Dudek: “Casillas dijo que Torres es el jugador más sobrevalorado del fútbol español”

“Cristiano Ronaldo es arrogante, pero en el fondo es un tipo auténtico. Es lo que la gente percibe de él, guste más o menos. En cambio, Messi es ...

“Cristiano Ronaldo es arrogante, pero en el fondo es un tipo auténtico. Es lo que la gente percibe de él, guste más o menos. En cambio, Messi es falso y provocador”. De esta guisa arranca el exguardameta polaco, Jerzy Dudek, su disección de los dos titanes del balompié mundial en su nuevo libro, ‘Una carrera no Real’, en el que, como ya avanzamos, pone sobre el tapete un sinfín de anécdotas y curiosidades que vivió a lo largo de las cuatro campañas que militó en las filas del Real Madrid. El que fuera también cancerbero de Feyenoord y Liverpool no se corta un pelo a la hora de sacar a la luz en esta segunda entrega de su carrera deportiva los secretos y alguna que otra confesión indiscreta acaecidos en la trastienda de la escuadra merengue mientras estuvo vinculado a la entidad del viejo Chamartín. 

Dudek convivió durante un ejercicio con los dos máximos artilleros en la historia del Real Madrid: Raúl y CR7, tiempo más que suficiente para ‘calarlos’. Tanto al madrileño como al portugués les califica de “egocéntricos, sumamente competitivos y ganadores”, y añade que “preferían que el equipo ganara 2-1 con goles suyos, que una victoria por 5-0 con tantos de otros compañeros”. El exmeta polaco retrata ese carácter de ganador impenitente con el que define al último Balón de Oro con una anéctota que aconteció justo después de que el Olympique de Lyon les eliminara en los octavos de la Champions, el primer fiasco gordo que se llevó el lusitano como jugador blanco. “Yo había invitado al entrenamiento en Valdebebas a mi amigo Dariusz Michalczewski (ex campeón del mundo de la Asociación Mundial de Boxeo) para que presenciara el entrenamiento y conociera a CR7, al que admiraba. A la salida, unos niños estaban esperándole también para que les firmara unos autógrafos, pero Cristiano estaba aún caliente por la eliminación con los franceses y se quitó de encima a los chavales de no muy buenas maneras. Yo le pregunté: ¿Por qué te portas así con los niños? Me respondió que vino a Madrid a ganar, no a firmar autógrafos”.

La reacción de CR7 con los chicos no anduvo lejos de derivar un incidente serio, según rememora Dudek, a causa de la indignación que provocó en el citado Michalczewski. “A Dariusz le pareció fatal y quiso encararse con él para recriminárselo, pero le calmé diciéndole que había reaccionado así por lo enfadado que estaba, pero sin maldad alguna, que era algo normal en CR7 cuando no ganaba. Lo llevaba fatal”. En otro pasaje de este relato en primera persona, escrito en colaboración con el periodista Darek Kurowski, Dudek pone en boca de Casillas una de las muchas intimidades del vestuario merengue (y sin duda de las que más darán que hablar) que el polaco ha decidido hacer públicas en su segunda aventura literaria, después del enorme éxito de ventas que fue en su país el libro en el que desgranaba su estancia en el Liverpool, con el que ganó la Copa de Europa a las órdenes del que será próximo inquilino del banquillo del Bernabéu: Rafa Benítez

El comentario del todavía portero titular del Real Madrid se produjo, según explica su ex compañero de fatigas, en enero de 2011 al trascender la noticia de que Fernando Torres había dejado el Liverpool para fichar por el Chelsea, a cambio de 58 millones de euros. “Nos dijeron  que el tema se había hecho finalmente y que se iba al Chelsea. Entonces, Iker comentó: Torres es el jugador más sobrevalorado en la historia del fútbol español”. 

Dudek saluda a Cristiano Ronaldo en un partido con el Real Madrid (Efe)Dudek saluda a Cristiano Ronaldo en un partido con el Real Madrid (Efe)

“El Barça de Guardiola vivía de la provocación”

De quien el ex internacional polaco no guarda un buen recuerdo de su etapa española es de Leo Messi. Dudek lo tilda en sus páginas de ser “falso y un provocador”, al tiempo que ataca sin ambages al equipo que dirigía por entonces Pep Guardiola. Todas sus recriminaciones hacia los azulgrana las argumenta en lo que, según su versión, sucedió entre bambalinas durante aquella interminable saga de superclásicos del primer año de Mourinho en el banquillo blanco, que lograron crispar hasta límites desconocidos la atmósfera del balompié patrio. “A Pepe y a Ramos les decía tales groserías que nadie podría imaginar de un tipo tan callado y bueno en apariencia. Al igual que Messi, el Barça de Guardiola vivía de la provocación”. Y prosigue con su retahíla de reproches. “Eran tan listos provocando que llegaban a la perfección, y eso le dolía muchísimo a Mourinho. Nos decía que les teníamos demasiado respeto, mientras que ellos no tenían ninguno por nosotros. Que lo única que hacían era burlarse todo el tiempo de nosotros. También nos recriminó que, después del 5-0, fuéramos a intercambiar las camisetas con ellos”.

A pesar de no tener apenas participación sobre el césped durante su periplo madridista, Dudek califica como su momento más especial en la ‘Casa Blanca’ “la Liga que ganamos en mi primer año. Vivir aquella experiencia en Las Cibeles, con medio millón de personas recibiéndonos, fue algo increíble. Me sirvió para darme cuenta de lo grande que era realmente el club. Fue una vivencia maravillosa, única, que no olvidaré en el resto de mi vida”. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes