El Atlético empieza la búsqueda de un rival digno para un derbi decente

28.02.2016 – 05:00 H. “Lo tomamos con naturalidad la posibilidad de ganar aquí. El fútbol es maravilloso y eso hace que tenga esas situaciones. Es ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

28.02.201605:00 H.

“Lo tomamos con naturalidad la posibilidad de ganar aquí. El fútbol es maravilloso y eso hace que tenga esas situaciones. Es difícil transmitir las sensaciones que tienen mis jugadores al venir a jugar aquí. En ‘Champions’ perdimos y el equipo jugó parecido, está en las formas. Seguimos creciendo en el presente y en el futuro”, dijo Diego Pablo Simeone en la sala de prensa del Santiago Bernabeú. No miente el Cholo cuando dice que siente como algo natural lo de ganar en el campo del máximo enemigo. Quién se lo iba a decir al común aficionado atlético, acostumbrado a dar por perdidos los seis puntos al año que se enfrentaban al Madrid. Era la época, larguísima época en la que veíamos en el fondo sur de Chamartín unos carteles que decían ‘se busca rival digno para derbi decente y ni había alteración porque era la pura realidad.

Y de repente, un día, al Atlético le da por echar a Goyo Manzano y fichar a Simeone y cambiar la historia reciente del club. Un equipo que era un perdedor, un muerto que deambulaba por la Liga, cuando no lo hacía por Segunda, que a base de trabajo, de esfuerzo y de cosas bien hechas, le ha dado la vuelta a esos carteles y ahora podría mostrarlo con orgullo en el fondo ese del que nunca se fue el Frente Atlético, aunque no lo haga de forma oficial.

Pase lo que pase en los partidos en los últimos años, el Real Madrid siempre sigue siendo el favorito en la prensa, en las apuestas y en los bares. Pero las estadísticas desde hace tiempo empiezan a indicar que ese favoritismo no está respaldado. De hecho, desde que Simeone es entrenador del Atlético se han disputado, contando este último, un total de 19 derbis. Pues bien, de esos 19, siete han sido victorias del Madrid, se han producido cinco empates, y el Atlético ha ganado los otros siete. Ponga una X en la quiniela de la historia reciente de los derbis de la capital de España.

Simeone ha cambiado la historia del derbi (EFE).Simeone ha cambiado la historia del derbi (EFE).

Eso sí, ningún colchonero olvidará jamás que la derrota más importante de su historia se produjo contra el Real Madrid, y con el Cholo en el banquillo. Pase lo que pase en los próximos años, todo madridista le podrá recordar a su vecino rojiblanco la final de Lisboa, el cabezazo de Ramos en el minuto 92:48, la posterior goleada en la segunda parte de la prórroga y a Casillas levantando al cielo portugués la Décima Copa de Europa de color blanco. Y por si fuera poco, la temporada pasada, otra vez en la Champions, un gol de Chicharito echó al Atlético y clasificó al Madrid para semifinales. Es decir, las victorias quizá más importantes de esos 19 partidos han sido madridistas.

Pero a pesar de ello, es un hecho que la balanza de los derbis al menos se ha igualado. En ningún caso un colchonero cree que va a ir al Bernabéu a salir escaldado, sino que, como Simeone, como toda la plantilla, acude al templo del adversario con la confianza que dan los resultados obtenidos allí recientemente y la seguridad de que se pueden repetir sin que suponga un cataclismo. Esa conmoción ya se produjo por primera vez en la final de la Copa del Rey de 2013 y, desde ese día, se repite con relativa regularidad. Sin ir más lejos, el Madrid no gana un derbi de Liga desde el que se disputó justo antes de esa final copera. Es decir, Mourinho fue el último entrenador que ganó un derbi liguero al Atlético.

Mismas victorias que en 28 años

Con ese triunfo gracias al gol de Miranda, el Atlético ha ganado cuatro veces en Chamartín, las mismas en algo más de tres años que en los 28 años anteriores. Antes de ganar esa Copa, el Atlético había ganado en casa del Madrid en 1999, con Hasselbaink y Ranieri, en 1991, cuando hacía aguas la Quinta del Buitre, y en 1987 y 1985, con sendos 0-4. Por ahora, eso sí, no ha ganado por más de un gol de diferencia en el Bernabéu, pero visto lo visto en épocas pretéritas relativamente recientes, sumar de tres en tres en la Casa Blanca ya adquiere una relevancia histórica descomunal. Porque quiere decir que el fútbol español ha recuperado el derbi de Madrid. Que ya no es un partido que gana un equipo casi siempre y que el otro se pasa 14 años sin una alegría. Es un partido grande, jugado entre grandes con resultados grandes. Un derbi que ha cambiado de bando, y quién sabe por cuánto tiempo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes