El Atlético paga su relajación y un grosero error de Giménez quedándose sin liderato

30.10.2015 – 22:26 H. El Atlético de Madrid perdió una oportunidad de oro para asaltar el liderato (1-1). El conjunto rojiblanco no supo cerrar un partido ...

30.10.201522:26 H.

El Atlético de Madrid perdió una oportunidad de oro para asaltar el liderato (1-1). El conjunto rojiblanco no supo cerrar un partido que tenía ganado en los primeros 45 minutos y terminó pidiendo la hora ante un Deportivo de la Coruña que mereció más. Un buen gol de Tiago pasada la media hora de partido fue respondido por un tanto de pillo de Lucas Pérez, delantero de moda del fútbol español, que ya suma seis dianas en su cuenta. Como si se tratara de ‘El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde’, el Atlético más bipolar del año ofreció dos caras muy distintas que por poco le costaron la derrota.

Desde los primeros compases de partido, el Atlético de Madrid salió mandando en Riazor. Con las ideas muy claras, el equipo de Simeone buscó los tres puntos desde los primeros minutos, conscientes de que una victoria les permitiría dormir colíderes, empatados con Real Madrid y Barcelona, aunque ambos con un partido menos. Con la línea defensiva muy adelantada, además de Carrasco y Griezmann muy abiertos en las bandas, el equipo rojiblanco dominaba el balón, ante un Deportivo agazapado en su campo en busca de una contra que pudiera hacer daño a su rival con las líneas adelantadas.

Y lo cierto es que los gallegos tuvieron varias buenas ocasiones, todas ellas dirigidas por un Lucas Pérez en estado de gracia, pero que se encontraba demasiado solo, sin ayudas en ataque. Pero estas intentonas no eran suficientes para empujar al Atlético hacia su campo, que seguía pisando terrreno rival de manera continua. La lluvia que arreciaba en Riazor y ponía muy rápido su césped, provocó una intensidad pocas veces vista en este inicio de temporada: tanto era así que, en un córner a favor de los rojiblancos allá por el minuto 20, se pudo ver a varios jugadores tratando de recuperar el aliento.

Tanto iba el cántaro a la fuente, que en el minuto 34 iba a desnivelarse la balanza. Tras una buena jugada rojiblanca, una carambola en el despeje de la defensa blanquiazul acabó con un balón muerto en la frontal, donde apareció Tiago con todo para sacar un preciso tiro a la cepa del palo derecho de Lux para adelantar a su equipo. Y sólo un minuto después, la diferencia pudo ser mayor, si Godín no hubiera estrellado un cabezazo en el área pequeña en el mismo poste y Griezmann, en el rechace, no hubiera disparado contra el muñeco. El Atlético dominaba con claridad.

Cambio de roles tras el descanso

El Deportivo pedía la hora de manera desesperada, en busca de un descanso que le hiciera replantearse los segundos cuarenta y cinco minutos. Y así pareció ser, pues nada más volver al césped, apareció otro Dépor. Se habían cambiado las tornas, con un Atlético que ahora era el que se encargaba de esperar y un conjunto gallego que se lanzaba al ataque. Incrementando el ritmo de manera exponencial, los de Víctor Sánchez del Amo llamaban a la portería de Jan Oblak, primero con un disparo de Fede Cartabia y después una llegada que no conseguía culminar Lucas.

Pero el Dépor ya había sido capaz de cambiar el partido. Si en la primera parte era el Atlético el que mandaba, en el segundo tiempo era el conjunto local el que buscaba con ahínco la meta rojiblanca. Y el jugador más en forma del Dépor, Lucas Pérez, iba a ser el encargado de poner el empate en el marcador. En una jugada en la que parecía que no había peligro, Giménez cometía un error infantil: tras confiarse en exceso, iba a sufrir el robo del delantero rival que, tras entrar en el área y tirar un par de amagos y pisadas de balón más de fútbol sala que otra cosa, lLucas tumbaba a Oblak y marcaba a placer.

El partido entraba en otro escenario bien distinto: el Atlético no había sabido matar cuando tuvo la oportunidad y, ahora, el Deportivo era el gran dominador del encuentro. Tanto, que incluso pudo llevarse el partido sin en el minuto 87 el espectacular disparo de Fayçal Fajr no se hubiera estirado en la escuadra derecha de Oblak. El Atlético perdió una oportunidad de oro para asaltar el liderato… y gracias. Los rojiblancos coquetearon con la derrota por culpa de su excesiva relajación, en un partido que pudieron matar en la primera parte y en el que terminaron pidiendo la hora.

Ficha técnica:

1 – Deportivo de la Coruña: Lux; Laure (Juanfran, min.75), Lopo, Sidnei, Navarro; Celso Borges, Mosquera; Fede Cartabia, Fayçal Fajr, Jonás Gutiérrez (Luis Alberto, min.69); y Lucas Pérez.

1 – Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Tiago (Torres, min.82), Yannick Carrasco (Correa, min.61); Griezmann y Jackson Martínez (Saúl Ñíguez, min.71).

Goles: 0-1, min.34: Tiago. 1-1, min.77: Lucas Pérez.

Árbitro: Pérez Montero, del colegio andaluz. Mostró amarilla a Fayçal Fajr (min.15) y Fede Cartabia (min.90), por parte del Deportivo.

Incidencias: Partido de la décima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Riazor ante 24.608 aficionados.

Fuente: ElConfidencial – Deportes