Egipto, 'business as usual': ENI mantiene su inversión pese al asesinato de Giulio Regeni

09.03.2016 – 05:00 H. La muerte en circunstancias aún desconocidas del joven estudiante italiano, Giulio Regeni, asesinado en El Cairo -mientras ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

09.03.201605:00 H.

La muerte en circunstancias aún desconocidas del joven estudiante italiano, Giulio Regeni, asesinado en El Cairo -mientras investigaba sobre los movimientos sindicales egipcios en el marco de su doctorando en la Universidad de Cambridge-, agitó, pero no llegó a frenar, una inversión estratégica de la cúpula de la principal compañía petrolera de Italia, ENI. Por el contrario, a una petición de Amnistía Internacional (AI), que solicitó la intercesión de ENI por su influencia y contactos regulares con el Gobierno del general Abdulfatah al Sisi, la poderosa empresa italiana respondió con una carta en la que expresó su “confianza” por lo que está haciendo el Ejecutivo egipcio para resolver el crimen del joven. En momentos de una redefinición del tablero geoestratégico en la región, el ‘business’ pudo más.

“El caso del joven investigador Regeni me afectó mucho y ha entristecido a todos aquí en ENI”, se lee en la misiva, firmada por el consejero delegado de la empresa, Claudio Descalzi, fechada el 12 de febrero y de la que El Confidencial ha obtenido una copia. No obstante, el directivo argumenta tajante que “es evidente que nuestra empresa no tiene las credenciales para desempeñar papel alguno en la investigación”. “Por esto -continúa Descalzi, dirigiéndose directamente al director de la sección italiana de AI, Gianni Rufini- me es difícil imaginar ‘la contribución de ENI a la investigación’ de la que usted habla”. Únicamente “a través de contactos informales, hemos podido saber” que las autoridades egipcias “se están esforzando al máximo” para descubrir la verdad, concluye.

A más de una mes de su muerte el pasado 3 de febrero, nadie sabe quién mató a Giulio Regeni. No lo han aclarado ni los investigadores italianos que han viajado al país, ni, mucho menos, los egipcios, los cuales ya han difundido múltiples versiones. No hay pistas concretas, solo muchas sospechas y conjeturas, incluso de complot internacionales. Entre ellas, una de las últimas es que la muerte del joven habría sido un intento de desactivar la relación comercial entre Italia y Egipto, empezando por boicotear los negocios de ENI.

Este yacimiento descubierto por ENI en agosto podría suplir las necesidades internas de Egipto, exportar a Europa e incluso reducir la dependencia energética de RusiaPero esto, al menos de momento, no ha ocurrido. Más bien lo contrario. De hecho, tras meses de negociaciones y encuentros, el pasado 21 de enero, ENI obtuvo finalmente un visto bueno clave por parte del régimen de Al Sisi. En concreto: la autorización definitiva para la explotación del recién descubierto yacimiento de gas de Zohr, según anunció la propia empresa.

Este yacimiento, ubicado en el mar Mediterráneo a 1.463 metros de profundidad frente a las costas de Egipto, encontrado por ENI en el pasado mes de agosto, es visto -por su presunta potencialidad- como más que suficiente para suplir las necesidades internas de Egipto, exportar a Europa e incluso reducir la dependencia energética de Rusia. Todo esto en momentos en que la relación con Moscú no es de las más idílicas, que el precio del petróleo ha dejado en números rojos a varias empresas -entre ellas ENI- y que el conflicto con grupos extremistas en el Sinaí le está complicando a Egipto la venta de gas proveniente de esa zona.

Otro elemento en la ecuación es que, a pesar de que ENI es la mayor petrolera extranjera en África y trabaja con El Cairo desde 1954 -a través de IEOC Production BV-, desde las llamadas ‘primaveras árabes’, tanto Egipto como el resto de la región es territorio de caza de las petroleras de medio mundo, varias de ellas europeas y en competición con ENI. De ahí que la italiana -cuyo 30% pertenece al Estado- haya estado muy alerta estos años. En 2015, invirtió para realizar también prospecciones en la península del Sinaí, el delta del Nilo, el golfo de Suez y el norte de Port Said. Todo ello se suma a la actual extracción de gas en Nooros y de petróleo en el desierto occidental, con ganancias multimillonarias.

