EEUU mata al cabecilla del misterioso Grupo Jorasán en Siria

19.10.2015 – 12:14 H. La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha abatido al militante de mayor rango del llamado Grupo Jorasán, según el ...

19.10.201512:14 H.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha abatido al militante de mayor rango del llamado Grupo Jorasán, según el Pentágono. Abdul Mohsen Abdallah Ibrahim Al Charekh, alias “Sanafi Al Nasr”, un ciudadano saudí al cargo de la tesorería y la logística de la organización, murió el pasado jueves en un bombardeo en el noroeste de Siria. Al Nasr tenía “experiencia en canalizar fondos y combatientes desde la región del Golfo a Irak, y de ahí a los líderes de Al Qaeda, desde Pakistán hasta Siria”, ha afirmado el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

El misterioso Grupo Jorasán es una presunta unidad especial compuesta por veteranos de alto rango de Al Qaeda -como Mohammed Islambouli, el hermano del hombre que asesinó al presidente Anwar El Sadat en 1981-, cuyo objetivo, según Washington, sería atentar contra intereses occidentales, lo que lo convertiría en “una amenaza similar al Estado Islámico”, en palabras de James Clapper, Director Nacional de Inteligencia de EEUU. Se cree que los miembros del Jorasán operan protegidos por el Frente Al Nusra, la rama siria de Al Qaeda, pero a diferencia de este (que está compuesto mayoritariamente por locales, centra sus esfuerzos exclusivamente en Siria y tiene órdenes del propio Ayman Al Zawahiri, actual líder de la organización fundada por Osama Bin Laden, de no atacar objetivos occidentales), su propósito sería continuar con la misión histórica del grupo, “castigando” a EEUU y sus aliados.

La organización apareció en el radar de los servicios de inteligencia norteamericanos en 2012, poco después de la creación del Frente Al Nusra y la plena irrupción de Al Qaeda en la guerra civil siria, y su existencia fue dada a conocer públicamente en septiembre de 2014, después de que la aviación estadounidense bombardease varios objetivos yihadistas en el país, entre ellos al menos un campo de entrenamiento del Grupo Jorasán.

Error “propagandístico”

Pero ya entonces, toda la operación fue criticada como un esfuerzo propagandístico por parte de la CIA, empezando por el propio nombre. “Jorasán no es un nombre organizativo, ni tampoco un acrónimo exótico, sino un antiguo término histórico para el lejano oriente del mundo musulmán”, explicaba el Centro Carnegie para la Paz Internacional. Desde 2007, Al Qaeda utiliza el nombre ‘Jorasán’ para referirse a la región que engloba a parte de Irán, Pakistán y Afganistán, así como algunas regiones de Asia Central. El término ha sido copiado también por el Estado Islámico, que está tratando de crear la Provincia del Jorasán como parte de la distribución territorial del Califato al que aspiran.

A decir verdad, hay indicios de que el Grupo Jorasán sería en realidad la llamada Unidad de los Lobos de Al Nusra, una formación de elite compuesta por militantes ‘senior’ con gran experiencia. La confusión puede deberse a que otros combatientes rebeldes en Siria se referirían a estos extranjeros experimentados como ‘los de Jorasán’, lo que habría llegado fácilmente a oídos de los servicios secretos occidentales.

Sea como fuere, la organización preocupa a las autoridades estadounidenses, que han castigado repetidamente sus instalaciones con bombardeos aéreos. En julio, un dron acabó con la vida de Muhsin Al Fadhli, un kuwaití de 34 años considerado el líder del grupo, y por el que EEUU ofrecía una recompensa de 7 millones de dólares. Tres días antes, la aviación norteamericana había conseguido matar a David Drugeon, un yihadista con ciudadanía francesa que era el principal fabricante de bombas de la organización. Ambos habían sobrevivido a un primer ataque aéreo en Alepo en noviembre del año anterior. Washington asegura ahora que ha matado a “al menos cinco líderes” de Jorasán, lo que ha “debilitado seriamente” las capacidades del grupo.

Fuente: ElConfidencial.com