El Atlético y cómo acostumbrarse a ganar cada tres días y sobrevivir en el intento

17.04.2016 – 05:00 H. “Tenemos una situación clara, necesitamos ganar. Debemos seguir en la misma línea: debemos activar el corazón, las piernas, la ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

17.04.201605:00 H.

“Tenemos una situación clara, necesitamos ganar. Debemos seguir en la misma línea: debemos activar el corazón, las piernas, la cabeza y la misma línea de juego sin cambiar absolutamente nada”. El día a día del Atlético de Madrid hace mucho ya que pasó a adquirir unos niveles de exigencia a la altura de los más grandes clubes europeos. Lo mejor es que se trata de una exigencia que se ha autoimpuesto el propio club a través de su entrenador. Cualquier club habría aceptado que su papel entre los mejores podía ser esporádico, precedido por unas circunstancias concretas que favorecieron ese desarrollo espontáneo del éxito.

En un instante inicial pudo ser así, pero Simeone se dio cuenta de que podía estirarse ‘sine die’. Cuando el Atlético ganó la primera Europa League con Quique Sánchez Flores no se produjo un cambio de dinámica real en el club. Había roto una sequía larguísima sin visitar a Neptuno, que se acostumbró a ver a su vecina engalanada de blanco mientras él, abandonado, añoraba a su equipo. No se varió la mentalidad de equipo pequeño acomplejado por los poderosos y se desaprovechó la oportunidad entonces de levantar cabeza y seguir la senda marcada.

Simeone llegó y lo primero que hizo fue reencontrar esa senda, seguirla y prolongarla en el espacio y el tiempo. Acostumbró a su equipo a competir cada tres días con la necesidad de ganar cada partido. La dinámica en un equipo de alta competición es indispensable. Para ser un grande era fundamental dejar de perder habitualmente y hacer de la victoria una costumbre. Como una vez dijo Axel Torres, en el fútbol perder es lo normal, y a partir de ahí todo lo que pase es bueno. Para el Atleti, perder dejó de ser lo normal, empezó era la excepción.

Simeone ha vuelto a meter al Atleti entre los cuatro mejores equipos de Europa (Reuters / Juan Medina).Simeone ha vuelto a meter al Atleti entre los cuatro mejores equipos de Europa (Reuters / Juan Medina).

Eso se desarrolla desde varios puntos, como son el salvaje trabajo táctico y puramente futbolístico que desplegaron Simeone y Burgos, pero sobre todo se empezó a notar cuando el entrenador argentino se metió en la cabeza de sus jugadores y les convenció de que eran mucho más buenos de lo que ellos mismos creían. La psicología la empleó no sólo con los jugadores, aunque fuera la parte fundamental, claro, sino también con la afición. El ‘Pupas’ debía quedarse en un desafortunado mote de una época negra y oscura del Atlético de Madrid. Los triunfos sucesivos en Europa League, Copa y Liga hicieron que las palabras del Cholo fueran tomadas en la consideración que merecían.

La temporada pasada fue un golpe en parte necesario para recordar que aunque se alcance un magnífico nivel, siempre hay que acordarse de seguir mejorando. Golpe más duro aún fue llegar exhaustos, sin casi tenerse en pie, al partido más importante de la historia reciente del Atlético, la final de Lisboa. Esa fue una lección de la que debieron aprender. Sabían que un día volverían a estar ahí arriba, cerca de otra final, y cuando sucediese, tendrían que llegar en mejores condiciones. La vuelta contra el Barça es la demostración empírica de que este año, el Atleti sí está aguantando a tope tanto en la Champions como en la Liga, la cual sigue y seguirá peleando hasta el final.

Vuelve a jugar otra vez antes que el líder. Lo hace ante el Granada, un rival de la parte baja, que se juega la vida, pero que no debería ser el equipo que más problemas le cree a este Atleti, que está en una dinámica tan positiva. Porque ahora, para el Atlético, ganar es lo normal.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco; Griezmann y Fernando Torres.

Granada: Andrés Fernández; Miguel Lopes, Babin, Ricardo Costa, Biraghi; Krhin, Rubén Pérez; Dux, Rochina, Isaac Cuenca; y Peñaranda.

Árbitro: Prieto Iglesias (C. Navarro).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 18.15, Canal+ Liga.

Fuente: ElConfidencial – Deportes