Di María será el pilar del PSG de un Emery que confía en resucitar a Jesé

16.08.2016 – 05:00 H. Ha pasado poco más de un mes desde que Unai Emery tomó las riendas del PSG, pero el técnico de Hondarribia empieza ya a dibujar las ...

16.08.201605:00 H.

Ha pasado poco más de un mes desde que Unai Emery tomó las riendas del PSG, pero el técnico de Hondarribia empieza ya a dibujar las líneas maestras de lo que ha de ser su hoja de ruta en esta nueva y apasionante aventura en la que se ha embarcado junto a su grupo de trabajo de confianza. La puesta de largo del nuevo proyecto no ha podido ser más positiva, con un triunfo solvente sobre el Olympique de Lyon en el Trofeo de Campeones (Supercopa de Francia) y una trabajosa victoria ante el Bastia (0-1) en la jornada inaugural de la Ligue 1, partidos que han servido al hombre que devolvió la gloria al Sevilla en el último trienio para calibrar el potencial de una plantilla con grandes nombres, pero también con futbolistas menores que podrían acabar jugando un papel importante en el transcurso del ejercicio recién estrenado.

Jesús Garrido

El canario deja el club después de nueve años en los que enamoró a todos los entrenadores de la cantera blanca y del primer equipo, hasta que una lesión le rompió una trayectoria de estrella

Si algo tiene claro Unai es la importancia de la gestión de los minutos en un plantel que rebosa calidad, y también personalidad, por los cuatro costados. Mucha estrella anda suelta por el vestuario del Parque de los Príncipes, sobre todo de medio campo en adelante, y sólo once plazas a cubrir en cada partido. En cualquier caso, el preparador guipuzcoano está encantado de la vida con el grado de implicación de sus nuevos pupilos en las sesiones de trabajo. Gente como Verratti, Cavani, Di María o Matuidi son auténticos ‘machacas’ que disfrutan cada minuto en los entrenamientos y no pierden ojo a las indicaciones y consignas que reciben de un Emery obsesionado con la presión constante sobre el rival cuando su equipo haya perdido la posesión del esférico. El equipo está asimilando a pasos agigantados su forma de entender el fútbol y también su idea de usar sistemas diferentes en función de los mimbres que ponga en liza y, por supuesto, del enemigo que tenga enfrente. Por lo visto hasta la fecha, la propuesta táctica del PSG oscilará entre el 1-4-2-3-1 habitual en los conjuntos dirigidos por Unai, y el 1-4-3-3 utilizado por Blanc y Ancelotti en las campañas precedentes.

Jese Rodríguez es una firme apuesta del PSG (Reuters)Jese Rodríguez es una firme apuesta del PSG (Reuters)

Cuestión de implicación

En ambos casos, la idea del entrenador hispano es otorgar protagonismo a sus dos máximas figuras: Ángel Di María y Edinson Cavani. El argentino está llamado a ser el hombre que tape el vacío dejado por Ibrahimovic. Sus 122 goles en poco más de 100 partidos con la elástica del cuadro ‘parisién’ y, por encima de todo, la enorme ascendencia que tenía el atacante sueco dentro del grupo representan un desafío capital para ‘El Fideo’, aunque Emery está convencido de que tiene capacidad de sobra para asumirlo y salir airoso del envite. En la consecución del primer título de la temporada, ante el Lyon, Di María demostró con claridad meridiana que, estando al 100%, es un futbolista inabordable. Para lograr esa implicación del exmadridista en el nuevo proyecto serán necesarios muchos mimos y tenerle motivado de manera permanente. De momento, la cosa marcha viento en popa. 

El Confidencial

El Real Madrid presentó a Álvaro Morata como un galáctico más. A falta de un fichaje sonado y estelar, el club le demuestra al canterano que le valora como un grande

Algo parecido sucede con Cavani. El objetivo del entrenador vasco desde el primer día ha sido recuperar el hambre competitivo de un goleador que no pudo ejercer como tal desde que llegó a París por culpa de Ibra. Con el sueco ya lejos del Parque de los Príncipes, Emery no ha dudado en dar galones al uruguayo, haciéndole ver que el ‘9’ será suyo si responde con otro carrusel de goles como el que le hizo célebre en la Serie A. Tanto es así que el preparador español no ha querido reforzar esa posición específica y ha apostado por un Ben Arfa que, aunque esté ocupando el lugar del charrúa mientras se repone de sus problemas físicos, es en realidad un mediapunta versátil que hará las veces de comodín en los puestos de vanguardia.    

Unai Emery durante un entrenamiento del PSG (Reuters)Unai Emery durante un entrenamiento del PSG (Reuters)

Un gran reto por delante

Todo lo contrario a lo que busca en el ex del Niza sucede con Jesé. El extremo canario, a la sazón una debilidad de Unai desde que explorara en las filas del Castilla, ha llegado al campeón francés con una misión muy concreta: dar amplitud y desborde al equipo por un costado izquierdo ya de por sí es potentísimo con el lateral Kurzawa y Di María. Claro está que el canterano merengue tendrá que sacar a pasear todo su arsenal futbolístico, oculto desde que el bosnio Kolasinac se cruzara en su camino hace un par de años, para ganarse la confianza de su nuevo míster y un sitio en el once. No va a resultar en absoluto sencillo, pero Emery está convencido de que Jesé tiene capacidad para superar el reto que le ha puesto con la motivación y el cariño adecuados, amén del compromiso del canario para hacer nuevamente del fútbol su vida, evitando cualquier tipo de distracción. En este sentido, el cambio de país y de ciudad, espera su técnico, sea una ayuda añadida para que el recién llegado ponga toda la carne en el asador y dé al fin la razón a todos aquellos que en Valdebebas le veían no hace demasiado como el sucesor natural de Cristiano Ronaldo.  

La ausencia de algunos pesos pesados por lesión en estos lances iniciales de temporada (léase Cavani, Verratti o Thiago Silva) ha propiciado la entrada en escena de algunos jóvenes talentos marca de la casa que han seducido (y mucho) al cuerpo técnico español del campeón galo. Empezando por Presnel Kimpembe, un imponente central zurdo de origen congoleño y 21 años que está respondiendo a las mil maravillas como pareja de baile del siempre discutido David Luiz. El extremo izquierdo Nanitamo Icone, Christopher Nkunku y el exquisito volante central Lorenzo Callegari, los tres con 18 primaveras, han demostrado a su nuevo ‘jefe’ a lo largo de la pretemporada que están listos para arrimar el hombro en cuanto Unai se lo pida. Otro JASP más conocido, Adrien Rabiot, le tiene ya en el bote. El hondarribiarra se ha quedado prendado con la ingente calidad del campeón del mundo sub 20 en 2013, que a buen seguro va a disfrutar de muchos minutos en una larga campaña cuya meta no es otra que la de seguir con vida, allá por el mes de mayo, en la Liga de Campeones.

Fuente: ElConfidencial – Deportes