El amor y el odio a la UE recorren las calles de Roma

25.03.2017 – 19:29 H. La Unión Europea (UE) ha demostrado este sábado que, a sus sesenta años, sigue levantando pasiones, aunque sean encontradas. Varias ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

25.03.201719:29 H.

La Unión Europea (UE) ha demostrado este sábado que, a sus sesenta años, sigue levantando pasiones, aunque sean encontradas. Varias manifestaciones distintas se han dado cita en la capital italiana coincidiendo con la Cumbre de Roma con la que los líderes europeos han conmemorado las seis décadas del nacimiento de la Unión. Y si, desde el Palazzo dei Conservatori, los Veintisiete han atendido a las voces que se alzaban desde las calles empedradas, habrán escuchado tantas declaraciones de amor como de guerra.


María Tejero Martín

Llamadas a la unidad y el realismo para relanzar la UE en su sesenta cumpleaños

Las fuertes medidas de seguridad no se lo han puesto fácil a los entusiastas que se han reunido en Roma para mostrar su ilusión por el proyecto comunitario. “Hemos venido a reivindicar con satisfacción el pasado, a reconocer las amenazas y los errores del presente, y a mirar con esperanza al futuro”, ha explicado Javi López, eurodiputado del PSC, a El Confidencial. Los federalistas de la ‘Marcha por Europa’, hermanada con otras protestas organizadas en paralelo en Berlín y Londres en rechazo del Brexit, ha recorrido lugares históricos con ‘The final countdown’ (la cuenta atrás final) del grupo Europe como banda sonora. Entre ellos caminaba una joven con una pancarta con la que recordaba a la diputada laborista Jo Cox, asesinada en junio.

López reivindica una idea que comparten muchos de los jóvenes políglotas que han desplegado banderas azules estrelladas frente al Coliseo: “El destino de Europa está en nuestras manos”.

“Habéis hecho de un sueño, una esclavitud”, afirman los miembros del grupo Patria y Libertad, grupo que cuelga carteles de rechazo a la Unión Europea

En otro punto de la ciudad, una cara conocida, a su pesar, por los líderes europeos encabezaba otra de las manifestaciones: Yanis Varoufakis. El polémico ex ministro griego ha protagonizado, junto a otras figuras de la izquierda crítica europea agrupadas en el movimiento DiEM25, una marcha a favor de la “Democracia en Europa”. “Venimos a Roma a decir que otra Europa es posible, que es necesario un New Deal, un proyecto transnacional que acabe con el tiempo de la austeridad y abra un tiempo de la ciudadanía de la igualdad y los derechos”, explica Asun Merinero a El Confidencial, una Juntera de Podemos en Bizkaia. “Creo que es importante mirar a Europa y unir fuerzas en Europa para enfrentarnos a la Europa de la austeridad”, añade.

Muy distinto era el tono de la protesta organizada por Fratelli d’Italia (Los hermanos de Italia), que reivindicaban que la Unión Europea se convierta en una confederación de Estados, donde estén bien marcados los límites de la soberanía. Piden, incluso, modificar la Constitución italiana para asegurarse de que no se dan pasos hacia una mayor integración que sean contrarios a los intereses italianos. Y piden la salida del país de la moneda única. “El euro es una moneda errónea, destinada a implosionar, queremos la disolución consensuada y controlada de la eurozona”, señala una de las fundadoras de Fratelli d’Italia y antigua ministra de Juventud junto a Silvio Berlusconi, Giorgia Meloni.

Protesta encabezada por Yanis Varoufakis, en Roma. (Reuters)Protesta encabezada por Yanis Varoufakis, en Roma. (Reuters)

En las vías romanas también se pueden ver carteles de rechazo a la Unión Europa. Uno de ellos afirma que en el sesenta aniversario de la firma de los Tratados fundacionales no hay “nada que festejar”. “Habéis hecho de un sueño, una esclavitud”, afirman los miembros del grupo Patria y Libertad. El Polo Soberanista también llamaba a sus afines a unirse a una marcha “contra la Europa” que representan la canciller alemana, Angela Merkel, su homólogo francés, François Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Las estrictas medidas de seguridad han contribuido a que el día transcurriera con tranquilidad, pese a que varios comercios han permanecido cerrados ante el temor a que los manifestantes provocaran disturbios. Algunos de los momentos más tensos se han vivido cuando la Policía ha bloqueado parte de la marcha de simpatizantes de izquierda Eurostop. Pese a que una de las pancartas del grupo rezaba “Partidos, Bancos, Eurócratas, nuestra paciencia se ha acabado”, no ha habido incidentes, según Il Fatto Quotidiano.

Fuente: ElConfidencial.com