Desesperado intento por salir de Siria: los civiles huyen del terror impuesto por el ISIS

Una niña aferrándose a una valla de espino mientras su padre tiende la mano con desesperación hacia el otro lado de la frontera. La imagen que acompaña a ...

Una niña aferrándose a una valla de espino mientras su padre tiende la mano con desesperación hacia el otro lado de la frontera. La imagen que acompaña a este texto es definitoria de la situación que viven miles de civiles en Siria. Algunos países están planteándose su acogida. Entre ellos, Israel, que se prepara para la posibilidad de acoger a refugiados del conflicto armado en Siria, en particular de aldeas drusas vecinas, pese a que se encuentra técnicamente en estado de guerra con el país vecino, informan este miércoles medios locales.

El jefe del Estado Mayor, general Gadi Eisenkot, ha instruido a las fuerzas del Ejército israelí a que mantengan la vigilancia a fin de preservar la seguridad a lo largo de la línea divisoria con Siria, sumida en un conflicto desde hace cuatro años en el que han muerto más de 220.000 personas y que ha generado cerca cuatro millones de refugiados y más de siete de desplazados internos.

En una comparecencia celebrada el pasado martes ante la Comisión Parlamentaria para Asuntos del Exterior y Defensa, Eisenkot manifestó que el Ejército israelí hará todo lo que esté en su mano para impedir masacres de sirios que se refugien cerca de la frontera con Israel. El responsable militar aseguró que en el Ejército existe preocupación sobre la situación en los Altos del Golán, territorio ocupado por Israel en 1967, así como por el conflicto interno en Siria. Eisenkot expresó su temor de que el Ejército israelí tenga que afrontar el flujo de refugiados sirios en la frontera común.

Gadi Eisenkot, jefe del Estado Mayor de Israel (EFE)Gadi Eisenkot, jefe del Estado Mayor de Israel (EFE)

Las Fuerzas Armadas israelíes cerraron ayer la parte noreste de los Altos del Golán, que declaró “zona militar cerrada” por unas horas, tras las manifestaciones de drusos que viven en el lado israelí preocupados por la suerte que corren sus correligionarios al otro lado de la línea divisoria. Una fuente militar citada por la radio pública israelí señaló que Israel ya analizó desde el inicio de los combates en Siria en 2011 la posibilidad de acoger refugiados en áreas próximas a la zona fronteriza. La fuente añadió que su país prestará ayuda a los refugiados en estas áreas y garantizará la seguridad en la zona sin entrar en el territorio sirio. Con todo, precisó que Israel no tiene intenciones de cobijar a largo plazo a los posibles refugiados ante el riesgo de masacres en su país.

Miles de personas se concentraron el sábado en aldeas drusas bajo control israelí en manifestaciones en las que llamaron a Israel y a la comunidad internacional a tomar medidas concretas para ayudar a la comunidad drusa siria, bajo amenaza de sufrir los embates de militantes del autodenominado Estado Islámico, grupos afiliados a Al Qaeda y otros rebeldes en la guerra civil que vive Siria desde 2011.

Hasta la fecha la política israelí ha sido la de mantenerse al margen de la guerra en Siria, a fin de que no se interprete como una injerencia o el país se vea involucrado en un conflicto del que no forma parte. Por otra parte, médicos del Ejército israelí han tratado en un hospital de campaña a centenares de heridos procedentes del país vecino, algunos de los cuales fueron trasladados a hospitales del norte del país durante los últimos cuatro años. Israel es el único país vecino de Siria que hasta la fecha no se ha visto afectado por el flujo masivo de refugiados procedentes de ese conflicto. 

Fuente: ElConfidencial.com