Claudio Descalzi, CEO de ENI, durante una cumbre energética celebrada en Houston, EEUU, en abril de 2015. (Reuters)Claudio Descalzi, CEO de ENI, durante una cumbre energética celebrada en Houston, EEUU, en abril de 2015. (Reuters)

Zohr, el superyacimiento

Los números anunciados por ENI dan una idea de la magnitud del nuevo proyecto ganado por los italianos. “El plan de desarrollo de Zohr prevé que la producción empiece antes de finales de 2017”, con el objetivo de alcanzar “un volumen de cerca de 75 millones de metros cúbicos de gas al día [equivalentes a cerca de 500.000 barriles diarios] en 2019”, comentó al anunciar el pacto la compañía, que sospecha que hay otros yacimientos todavía no explorados en la misma zona. “Zohr es el mayor descubrimiento de gas hasta la fecha en Egipto y el mar Mediterráneo, y podría convertirse en uno de los mayores hallazgos de gas natural del mundo”, decía ya en agosto ENI sobre este yacimiento, que tiene una reserva que se estima de 850.000 millones de metros cúbicos de gas, lo suficiente para transformar a Egipto.

Con esta enredada reconfiguración como escenario de fondo, se explica que Descalzi haya tenido en los pasados meses contactos frecuentes con Al Sisi. En particular, los dos se reunieron en noviembre pasado para poner la lupa sobre la presencia de ENI en el país y discutir de un hub en el Mediterráneo oriental que unifique los recursos de Egipto, Israel y Chipre. Igualmente, según comunicaciones públicas de la empresa italiana, también mantuvieron encuentros en septiembre y en agosto.

El homicidio de Regeni fue ‘algo inhumano, algo animal’, clamó el ministro de Interior, Angelino Alfano, después de que el cadáver fuera analizado por expertos italianos. Pero tampoco hubo seguimientoDe ahí la decisión de Amnistía Internacional de lanzar una campaña internacional, titulada ‘Veritá per Giulio Regeni [Verdad para Giulio Regeni]’ y, acto seguido, dirigirse directamente a Descalzi, el consejero delegado de ENI, para pedir ayuda en el caso del joven desaparecido en ocasión del quinto aniversario de la Revolución del 25 de enero de 2011 en Egipto. Petición que, sin embargo, no ha tenido el efecto esperado de involucrar a ENI en la batalla para descubrir qué pasó con Giulio.

Por el contrario, el Gobierno de Matteo Renzi sí ha levantado la voz, manifestando cada vez más señales de impaciencia por el estancamiento de la investigación sobre Regeni, pero tampoco esto ha producido resultados concretos. “No aceptaremos nunca una verdad artificial. No hay ‘realpolitik’ aceptable aquí, no es una opción para Giulio”, dijo Renzi tras que el ministerio de Interior egipcio dijera que el joven podría haber muerto por “motivos personales”. El homicidio de Regeni fue “algo inhumano, algo animal”, clamó por su parte el ministro de Interior, Angelino Alfano, después que el cadáver del joven regresara a Italia y fuera analizado por expertos italianos. Pero tampoco hubo seguimiento.

Un grupo de manifestantes sostiene pancartas en las que se lee 'Verdad para Giulio Regeni', durante una protesta en Roma. (EFE)Un grupo de manifestantes sostiene pancartas en las que se lee ‘Verdad para Giulio Regeni‘, durante una protesta en Roma. (EFE)

Más directos aún, la prensa italiana y distintas ONG acusaron al Gobierno de Al Sisi de estar detrás de la muerte del joven, algo que El Cairo continúa negando rotundamente como ha hecho desde el comiendo. “Algunos medios extranjeros está publicando rumores sin evidencias físicas y difundiendo información falsa de una manera que altera la opinión pública y afecta al desarrollo de la investigación”, afirmaba este domingo el ministro de Interior, Magdy Abdel Ghaffar, a la agencia Mena. No obstante, ya la semana pasada varias fuentes apuntaron con más insistencia a que el joven podría haber caído en manos de la ‘mukhabarat’, la temida y cuestionada policía secreta egipcia, o algún organismo similar relacionado con los nuevos dueños (¿en conflicto?) de los recursos de Egipto.

De lo que parece no haber duda es que el de Giulio fue un suplicio inimaginable. Los últimos detalles conocidos, revelados a la agencia ‘Reuters’ por fuentes cercanas a la investigación, hablan de interrogatorios que duraron al menos siete días antes de su muerte. “Abdel Hamid [director del Departamento de Medicina Forense de El Cairo] dijo que las heridas que tenía el cuerpo se habían producido en diferentes intervalos de entre 10 y 14 horas. Esto significa que quien quiera que sea acusado de asesinarlo le interrogó para conseguir información”, afirmó una fuente a la agencia de noticias. En tanto, la exploración de Zohr ya empezó.

Con todo, si bien ENI es considerada una de las empresas más poderosas e influyentes del país, no es la única compañía italiana en Egiptohay otras 130. Entre ellas, algunas tan conocidas como Edison, Banca Intesa San Paolo -que compró Bank of Alexandria-, Italcementi, Pirelli, Italgen, Danieli Techint y Gruppo Caltagirone. Italia fue el primer país en recibir a Al Sisi tras su toma de poder en julio de 2013 y que Renzi fue el primer mandatario europeo en ir a Egipto en la era del general.

Fuente: ElConfidencial.com