El 0-4 en el Bernabéu fue sin Messi, pero ahora Leo está listo

31.03.2016 – 05:00 H. Leo Messi está listo para disputar su primer Clásico de la temporada. Su primero como titular y en condiciones, porque en el de ida ...

31.03.201605:00 H.

Leo Messi está listo para disputar su primer Clásico de la temporada. Su primero como titular y en condiciones, porque en el de ida en el Santiago Bernabéu el argentino llegó muy justo después de estar dos meses de baja tras la rotura del ligamento colateral interno de su rodilla izquierda. Messi reapareció en Chamartín y fue suplente en un partido que terminó 0-4 y en el que el Madrid fue borrado del campo por el FC Barcelona. Y lo hizo sin Messi, que solo jugó 34 minutos y cuando saltó al césped el marcador ya reflejaba un 0-3. Este sábado, Leo estará a punto. 

Después de jugar y marcar el gol número 50 con su selección ante Bolivia, el argentino tiene previsto entrenarse este jueves por la tarde ya en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí. Mientras el club organiza el homenaje a Johan Cruyff con un mosaico en el que participará todo el estadio y con todos los presidentes en el palco, Messi solo tiene una cosa en la cabeza: jugar. “No tuve problemas físicos y ahora es tiempo de volver a Barcelona para pensar en el Clásico, que será una prueba muy exigente”, declaró tras el encuentro. El Real Madrid tiene motivos para preocuparse teniendo en cuenta que el crack azulgrana está en su mejor momento de la temporada y que los antecedentes tampoco son muy tranquilizadores: A Leo se le dan bien los clásicos.

Messi, suplente en el Bernabéu, celebra un gol del Barça con Iniesta y Sergi Roberto. (Efe)Messi, suplente en el Bernabéu, celebra un gol del Barça con Iniesta y Sergi Roberto. (Efe)

Por la diferencia en la tabla de clasificación el partido del sábado no es trascendente, pero los grandes deportistas tienen la capacidad de competir como virtud principal y Messi es de los que no suele fallar en las fechas señaladas; los enfrentamientos contra el Real Madrid lo son. Llegó al de ida recuperándose de su lesión y no dejó su sello, así que conociéndole lleva ya tiempo con este partido entre ceja y ceja. Será el trigésimo segundo desde que está en el Barça y los números no mienten: ha ganado 15, empatado 7 y perdido 9, marcando nada menos que 21 goles. Encima, tras el tanto ante Bolivia el azulgrana está a un gol de una cifra redonda: 500 goles en su carrera. Se mire por donde se mire, el Clásico está en el punto de mira.

Existía cierta inquietud en Barcelona en la última semana. En parte por el mal estado del terreno de juego Mario Alberto Kempes, de Córdoba, donde se disputó el partido de la albiceleste, tras dos conciertos multitudinarios de los grupos Maná y Iron Maiden, en parte porque en el ADN culé está grabado el temor de que, cuando todo va bien, algo debe torcerse y el mayor miedo era que Messi se hiciera daño. El suspiro de alivio azulgrana no ha podido ser del todo completo porque sí, el crack vuelve en condiciones, pero este miércoles se confirmó que Mathieu se rompió el menisco en el partido entre Francia y Rusia y dice adiós a la temporada. El defensa no está ni mucho menos entre los preferidos por la afición y fue señalado tras el empate en Villarreal, pero para Luis Enrique era una pieza útil, el tercer central después de Piqué y Mascherano y el primer recambio de Jordi Alba en el lateral izquierdo.

Messi, contra Bolivia. (Efe)Messi, contra Bolivia. (Efe)

El tembleque por el virus FIFA se salda con la baja de Mathieu, mientras que Alba, que se torció el tobillo con España frente a Rumanía, podrá jugar sin problemas. Messi, mientras, está en perfecto estado de revista y en cuanto concluyó el encuentro con su selección ya estaba hablando del clásico. Si el temor culé era que se lesionara, el de los madridistas no es otro que recordar que si en el 0-4 Leo no intervino… ¿Qué puede pasar el sábado?

Fuente: ElConfidencial – Deportes