Deserciones en el Partido Republicano por Trump: pesos pesados votarán a Clinton

04.08.2016 – 12:50 H. – Actualizado: 1 H. Pánico entre los líderes republicanos, que exigen al candidato Donald Trump un cambio de estrategia radical ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

04.08.201612:50 H. – Actualizado: 1 H.

Pánico entre los líderes republicanos, que exigen al candidato Donald Trump un cambio de estrategia radical tras unos días desastrosos para la campaña en pos de la presidencia de EEUU. Un pánico que ya está provocando las primeras deserciones de calado, como la de Richard Hanna, el primer congresista republicano que pide el voto para Hillary Clinton, o la multimillonaria Meg Whitman, directora ejecutiva de Hewlett Packard y una de las principales donantes de la formación, quien también votará por la candidata demócrata. “No puedo mirar a mis hijos a los ojos y decirles que voté a Trump“, ha declarado a la CNN.

Figuras destacadas del partido califican al magnate de “autodestructivo” por su comportamiento errático, su negativa a respaldar a dos pesos pesados de la formación como el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan (el futuro del partido para muchos, que afronta elecciones primarias en Wisconsin para renovar su escaño) y John McCain, y el enfrentamiento con los padres musulmanes de un soldados estadounidense caído en Irak. La frustración es tal que incluso han llegado a plantear si todavía es posible mantener a Trump como candidato sin que esto provoque una fuga de donantes y consecuencias desastrosas para la formación.

Algunos van todavía más lejos. La cadena ‘ABC’ afirma que altos funcionarios del partido están explorando incluso cómo reemplazar a Trump si éste renuncia a la candidatura presidencial, un proceso contemplado en las reglas del RNC y que estaría en manos de los 168 miembros de ese comité. No obstante, no existe ningún mecanismo para forzar al candidato a renunciar a la nominación y hasta ahora Trump no ha dado ninguna señal de estar pensando en abandonar la carrera por la Casa Blanca.

Según fuentes cercanas a la formación citadas por el diario ‘Washington Post’, el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, es víctima de una “profunda frustración” por el comportamiento de Trump durante la semana pasada. “Se le han acabado las excusas para justificar el comportamiento del nominado ante los donantes y los líderes del partido“. Asimismo, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich son algunos de los que están tratando de persuadir a Trump para que “reinicie” su campaña.

Mientras, la fórmula demócrata formada por la candidata a la presidencia, Clinton, y su candidato a vicepresidente, Tim Kaine, supera en 10 puntos a la que conforman sus homólogos republicanos, Trump y Mike Pence (49%-39%), según el último sondeo elaborado por la cadena Fox de cara a las elecciones del próximo 8 de noviembre. Otra encuesta, de la NBC, otorga a Clinton una ventaja de ocho puntos mientras que un sondeo de la CNN aumenta la distancia entre ambos candidatos a nueve puntos.

Simpatizantes de Trump durante un acto de campaña del candidato en Jacksonville, Florida (Reuters).Simpatizantes de Trump durante un acto de campaña del candidato en Jacksonville, Florida (Reuters).

Más deserciones

“Una enorme amenaza” para el país y para el partido. Así ha definido Vin Weber, lobbista y excongresista republicano por Minnesota, la candidatura del magnate en declaraciones al Financial Times. Tampoco votará por Trump, dado que “el mundo entero está inquieto por este tipo: no sabe qué esperar de él. La inestabilidad en el mundo conduce a malas consecuencias”.  

A Hanna y Whitman -quien en un encuentro con donantes republicanos comparó a Trump con Adolf Hitler y Benito Mussolini- se suman Sally Bradshaw (asesora de Jeb Bush, quien ha dicho que “votar contra el narcisista Trump es la única opción razonable que puede tomar un republicano“), Maria Comella (para quien el ataque del magnate a la familia Khan, musulmanes emigrados a EEUU desde Pakistán y cuyo hijo murió en la guerra de Irak, ha sido la gota que ha colmado el vaso); el ex secretario del Tesoro Hank Paulson (que ha dicho que votará por Clinton “con la esperanza de que pueda unir a los americanos. A mis amigos republicanos: sé que no estoy solo”); Mark Salter o el exsenador Larry Pressler.

Fuente: ElConfidencial.com