del Bosque dijo sentirse “bastante nervioso y con un gran sentido de la responsabilidad”. “Se lo agradezco mucho, pero es la Federación con la que tengo una vinculación por muchos motivos. Mi mujer me dice que lo que yo decida estará bien hecho”, dijo en tono de broma tras relatar que el texto es un resumen de los últimos ocho años y que se acerca un poco a su forma de ser, que definió como “sosa”.

¿Piqué? El conflicto viene del pasado, no ha cicatrizado y para nosotros lo importante es que no perjudique a la buena convivencia de la selección

Del Bosque desveló que el título del libro procede de una conversación con el expresidente del Gobierno Felipe González, en la que hablaron de “fortaleza emocional”. “Es cierto que ni te deprimes cuando pierdes, ni estás tan exultante cuando ganas e intentamos buscar ese equilibrio”, dijo. “No entiendo a un entrenador muy alterado porque el que está muy alterado y tiene que tomar decisiones es muy difícil. Saber perder es difícil, pero tanto o más es el saber ganar. Ningún deportista gana siempre. La palabra clave es deportividad para ganar y para perder”, añadió.

El seleccionador también volvió a responder a una pregunta sobre la influencia que pueden tener en el ambiente de la selección algunos comentarios del defensa del Barcelona Gerard Piqué referidos al Real Madrid. “Es un asunto que no nos pilla de fuera. Este conflicto viene del pasado, no ha cicatrizado y para nosotros lo importante es que no perjudique a la buena convivencia de la Selección. No le encuentro de momento ningún problema para nosotros. Veo preguntas a Sergio Ramos, que en las últimas fechas ha reaccionado muy bien”, sentenció.

Fuente: ElConfidencial – Deportes