'Disfrazan' como Pepsi 48.000 latas de Heineken para pasar alcohol a Arabia Saudí

13.11.2015 – 10:00 H. Los funcionarios de Aduanas están acostumbrados a encontrar los más insólitos artículos en las maletas de los viajeros, además de ser ...

13.11.201510:00 H.

Los funcionarios de Aduanas están acostumbrados a encontrar los más insólitos artículos en las maletas de los viajeros, además de ser un acontecimientos frecuente el hecho de intervenir equipajes con droga oculta. Sin embargo, lo que descubrieron en Arabia Saudí el pasado miércoles les llamó especialmente la atención: lo que a simple vista parecía un cargamento de refresco ocultaba en realidad miles de cervezas.

Nada menos que 48.000 latas de Heineken viajaban disfrazadas con una pegatina de Pepsi para poder ser introducidas en un país que no permite el consumo de alcohol. Uno de los agentes de Aduanas que intervino en el proceso de detención de los contrabandistas, Al Batha Abdulrahman, informó a la cadena ‘Al Arabiya’ de que los delincuentes cada vez utilizan sistemas más sofisticados para conseguir meter mercancías prohibidas en Arabia Saudí.

“Detuvimos un camión que, en principio, parecía transportar latas de Pepsi, pero después del proceso normal de revisión de los productos se hizo evidente que detrás de las pegatinas había cerveza”, aseguró Abdulrahman. Sin embargo, el agente tranquilizó a los ciudadanos –preocupados por el hecho de que pueda introducirse alcohol en sus fronteras a pesar de ser uno de los países con menor tasa de consumo de alcohol per cápita (0,2 litros)– afirmando que los funcionarios de Aduanas “están siempre listos y alerta para las capturas”.

Según ‘The Washington Post’, a pesar de que en Arabia Saudí no está permitido el consumo de bebidas alcohólicas es frecuente encontrar productos de este tipo que se ‘cuelan’ en el país de manera ilegal. De hecho, hace un par de meses un hombre saudí fue capturado en la frontera con Bahréin con 12 botellas de licor cosidas en sus pantalones, un acto que puede ser penado con azotes o incluso prisión. En otra ocasión, nada menos que 19.000 botellas fueron intervenidas en lo que aparentemente era un cargamento de pasta de arroz y tomate.

Fuente: ElConfidencial.com