Denis Suárez, el pollo que pasó por La Masia, es un gallo que le exige su sitio al Barça

11.06.2016 – 11:48 H. Denis Suárez (Salceda de Cacelas, 1994) está llamado a ser uno de los referentes del fútbol español en las próximas temporadas. El ...

11.06.201611:48 H.

Denis Suárez (Salceda de Cacelas, 1994) está llamado a ser uno de los referentes del fútbol español en las próximas temporadas. El Barcelona lo tiene atado, Y pese a todo tendrá que sudarlo. Después de mostrar su talento en el Sevilla, Denis quiso más y atendió la llamada del Villarreal, equipo con el que dio el do de pecho. A partir del 1 de julio, todas las flechas indican la dirección del Barça. Pero atentos, Denis no es aquel chico con gesto asustadizo que dejó La Masia hace dos veranos, sino un internacional que mira muy arriba y no anda dispuesto a conformarse con jugar los minutos de basura que le regale Luis Enrique.

Mientras que Joseba Díaz, el agente del gallego, peleó y consiguió con el Barça unas cifras dignas de jugador consagrado, Denis Suárez relaja músculos, se prepara para la temporada definitiva, como suele decir a sus íntimos, y quiere más. Ya es internacional absoluto (debutó hace dos semanas contra Bosnia y Herzegovina), se ha curtido en el fútbol de primer nivel y está preparado para mirar a los ojos a los cracks del Barça. Denis y su entorno están convencidos de que estos dos años alejados de Barcelona le han hecho madurar como persona y como jugador, de ahí que pida al club azulgrana lo valore no solo por su talento, también por sus méritos.

[El Barça ‘toca’ a Laporte y Bellerín (entre otros) a espaldas de Athletic y Arsenal]

El Barça, que anda con apreturas económicas y acumula por todas partes euros para ampliar a Messi y Neymar sus respectivos contratos, estiró los brazos y apretó la mandíbula para satisfacer las pretensiones de Denis. Lo consiguieron este miércoles: cuatro temporadas para Denis Suárez y una cláusula de rescisión de 50 millones. La solución del caso, empero, no hace que se brinde con cava de inmediato. Guarden las copas porque pueden venir curvas.  

Una cláusula en el contrato de recompra del futbolista que extendió en la cesión inicial al Sevilla y tiene vigor ahora con el Villarreal, tiene en vilo al club. Si todo transcurre como esperan los ideólogos azulgrana, a partir del día 1 de julio y hasta el 15 del mismo mes, el Barcelona se hará con los derechos federativos de Denis Suárez abonando 3.250.000 euros, una cantidad que los dirigentes de la entidad culé califican de auténtico chollo de mercado. Pero podrían romperse los platos de la vajilla si antes del uno de julio aparece un club de la Premier League ofertando el valor real de mercado de Denis (más de 15 millones) y un sueldo conforme a la categoría del futbolista. Si fuera así, el Barça tendría que usar su derecho a tanteo e igualar la oferta. Denis Suárez aterrizaría en Barcelona a precio de estrella. El agente del futbolista no dice nada, pero tiene en su libreta los nombres de tres clubes de la Premier interesados en la situación del jugador.

Denis, que hace un año, cuando militaba en las filas del Sevilla, se plantó ante Emery y, mirándole a los ojos del técnico vasco, le preguntó si iba a seguir disponiendo de pocos minutos con los nervionenses. Ante la respuesta ambigua del entrenador, Denis Suárez no se inmutó, sino que activó la operación salida con destino a Villarreal, cuyo entrenador, Marcelino Toral, sí le garantizaba los minutos necesarios para su crecimiento. El Sevilla, con 63, ha sido el equipo que más partidos ha disputado en Europa y durante muchas fases del curso se ha acordado con pesar de las excelentes maneras de Denis, un ave imperial que voló al Levante a recoger más gloria y se echó en falta en el coliseo nervionense.

GRA395. SEVILLA, 11/12/2014.- El centrocampista del Sevilla FC Denis Suárez celebra el gol que acaba de marcar, el primero de su equipo frente al HNK Rijeka, durante el partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Europa grupo G, disputado hoy en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. EFE/Jose Manuel VidalGRA395. SEVILLA, 11/12/2014.- El centrocampista del Sevilla FC Denis Suárez celebra el gol que acaba de marcar, el primero de su equipo frente al HNK Rijeka, durante el partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Europa grupo G, disputado hoy en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. EFE/Jose Manuel Vidal

Denis Suárez, cuya autoestima creció sobremanera, no se siente inferior a nadie y esa es también una de sus propuestas. El gallego sueña con volverse a poner la camiseta del Barça, tras pasar una temporada en el filial, pero quiere ser protagonista y tener voz en la constelación de estrellas de azulgrana. Denis anhela ser de la partida. Robert Fernández, el director deportivo, ya ha hablado del gran interés que ha puesto Lucho en la repatriación de Denis, pero este quiere argumentos de peso, y el hecho de encontrarse las negociaciones para formalizar su contrato en un punto de fricción ayuda poco a ilusionarse. Denis Suárez no quiere que con él se repita un nuevo caso Arda Turan, el fichaje estrella del Barça, que no pudo debutar hasta enero y luego tuvo muchas dificultades para mantener su estatus en la segunda unidad.

Denis ahora es cola de ratón, pero ruge. Ya no es aquel pollo que aterrizó en Sevilla con ojos de plato, ahora es todo un gallo que quiere pelea. Y en el Barça pide su sitio.

Fuente: ElConfidencial – Deportes