Del “juega Casillas” a la imaginaria peineta del perseguido Piqué

22.06.2016 – 05:00 H. La ‘noticia’ saltó a los pocos minutos de que Del Bosque diera a conocer a sus jugadores el once que iba a enfrentarse a ...

22.06.201605:00 H.

La ‘noticia’ saltó a los pocos minutos de que Del Bosque diera a conocer a sus jugadores el once que iba a enfrentarse a Croacia en el tercer partido de España en la Eurocopa: Casillas volvía a ser titular en detrimento del ‘incómodo’ De Gea. Sin embargo, esta vez la filtración no era verdad y el patinazo fue mayúsculo. Sabido es que los topos son ciegos, pero, salvo que ahora también sean sordos y alguien no escuchara bien cuando el seleccionador dio el equipo, el error fue inexplicable y no le hizo ningún favor -una vez más- a Iker. Como tampoco se lo hizo Pedro a su equipo con una rajada que, visto lo visto, pudo hacer más daño de lo que parece.

[España elige el camino más difícil]

Del Bosque engañó a todos -quizás hasta a sí mismo tras escuchar las quejas de Pedro- y, lejos de hacer rotaciones, repitió once por tercera vez consecutiva, algo que, por cierto, sólo hizo en el Mundial de Sudáfrica y no le fue del todo mal, aunque entonces perdió el primer partido y no el tercero como sucedió este aciago martes. El comentario es ventajista, pero se puede decir que al seleccionador español todo le salió al revés en Burdeos.Y eso que el partido se le puso de cara con el gol de Morata a los siete minutos, aunque luego todo se fue torcierndo y acabó, no mal, sino peor, con una cantada que obliga a la Roja a jugar, no una, sino hasta cuatro finales para ganar su cuarta Eurocopa, la tercera consecutiva.  

Es posible que la ‘noticia’ de la titularidad de Casillas, o, lo que es lo mismo, de la suplencia de De Gea, habría agradado a más de uno. Por ejemplo, a quienes siguen pensando que ‘la leyenda’ debería seguir jugando y ven en David un enemigo. Pero también a quienes a raíz de ser salpicado por el turbio ‘caso Torbe’ confiesan sentirse “incómodos” viendo con España al portero del Manchester United e, incluso, lo hacen extensible a “toda la sociedad”. Superioridad moral, le llaman. “Son los jueces los que tienen que actuar caiga quien caiga”, comentó Pablo Iglesias en los micrófonos de la Ser al ser preguntado al respecto. “Estaría bien esperar a que ellos determinen las responsabilidades, pero comparto con el secretario general del PSOE cierta incomodidad que está viviendo el conjunto de nuestra sociedad”, añadió el líder de Podemos, que no quiso ser menos que Pedro Sánchez.

El banquillo de la selección española, antes del partido contra Croacia. (EFE)El banquillo de la selección española, antes del partido contra Croacia. (EFE)

Claro que el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Iñigo Méndez de Vigo, se fue al otro extremo y horas antes del partido contra Croacia dijo que no le incomodaba “para nada” ver a De Gea jugar con la Selección, ya que “creo en la presunción de inocencia sin adjetivos de ningún tipo”. Lo cierto es que el guardameta español no tuvo su mejor noche. Cometió un error que a punto estuvo estuvo de costarle un gol y dio la sensación de que pudo hacer más en el 2-1. Eso sí, resulta llamativo como algunos no dudaron el poner el foco sobre él, lo cual no hace sino confirmar algunas sospechas.

Piqué, otra vez en el punto de mira

Sin embargo, la polémica del partido estuvo, cómo no, durante el himno de España. Justo cuando el barrido de televisión enfocaba a Piqué, el catalán movió los dedos de la mano que tenía sobre el hombro derecho de De Gea para, según fue intepretado por muchos aficionados, hacer una peineta a la cámara, aunque hay quien fue más lejos y lo vio como una ofensa al himno. ¿Que lo parece? Sí, pero lo importante es la intencionalidad, no lo que parezca o deje de parecer. “Debéis de estar aburridos, hacéis de eso una noticia que parece la rehostia, pero no lo es”, dijo el central del Barça el lunes sobre las declaraciones de Pedro, quien escuchó algunos pitos de los aficionados españoles que viajaron a Burdeos.

La presunta peineta de Piqué durante el himno de EspañaLa presunta peineta de Piqué durante el himno de España

“Me estoy crujiendo los dedos durante el himno. Dejemos de buscar polémicas donde no las hay e intentemos ganar la Eurocopa todos juntos”, escribió Piqué en su cuenta de Twitter apenas una hora después de acabar el partido. “Jamás le faltaría el respeto al himno”, dijo después en zona mixta, donde insistió en que era “una polémica estúpida. Si estoy aquí es porque me apetece y me siento orgulloso de estar en esta familia. En la vida he faltado al respeto a este país y a esta selección“, sentenció el catalán, quien paradójicamente tuvo que hacer un llamamiento a la unidad: “Aunque tenemos un camino más duro, hay que confiar en nosotros, la afición debe hacerlo. Este equipo juega bien al fútbol y debemos ir todos a una. Este país en muchas ocasiones se divide mucho, pero debemos juntarnos, estar unidos. Estamos ante una oportunidad única de ganar de nuevo un título”. 

[Pedro Sánchez y su ‘cantada’ con De Gea]

No sé si es aburrimiento o directamente una persecución de quienes no le pasan ni una, pero lo que está claro es que a Gerard Piqué se le mira con lupa todo lo que hace, por más que su compromiso sobre el campo, goles incluidos, y gestos como vestir a su hijo Milan con la camiseta de España demuestren todo lo contrario. Resulta curioso que su discurso coincidiera con un tuit de Mariano Rajoy, el presiente del Gobierno de España, que escribió: “En los momentos difíciles es cuando más nos tenemos que unir. La @SeFutbol tiene equipo para superar este reto, #VamosEspaña MR”.

Aunque ante Croacia parece claro que fue la relajación o el exceso de confianza lo que precipitó al equipo de Del Bosque hacia una derrota con la que nadie contaba y que le condena a la parte más complicada del cuadro, es evidente que el principal enemigo de la Roja está en casa. Seguro que a Italia, Alemania y Francia no les hará gracia tener que cruzarse con España, aunque los acomplejados de siempre ya se darán por eleminados y preferirán rasgarse las vestiduras mientras se distraen con rajadas nada casuales y cuyo origen desvelaremos, incomodidades que sólo buscan votos, filtraciones ridículas y hasta peinetas imaginarias. Todo menos fútbol, precisamente lo mejor que tiene la Selección española y lo único que le puede llevar a ganar otra Eurocopa.

Fuente: ElConfidencial – Deportes